miércoles, 29 de noviembre de 2017

Crítica: “Beginnings and Ends”, de Suzanne Brockmann

Relato corto de los Troubleshooters, se coloca cronológicamente entre el 16 y el 17. 
De nuevo, Jules y Robin siendo ellos mismos, adorables.
 

DATOS GENERALES
Título original: “Beginnings and Ends”
Fecha de publicación original en inglés: junio de 2012
Subgénero: contemporánea
Parte de una serie: Troubleshooters #16.1

SINOPSIS (Según Fiction DataBase)
Relato corto, disponibles exclusivamente en digital. Brockmann regresa con dos de sus personajes más apreciados del mundo de los Troubleshooters: Jules Cassidy y su esposo, Robin.
Después de años interpretando al atormentado actor Joe Laughlin en la exitosa serie de televisión Shadowland, la estrella hollywoodiense Robin Chadwick Cassidy está preparado para un cambio. El personaje de Joe encarna los demonios reales del pasado de Robin – su problema con su sexualidad, su batalla contra el alcoholismo – y representando el papel ha pasado factura en su vida personal. El esposo de Robin, el agente del FBI Jules Cassidy, se ha dado cuenta de la tensión y hará lo que haga falta para hacer feliz a Robin. Y lo que Robin tiene en mente transformará para siempre su carrera, su matrimonio y su familia.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No, no entraría entre los mil o dos mil mejores relatos románticos. Lo único que la beneficia es que forma parte de la serie Troubleshooters, que está considerada en el Top 100 de romántica por la encuesta de NPR en 2015.

CRÍTICA

Como en mi lectura de los Troubleshooters intento seguir el orden de cronología interna de las historias, toca hoy hablar de este relato corto.
Es verdaderamente muy cortito, no llega a las cuarenta páginas, y está disponible sólo en digital. Así que tampoco puedo extenderme mucho, porque si no os cuento toda la historia.
Y a mi no me gusta destripar.
Este relato se centra en dos de los personajes más queridos de la serie, el agente Jules y su marido, el actor Robin. Es verdad que a mí me gusta más Jules. De Robin siempre desconfío porque es el tipo de persona a la que nunca creería en la vida real.
La cosa es que este actor cuando estaba en el armario le daba mucho a la bebida. Era un auténtico alcohólico. Así que después de proclamar que era gay, tuvo que superar esa adicción.
Le ofrecieron un papel en una serie de esas que se ve que el guionista se estrujó mucho las meninges: actor gay que está en el armario y es alcohólico.
Pero el estar interpretando a este tipo, este personaje tan “inspirado” en su propia vida, le cansa, le agota, a veces le exige demasiado porque este Robin es del método, a lo que se ve, y construye el personaje de dentro a afuera.
Bueno, y aunque no fuera del método, como le hacen tan clavadito a sus experiencias pasadas, es imposible que no le cause tensiones internas.
Su marido sobrelleva con paciencia que el otro se traiga el personaje a casa. Apoyo total y tal y tal.
Llega un momento en que Robin no quiere seguir soportando más esta historia y decide dar un giro tanto a su carrera profesional como a su vida familiar. Y no sigo más para no destripar todo el argumento.
Como siempre, Jules adorable.
La historia te la cuentan en capitulitos (todo muy breve, claro, la extensión no da más de sí) en que se alternan la historia de Joe Laughlin, el personaje de la serie de ficción, y la personal de Robin. Para mí, ese pasar del plano de la ficción televisiva al de la realidad en carne y hueso es lo más interesante de este cuento.
Lo demás, bueno, estuvo bien ver de nuevo a personajes tan queridos. No me siento particularmente encantada con las opciones que adoptan al final de la historia, pero vamos eso es algo personal y tampoco entro en ello por si alguien quiere leerlo.
Y nada más. Es muy poquita cosa. Está bien, pero tampoco para tirar cohetes.
Oye, que estoy terminando ya esta serie de los Troubleshooters, me doy cuenta. Creo (aunque esto tendré que comprobarlo luego) que solo me quedan otros relatos cortos de mayo de 2013 y la novela larga que salió este verano, Some Kind of Hero. Me encanta cuando veo que me he hecho un propósito (asequible, eso sí) y puedo conseguirlo. Siento que ya es la hora de terminar esta serie.
Me noto cansada respecto a ella. Estos últimos libros se me emborronan en la memoria y no he recuperado el entusiasmo que despertaron los primeros o la historia de Alyssa y Sam.
Ya lo digo, que en cuanto meten niños, es el beso de la muerte de cualquier serie.
Valoración personal: pues bueno, pues vale, 3

Se la recomendaría a: quienes quieran leerse todos los Troubleshooters.

Otras críticas de la novela:
No he encontrado críticas de esta historieta ni en español ni en inglés, así que me limitaré a poner enlace a Good Reads, con puntuación 3.9 la última vez que miré. 

lunes, 27 de noviembre de 2017

Las mil mejores novelas románticas: 921-940


921 Química perfecta

Perfect Chemistry, Simone Elkeles, 2008, Perfect Chemistry (Química perfecta) #1, juvenil.

Instituto Fairfield (Chicago). Las bandas de South Side y North Side son bandos irreconciliables. La líder de las animadoras Brittany Ellis y el pandillero Alejandro, “Alex” Fuentes se ven obligados a trabajar como compañeros de laboratorio en clase de química. Los resultados prometen ser explosivos. Una de “enemigos a amantes” entre niña pija e humilde hispano.

Crítica, en Promesas de amor



922 Cut & Run

Madeleine Urban y Abigail Roux, 2008, Cut & Run #1, suspense/LGTB.

La investigación de unos asesinatos lleva al FBI a sacar al agente especial Ty Grady de su trabajo infiltrado antes de que el caso le estalle en la cara. Es el mejor en lo suyo, pero cuando a este tipo chulito y borde lo emparejan con el agente especial Zane Garrett, es odio a primera vista. Garrett es la imagen perfecta de un agente: serio, sobrio y centrado.

Crítica, en O’Kuroru



923 Beautiful Bastard. Un tipo odioso

Beautiful Bastard, Christina Lauren, 2013, Beautiful #1, erótica.

Chicago. Inteligente, trabajadora y decidida a terminar su máster con la nota más alta, Chloe Mills solo tiene un problema: su jefe, Bennett Ryan. Es exigente, riguroso, brusco, desconsiderado, arrogante... y absolutamente irresistible. Un romance de oficina entre personajes más bien simples que se dedican al sexo al menos una vez por capítulo.

Crítica, aquí



924 Engaño

Deception, Amanda Quick, 1993, histórica/Regencia.

Una de piratas. Olympia Wingfield querría dedicarse al estudio de antiguas leyendas y la búsqueda de un tesoro. Pero criar a tres sobrinos no le deja mucho tiempo. Afortunadamente, aparece un guapo desconocido que le ordena la vida. Alto y moreno, Jared Ryder, vizconde de Chillhurst, es el sueño más exótico de Olympia, un pirata disfrazado de profesor.




925 La conquista

The Conquest, Jude Deveraux, 1991, The Peregrine Family (Peregrine) #2, histórica/medieval.

Zared Peregrine es el orgullo de su familia, un tesoro que sus hermanos protegen de los enemigos Howard. Entrenada en las artes de la guerra, y disfrazada de muchacho, nadie, fuera del castillo, sabe que es una muchacha. Pero cuando el caballero Tearle Howard, de la familia rival, regresa de una larga estancia en Francia, descubrirá lo femenina que es su belleza.




926 Dangerous Waters

Amy J. Fetzer, 1997, viaje en el tiempo.

La cazarrecompensas del siglo XX Victoria Mason se encuentra en el Colorado de 1872. Pero ni siquiera eso la aparta de su misión, atrapar al psicópata que va a volver a matar. Pero no será tan fácil combatir su atracción por Christopher Waythorne, el marshall local.

Críticas, en Goodreads (en inglés). 



927 El peligro de la pasión

Dangerous, Amanda Quick, 1993, histórica.

En el silencio de la noche, un carruaje recorre las calles que llevan a la casa del Ángel caído, funesto apodo del conde de Angelstone. En el interior del carruaje la joven Prudence lucha consigo misma para seguir adelante con la difícil decisión que tenía en sus manos: salvar la vida de su hermano, Trevor, la única persona con que cuenta en el mundo.




928 Somebody’s Lover

Jasmine Haynes, 2006, The Jackson Brothers #1, contemporánea.

Viuda desde hace tres años, y madre de dos niños, Taylor Jackson empieza a sentir que su vida como mujer está acabada. Desearía ser el amor secreto de alguien. Para Jace Jackson, Taylor, la viuda de su hermano, es intocable y aun así irresistible. Cuando descubre sus fantasías secretas, Jace jura que será el que las haga realidad.

Crítica, en Mrs. Giggles (en inglés). 



929 Sin and Sensibility

Suzanne Enoch, 2004, Griffin Family #1, histórica.

Lady Eleanor quiere una aventura antes de rendirse a un aburrido matrimonio de sociedad. Pero sus tres hermanos alejan a cualquier pretendiente que no les guste. Su hermano le pide a su mejor amigo que la vigile. Pero no puede haber nadie más inadecuado para hacer de carabina que Valentine Corbett, el marqués de Deverill, un conocido bribón que de repente está decidido a ser honorable al lado de Nell.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



930 The Jade Temptress

Jeannie Lin, 2014, The Pingkang Li Mysteries #2, histórica.

Bienvenido al infame Pingkang li, hogar de las célebres cortesanas del Palacio de Loto, y un lugar de belleza y traición. Encantadora y seductora, Mingyu, la más buscada del barrio de placer, tiene a todos los hombres a sus pies, salvo al agente Wu Kaifeng, el único hombre al que ella no puede resistirse, el único hombre que la ha encadenado.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



931 Royally Screwed

Emma Chase, 2016, Royally #1, NA.

El príncipe Nicholas es encantador, tremendamente guapo y arrogante sin paliativos, acostumbrado a que todo el mundo le dore la píldora. Pero una noche de nieve en Manhattan, conocerá a la camarera Olivia Hammond, que no se rinde a sus pies sino que le lanza una tarta a la cara.

Crítica, en Aestas Book Blog (en inglés). 



932 Carry the Ocean

Heidi Cullinan, 2015, The Roosevelt #1, LGBT.

Recién graduado, Jeremey Samson busca meterse en la cama y dormir hasta que sea momento de irse a la universidad. Cuando un tornado llamado Emmet Washington entra en su vida. Listillo, guapo, franco, interesado en Jeremey,… y autista.

Crítica, en Joyfully Jay (en inglés). 



933 Fever Pitch

Heidi Cullinan, 2014, Love Lessons #2, LGBT.

Aaron Seavers está hecho un lío. No quiere enfadar a su padre, ni decepcionar a su madre, pero duda de si ir a la universidad. Borracho, en una fiesta, lamenta haber nacido. Giles Mulder solo quiere ir a la universidad, donde tocará el violín y descubrirá lo que quiere hacer de mayor.

Crítica, en Smexy Books (en inglés). 



934 Listen to the Moon

Rose Lerner, 2016, Lively St. Lemeston #3,  histórica.

John Toogood soñó con ser ayuda de cámara a un gran hombre… antes de que le pusieran en la lista negra. Atrapado en la pequeña Lively St. Lemeston hasta que pueda empezar a buscar empleo, se siente instantáneamente atraído por la simpática doncella Sukey Grimes. Ella sabe que no puede enamorarse de un hombre que está dispuesto a irse en cualquier momento.

Crítica, en Dear Author (en inglés). 



935 Inmune a ti

The Score, Elle Kennedy, 2016, Off-Campus (#KissMe) #3, NA.

Allie Hayes está en estado de crisis. Con la graduación que se acerca, aún no sabe qué hará después de la universidad. Está recuperándose de una ruptura. Vale que el salvaje sexo de rebote no es la solución a sus problemas, pero la estrella de hockey Dean Di-Laurentis es difícil de resistir.

Crítica, en Vientos de Papel



936 Una corte de niebla y furia

A Court of Mist and Fury, Sarah J. Maas, 2016, Court of Thorns and Roses (Una corte de espinas y rosas) #2, juvenil.

Feyre, una cazadora de diecinueve años, mata a un lobo en el bosque. Una criatura monstruosa llega buscando venganza y la arrastra a una tierra encantada. Allí descubre que su captor no es un animal, sino Tamlin, uno de los letales fae. En su cautiverio, se dará cuenta de que lo que siente por él pasa de la fría hostilidad a una pasión que arderá a pesar de las advertencias que ha recibido.




937 Kings Rising

C. S. Pacat, 2016, Captive Prince #3, fantasía.

Su identidad ha sido revelada, Damen debe enfrentarse a su amo el príncipe Laurent como Damianos de Akielos, el hombre al que Laurent ha jurado matar. Al borde de una batalla trascendental, el futuro de ambos países pende de un hilo. La única esperanza de Damen para reclamar su trono es luchar junto con Laurent contra sus usurpadores.

Crítica, en Ratones de Marte



938 Finders Keepers

Fern Michaels, 1998, suspense.

A Jessie Roland no le falta nada, pero cuando crece, todo lo que siente es una pérdida y una desesperada necesidad de apartarse de sus posesivos “padres”. Se escapa a Washington, D.C., donde nadie la conoce, y acaba casándose con el hijo de un senador tejano. Sólo en Lucas Palmer, un ranchero solitario, descubrirá la fuerza de penetrar la oscuridad y regresar a un lugar que ella puede llamar casa.

Crítica, en Publishers Weekly (en inglés). 


939 Una chica a la moda

Fancy Pants, Susan Elizabeth Phillips, 1989, Wynette, Texas (Golfistas) #2, contemporánea.

Cuando Dallas Beaudine encuentra a Francesca Day, ella está arruinada, furiosa y cojeando por una carretera remota con un vestido de época de dama sureña. La situación no hace sino empeorar cuando se encuentra con este atractivo tejano, de carácter relajado y ciertamente olvidadizo respecto a su estado civil.

Crítica, aquí
           


940 Diez cosas que me gustan de ti

Ten Things I Love About You, Julia Quinn, 2010, Bevelstoke #3, histórica/Regencia.

Annabel Winslow, recién llegada a Londres, y con una voluptuosa figura, es cortejada por el anciano conde de Newbury, con quien parece que se va a tener que casar para ayudar a su familia. Luego conocerá a Sebastian Grey, el sobrino del conde de Newbury. Y de repente se encuentra no solo cortejada por un libidinoso tío, pero también el encantador y joven sobrino.



Por si alguien siente irreprimibles ganas de compartir algo:

¿Habéis leído alguna, todas, ninguna?
¿Está vuestra novela favorita en este tramo de la lista?
¿Y una que no os gustase nada?
¿Creéis que alguno de estos títulos no debería estar aquí porque no os parece novela romántica?

… O cualquier otro comentario que queráis hacer, claro.

Como siempre si hay algún error, agradezco que se indique.

← 901-920                             941-960 →

domingo, 26 de noviembre de 2017

Crítica: “Texas! Sage”, de Sandra Brown

Chica algo mimada y tozuda se siente atraída a su pesar por 
vaquero guapo como una estrella de cine 
con quien choca nada más conocerse.


Fanfare (Bantam) Ago 1991
DATOS GENERALES

Título original: Texas! Sage
Subgénero: contemporánea
Fecha de publicación original en inglés: julio de 1991
Serie: Texas! Tylers #3 / Bantam Fanfare

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS (de la contraportada)

Él era todo lo que ella despreciaba en un hombre, así que ¿cómo es que no podía alejarse de sus brazos?

Esta tenía que ser la peor de las noches en la vida de Sage Tyler. Primero su prometido la deja. Luego tiene que volar a casa con Harlan Boyd, el arrogante extraño, guapo hasta decir basta, que ha escuchado cada una de las palabras de ese humillante episodio, ¡y encima lo disfruta! Todo lo que Sage quiere es que este vagabundo sexy y que no vale nada guarde las distancias- y mantener en secreto que su compromiso se ha roto. Pero Harlan Boyd tiene deseos propios…
Era la mujer más bella, excitante e impredecible que Harlan conociera nunca, y a duras penas podía mantener sus manos alejadas de ella. Aun así, intentó mantenerse alejado, no recordar que Sage Tyler necesitaba a un hombre que la convenciera de lo mucho que valía, no un hombre que pronto se alejaría de allí.
Entonces el negocio familiar de Sage, la Tyler Drilling Company, amenazaba ruina, y Sage y Harlan de repente se encuentran luchando juntos para salvarla… en un espacio demasiado reducido como para mantener alejada la pasión. ¿Puede la mimada, voluntariosa Sage encontrar el amor con un hombre que parece tan fácil que conseguir y tan difícil de conservar?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No estaría entre las mil ni las dos mil, sino en torno al puesto tres mil de las mejores novelas románticas ever. Cuando en Book Binge publicaron un Top 1000 (que no sé exactamente de dónde salió) esta novela apareció en el puesto 798. Algún lector la incluye entre sus “favoritas de todos los tiempos”.

CRÍTICA

Esta fue la novela 50.ª de la carrera de Brown, ¡brava!
Recordemos: la trilogía se ambienta en el este de Tejas, y gira en torno a la familia Tyler. En el rancho viven Laurie, la matriarca, su hijo Lucky y Devon (novela #1). El hijo mayor, Chase y Marcie (novela #2), viven en su propia casa, pero están allí todo el día. Lo mismo que el sheriff Pat, que lleva cuatro décadas enamorado de Laurie.
Esta tercera entrega la protagoniza Sage, la hija pequeña. En los otros libros la vimos como una chica un poco bocas, que dice lo que piensa sin demasiado filtro. Ella y sus hermanos se vacilan sin piedad. Sabíamos que estudiaba en la universidad y tenía un novio, Travis, a quien los Tyler consideran un blandengue.
La novela comienza con Sage pasando una fiesta navideña en casa de los padres de su novio. Llevan un año hablando de casarse, y ella está deseando fijar el compromiso. Sin embargo, la conversación en la veranda con su enamorado no sale como ella espera.
Travis acaba cortando con Sage. ¿La razón? Sage es “demasiado para él”: muy vital, con un entusiasmo inagotable, ella es liberal y él conservador, ella cree en un dios personal y él tiene sus dudas, ella tiene un celo por la vida que él no puede igualar… Le va dando sus razones y te das cuenta de que esta chica joven y apasionada, en efecto, es “demasiado” para cualquiera.
Cuando él vuelve al interior de la casa y Sage se deja llevar por lágrimas de rabia, de entre las sombras sale un alto desconocido, rubio de ojos azules. Es Harlan Boyd, de quien luego sabremos que tiene 29 años y es tan guapo como una estrella de cina. Trabaja para los Tyler y ha venido a buscar a Sage para llevarla a casa.
Chocan desde el minuto uno. Sage desconfía de él, se siente humillada por la conversación que Harlan ha oído y, además, está el tema de la inmediata atracción física que estalla entre los dos.
Harlan Boyd es un tipo que vaga de un lugar a otro, echando una mano a empresas con problemas. No tiene más en la vida que una pick-up destartalada y una caravana en la que vivir. Ahora pretende ayudar a los Tyler a reflotar su empresa. Su idea es ampliar mercado: no dedicarse sólo a las perforaciones de petróleo, sino por ejemplo a sistemas de riego. Con conocimientos técnicos (creo que es ingeniero, pero no me hagáis demasiado caso) consigue idear un producto atractivo. Sólo les faltan inversores, y en ello están cuando Sage acude a Milton Point para pasar la Navidad.
Su familia cree que ahora que ha acabado la universidad, se casará con Travis y se dedicará a ser madre de familia. Harlan Boyd sabe que esto no es así, pero mantiene la boca cerrada, divirtiéndose bastante (y vacilándola al respecto) por los esfuerzos que Sage hace para ocultar que el compromiso se ha roto sin llegar a mentir abiertamente.
Es una de las razones por las que estos dos chocan. La otra es lo sexis que se encuentran el uno al otro, muy a su pesar. Harlan respeta a los hermanos Tyler y supone que le arrancarían la cabeza si supieran que pone la mano encima de su hermanita pequeña. Sage lo desprecia y no deja de ser un tipo que hoy está aquí, mañana allí y si te he visto no me acuerdo.
Los planes de Sage, ahora que ha acabado los estudios y no tiene un marido en el horizonte, pasan por integrarse de algún modo en la empresa familiar. Será una forma de demostrarles a todos (incluida ella misma) lo que vale.
Esto la llevará a un contacto más estrecho con Harlan Boyd. Toda una tentación. Como esto es romántica, por supuesto, caerán en ella antes o después, con escenas bastante sexis.
Harlan es un tipo que tiene su misterio. No aspira más que a ir de trabajo en trabajo, quedando un poco al margen, sin implicarse con nadie. No habla de sí mismo, de dónde viene ni qué ocurrió en su pasado. Ese es el misterio que se desarrolla en esta novela. No hay nada de suspense tipo criminal.
Los personajes de las otras dos novelas aparecen con un papel relevante en la trama y no (como ocurre en otras series) de relleno para que sepas que siguen felices, contentos y fértiles, sobre todo muy fértiles, ya se sabe que en Romancelandia nadie tiene problemas para concebir un bebé.
En su relación con su hermana Sage, notas las diferencias de carácter entre Chase, el mayor, más serio, lúcido y responsable, que se esfuerza (gracias a las indicaciones de su esposa) en intentar comprender mejor a esa joven mujer en la que se ha convertido su hermanita. Lucky sigue siendo un botarate que salta a la mínima; por ejemplo, cuando se entera del lío entre Harlan y su hermana sale un poco malparado.
Los personajes son bastante atractivos. Harlan no es sólo un tipo que están muy bueno, tiene ese punto de misterio y sabe cómo provocar a Sage.
Somos testigos del crecimiento personal de Sage. Al principio es una chica mimada y humillada (más que dolida), muy parecida en sus arrebatos a su hermano Lucky. Al final acaba siendo una mujer segura de sí misma que si tiene que salir cuchillo en mano para pararle los pies al imbécil de su enamorado, lo hará. Ya no tiene dudas sobre su valía personal y profesional.
De esta novela no recordaba más que la escena inicial. En una relectura la verdad es que ha sido muy amena, sobre todo la segunda mitad, la primera se me hizo algo lenta. Merece la pena darle una oportunidad, sobre todo si te va el tópico de enemigos a amantes, porque tiene un toque de “te odio pero te deseo”.
Aunque sea el cierre de una trilogía, se lee sin problemas como libro independiente.
Valoración personal: buena, 3.

Se la recomendaría a: quienes gusten del tópico te odio pero no puedo dejar de pensar en ti y las heroínas pizpiretas y cabezonas.

Otras críticas de la novela:
En Good Reads tenía una valoración de 4.01 la última vez que miré, la mejor de las tres novelas Texas! Tyler.
Reseñas, en Publisher’s Weekly y Kirkus Review, además de la habitual sinopsis/reseña de AllReaders.com.
Crítica en Rochelle’s Review, para quien Sage y Harlan son su pareja preferida de la trilogía y, por último, Midnight Book Girl, que puntúa la historia con 4 estrellas, y confiesa que también es su favorita de la trilogía.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Crítica: “La primera estrella de la mañana”, de Susan Elizabeth Phillips

Entretenida, de dos personas que se llevan bien y se enamoran casi sin querer.
 
B de Books, 2017

DATOS GENERALES

Título original: First Star I See Tonight
Subgénero: contemporánea

Fecha de publicación original en inglés: 2016
Editorial: William Morrow
Páginas: 384

Parte de una serie: Chicago Stars #9

Edición en español: B de Books (Ediciones B), 1/2017
Traductora: María José Losada Rey




Él fue un quarterback del equipo de fútbol americano de los Chicago Stars.
Ella intenta convertir su propia agencia de detectives en una empresa de éxito.
¿Su primer trabajo? Seguirlo a él.
Por el momento, limitémonos a decir que las cosas no irán bien, nada bien.

Piper Dove es una mujer con un sueño: convertirse en la mejor detective de Chicago. Su primer trabajo será seguir a Cooper Graham, antiguo quarterback de los Chicago Stars. El problema es que él se ha dado cuenta de que ella lo sigue, y eso le disgusta bastante.
Sin embargo, Piper no tarda en encontrarse trabajando para el propio Cooper, que la contrata para que vigile a los empleados de su nuevo y exclusivo club nocturno. Por otra parte, es posible que la vida de Cooper corra peligro, y Piper está empeñada en protegerlo, tanto si él lo desea como si no.
Ojalá no se estuviera ocupando también de un grupo de princesas del Medio Oriente, una criada paquistaní que ansía la libertad, un adolescente problemático y una vecina anciana que exige que encuentre a su marido, que no puede estar más muerto. Y además está Cooper Graham, un legendario héroe del deporte que siempre consigue lo que desea… incluso si lo que desea es una intrépida detective empecinada en demostrar que es tan dura como él.
Una nueva novela, divertida, fresca y seductora, de Susan Elizabeth Phillips, conocida por sus personajes inolvidables, sus emociones intensas y su humor desenfadado.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

Estaría como mucho entre las diez mil mejores novelas románticas, pero sólo porque consiguió el premio RT 2016 a la mejor novela contemporánea categoría Love & Laughter.

CRÍTICA

Aprovechando un viaje, me leí por fin esta novela de Susan Elizabeth Phillips que tenía pendiente desde hacía tiempo. Aproveché para comprarla en algún momento en que estaba más barata. Y por una vez la traducción no me hizo sentir incómoda.

Es una novela romántica en el subgénero de “comedia romántica”. Tenemos a Piper, una heroína algo extravagante, como es habitual en SEP, y en no muy buena situación económica (otro rasgo de SEP) pero a diferencia de otras, aquí tenemos a una mujer fuerte, ducha en autodefensa y muy rápida de mente y lengua.

Toda su vida quiso ser detective privado, pero su padre no la dejó. Su madre murió siendo ella niña y la crio su padre para ser una tipa dura, que no se dejaba llevar por sus emociones. Ahora está siguiendo a un antiguo deportista profesional, que tras retirarse se ha montado una discoteca de moda y tiene la pretensión de ampliarlo como una especie de franquicia.

Es Cooper, nuestro héroe. No sólo es un tipo sexy y rico, de esos que están “mazáos”, tan propios de las novelas de la autora. Se da cuenta en seguida de que le están siguiendo, pero a pesar de que presiona a Piper, ella no le dice quién la ha contratado para investigarlo.

Al final, Piper acaba trabajando en la discoteca de Cooper. Ella es diferente a todas las mujeres que conoce. Se enfrenta a él y le habla con franqueza. A Piper, Cooper le gusta a nivel físico pero también por cómo es.

El roce hace el cariño. Parece que va a ser una de esas de enemigos a amantes, porque no empiezan con muy buen pie. Pero se convierte en “amigos a amantes” porque estos dos desarrollan una amistad muy maja, aunque se hablen con brusquedad.

El problema que tiene Piper es que no sabe comprometerse con nadie, de hecho –Cooper acaba dándose cuenta- es puro pánico. Y por eso él tendrá que ser listo y hábil a la hora de conseguir que ella le acepte de forma definitiva en su vida.

Es una novela entretenida, a la que me acerqué con cierto recelo, ya que no leí críticas muy buenas. Me acuerdo sobre todo la de Book Thingo, que señalaba las cosas que suenan algo racistas o sexistas, por ejemplo. Y sí, esos comentarios están ahí si lo escudriñas bien con ojos críticos, no se equivocan. Seguro que la autora pretendía algo bien diferente.

A pesar de ello, me ha entretenido bastante. Cooper es majo, y cuando se da cuenta de que está enamorado, coge en sus manos las riendas del asunto y hace lo que haga falta para que ella se sienta cómoda con él y lo acepte en su vida.

Creo que lo que más me ha gustado es ese final en el que él consigue que ella haga lo que menos quiere. Ojo, el epílogo no, es de una cursilería totalmente sacarinosa.

Aunque el personaje de Piper te cae bien, es un poco difícil de captar: por un lado, es fuerte, muy resuelta y nadie la pisa, pero por otro, tiene su parte íntima y vulnerable de no saber cómo amar, confiar en otro.

El argumento mezcla una parte de intriga que lo hace todo más llevadero, pues te ocupas no sólo de ver cómo se llevan estas dos personas, sino también quién está detrás de ciertos ataques contra Cooper.

Los diálogos entre ellos son estupendos. La parte sexy, cumple.

Por eso se pueden intentar olvidar algunas cositas tontas, como toda la parte en que aparecen algunos personajes de Oriente Medio que resultan tópicos y ñoños. Para mi gusto, ¿eh?

Aunque no es la mejor de las novelas de Susan Elizabeth Phillips, sí que es agradable volver al mundo de los Chicago Stars con una novela amena de personajes simpáticos que te hará pasar un buen rato, aunque luego te olvides a los dos días.


Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: aficionados a la comedia romántica.

Otras críticas de la novela:

En español, tenemos a Claudia, de Libros de Romance, a quien le gustó. 

También es positiva la reseña en Cazadoras del Romance

A la cama con… un libro le da 3 Gandys. 


Pasamos al inglés, para All About Romance es un libro de B+. 

Y califican esta novela con una B tanto en Dear Author como en Smexy Books.