lunes, 23 de marzo de 2015

Crítica: "Seduciendo a Mr. Bridgerton", de Julia Quinn



Para pasar el rato.

Avon Books paperback printing
July 2002
TOP 10

DATOS GENERALES

Título original: Romancing Mister Bridgerton
Fecha de publicación original en inglés: 2002
Subgénero: histórica – 1824
Puesto en la lista AAR 2013: 10

Parte de una serie: Los Bridgerton #4

Traductora para la edición 11/2005 de Titania: Amelia Brito
  
SINOPSIS (de la contraportada)

Todo el mundo sabe que Colin Bridgerton es el hombre más encantador de Londres

--Papeles de Sociedad de Lady Whistledown, marzo de 1824

Penelope Featherington ha adorado en secreto al hermano de su mejor amiga desde… bueno, parece que desde siempre. Después de pasar media vida mirando a Colin Bridgerton desde lejos, cree que lo sabe todo de él, hasta que tropieza con su secreto más profundo… y se teme que no lo conoce en absoluto.

Colin Bridgerton está cansado de que no vean en él más que un tipo encantador con poco seso, cansado de la infinita monotonía de su vida, y, sobre todo, cansado de la preocupación de todo el mundo con la tristemente célebre cotilla Lady Whistledown, quien no parece capaz de publicar una columna sin mencionarlo a él en el primer párrafo. Pero cuando Colin regresa a Londres de un viaje al extranjero, descubre que nada en su vida volverá a ser igual –¡especialmente Penelope Featherington! La chica que simplemente ha estado siempre… ahí, de repente es la muchacha que domina sus sueños.

Pero cuando descubre que Penelope tiene sus propios secretos, este soltero recalcitrante debe decidir… es ella su mayor amenaza – ¿o su promesa de un final feliz?

CRÍTICA

Como es habitual en Julia Quinn, el título se inspira en otra cosa con la que no tiene nada que ver. Romancing Mister Bridgerton evoca Romancing the Stone, la película que aquí se tituló Tras el corazón verde y En busca de la Esmeralda Perdida en América Latina.

Otro libro más de la saga Bridgerton que gira en torno a los ocho retoños de esta familia. Para que no nos confundamos, les dieron nombres por orden alfabético.

En este libro le toca el turno a la letra C, Colin. Un tipo que es, simplemente, encantador; cuando le agobia no se sabe muy bien qué, le da por viajar al extranjero. Eso sí, a pesar de recorrerse el Mediterráneo, siempre tiene esa nostalgia por la lluviosa Inglaterra… Creo que fue el único momento que me reí en esta novela, recordando a Robert Graves en Deià o a todos esos jubiletas británicos que pueblan nuestras costas y disfrutan de nuestra sanidad pública… Aunque creo que Julia Quinn justo este chiste no pretendía hacerlo.

A sus veintimuchos años, Penelope Featherington ha pasado de Florero a Solterona. Está enamorada de Colin desde hace años, pero podría conformarse con un buen hombre al que pudiera respetar. Sólo que no se ha dado la ocasión.

Colin y Penelope se tratan un poco más que antes, se enamoran –entre bailes, paseos y alguna velada musical- y se casan. Y poco más.

Lo que me resultó más interesante es el personaje de Penélope, una mujer que es más de lo que parece a simple vista. Aunque su máxima pretensión en la vida es casarse y tener hijos, también se siente orgullosa de otras cosas que hace. Es ingeniosa, inteligente, comprensiva y atractiva.

Colin me parece un protagonista más bien soso. No tiene ningún problema real, sino que su problema viene a ser “que no quiere ser recordado sólo como un tipo encantador”. ¿De veras? ¿No se le ocurre nada mejor?

Vamos a ver.

Guía básica para escritores de romántica.

En la vida hay muchos conflictos posibles para hacer un héroe torturado. Están los problemas de salud, físicos o psíquicos (pensemos en héroes inolvidables de Kinsale o Balogh); o los económicos (haber tenido posición y fortuna y perderlas, o ser pobre y luchar por mejorar en la vida, Kleypas); o los políticos/sociales/religiosos…

Pero también puedes hacer que tu protagonista sea simplemente un tipo alegre, sin complicaciones, feliz, satisfecho con su vida. ¡Ah, mi inolvidable Rupert Carsington! O ser del tipo estudioso, atractivo pero inclinado a los logros intelectuales, ser comprensivo, el apoyo constante, y en segundo plano de la protagonista, un héroe beta...

Julia Quinn no plantea problemas reales a sus protagonistas. Para mi gusto es un fallo porque no conecto con este tipo de libros. PERO para ella es un acierto, porque le gusta a todo el resto del mundo. Así que lo tiene que hacer adrede. Crea un mundo idílico donde no puede pasar nada realmente malo y cuyos protagonistas no tienen problemas importantes. Territorio seguro para desconectar, sumergiéndote en un lugar donde todo el mundo será bueno, guapo, gozará de perfecta salud y en las familias todo el mundo se lleva bien.
 
Portada interior
Por eso su humor es tan sencillito, tan de comedia física, puro slapstick. Nada de sarcasmo o retorcimientos. Como una peli adolescente, la chica sencilla y cerebrito se liga al chico popular del instituto. Funciona muy bien, aunque no para mi inclinación personal. Me va más el “sutil humor inglés” o el “humor negro” (negrísimo) tan propio de España.

¿Lo malo? Que eso hace personajes planitos, poco caracterizados. Aquí Penélope sí que tiene un puntazo. Pero por lo general no puede decirse que el resto esté muy perfilado psicológicamente. 

No me gusta nada cuando salen personajes con cierta inclinación por las letras, o los libros o la escritura,... Y luego resulta que no tienen ningún conocimiento particular sobre estos temas. Nada en Colin te recuerda a aquellos nobles ingleses de principios del XIX, con su formación clásica y su Grand Tour.

En conjunto, la novela me pareció… ñoña. No cursi, sino ñoñita.

¿Argumento? Pues muy poquita cosa.

Uno, la relación entre Colin y Penelope parte de uno de los tópicos favoritos de romántica “de amigos a amantes”. No es que le saque todo el jugo a este planteamiento, pero es lo que funciona en la primera mitad de la novela.

Dos, la identidad de Lady Whistledown. Una vez que los amigos ya son amantes y sabemos quién escribe esas columnas de sociedad, el libro decae. El último tercio me costó acabarlo.

¿Ambientación? Escasa. Sin embargo, hay un detalle que me gustó mucho. Una escena tiene lugar en St Bride’s, una iglesia que hay en Londres, en Fleet Street. En sí, no es más que otra de las muchas diseñadas por Christopher Wren tras el gran incendio de Londres. Pero cuenta con la particularidad de ser la parroquia de los periódicos y los escritores. En aquella zona estaban los periódicos, y aunque ahora están desperdigados por todo Londres, sigue considerándose así.

No me extraña que los lectores de All About Romance consideraran que Penelope era la mejor heroína del año. Si a Colin & Penelope los escogieron como mejor pareja creo que es sobre todo por la forma en que se va desarrollando su relación amorosa, pasito a pasito. Lo demás, fueron “menciones honorables” dentro de las categorías de novela más divertida e histórica ambientada en Europa.

La mencionaron en dos miniencuestas, la de las novelas más divertidas y la de novelas románticas históricas ambientadas en el Reino Unido. Apareció en los Top 100 AAR de 2007 (16) y 2010 (12). Y RomanceNovels.Me la pone la 64 entre las mil mejores novelas románticas. O sea, que gusta a la gente bastante más de lo que me gusta a mí.

No sé cómo estará traducida. La leí en inglés.

Valoración personal: para leer, pasar un buen rato y olvidar, 3

Se la recomendaría a: amantes de la Regencia sin pretensiones, y a quien quiera desconectar en un mundo absolutamente seguro donde nunca pasa nada malo.

Otras críticas de la novela:

Como a mucha gente le gusta esta novela, recomiendo leer críticas más entusiastas que las mías. Read a Book le da un 5/5, para Lady Marian es un 9 y luego tenemos El rincón de la novela romántica.

En inglés, RT Book Reviews le da 4 stars y luego está la review de All About Romance.

Come al solito, la ficha en FictionDB.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 09. Julia Quinn – The Viscount Who Loved Me / El vizconde que me amó (2000) 
AAR 16. Julia Quinn – The Duke and I / El duque y yo (2000)   
AAR 44. Julia Quinn – What Happens in London / Secretos en Londres (2009)
AAR 83. Julia Quinn – An Offer from a Gentleman / Te doy mi corazón (2001) 

Ediciones en España:

-       Seduciendo a Mr. Bridgerton (2005) Titania
-       Seduciendo a Mr. Bridgerton (2009) Círculo de Lectores, S.A.
-       Seduciendo a Mr. Bridgerton (2010) Books4pocket
-       Seduciendo a mr. Bridgerton (2011) [Archivo de internet] Ediciones Urano

6 comentarios:

  1. A mí los diálogos "ingeniosos y chispeantes" de la Quinn (que es lo que siempre veo destacado de sus libros en las reseñas) tampoco me van; no obstante, me declaro fan de Anthony Bridgerton y Kate y también de Penelope Featherington. Si este libro me gustó fue precisamente por ser el libro de Penelope; lo demás, efectivamente, vale bien poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, este libro destaca por el personaje de Penelope, no me cabe duda. Es interesante, tiene algo que decir, y sus pensamientos y andanzas merecen la pena. ¿El resto? Meh, por eso para mi es un libro para pasar el rato y olvidarte, no para releer.

      Eliminar
    2. Concuerdo con ustedes dos. Excelente resena, como siempre.

      Eliminar
  2. Ains, yo adoro a Quinn. Desde que conocí a los Biridgerton me declaro fan incondicional de esta autora. Eso si, muy pocas novelas publicadas después le han llegado a la altura. Aunque con la última serie parece estar subiendo el listón de nuevo.
    A lo que iba, que me lío, yo esperaba mucho más de Colin y Penélope. Ella es uno de los personajes más maravillosos de la serie, hasta que llega su libro. No tiene interés y como dices no pasa prácticamente nada. Es el libro al que más ganas tenía de la serie y el que más me decepcionó.
    Luego vino el de Francesca del que no esperaba nada y me encantó!
    Quinn es así :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penelope sí que me gustó mucho como personaje. Colin me parece terriblemente desaprovechado. Podía haber sido el Rupert Carsington de Julia Quinn, un tipo alegre, desenfadado, sin problemas. Es mucho más gracioso antes y después de su libro. Ese empeño de buscarle problemas a alguien que obviamente no tiene ninguno...
      Del libro de Francesca acabo de colgar la reseña. El primer tercio sí que lo disfruté, pero luego... tampoco.
      Dentro de la Regencia light, me quedo siempre con la maestra Loretta Chase.

      Eliminar
  3. Loretta Chase me encanta! Sólo hay un libro que odié a muerte de ella, me resultó tan absurdo y cansino...no recuerdo el nombre se que era algo de construir un tren.
    Pero de resto los que he leído me encantan aunque mi debilidad siempre será Quinn

    ResponderEliminar