miércoles, 9 de agosto de 2017

Crítica: “The Ruin of a Rake”, de Cat Sebastian

La tercera de Cat Sebastian es más convencional que las otras dos. Entretenida, de todas formas.
Avon, 2017

DATOS GENERALES

Título original: The Ruin of a Rake
Subgénero: histórica / Regencia

Fecha de publicación original en inglés: julio 2017

NO PUBLICADA EN ESPAÑOL

SINOPSIS (según la página Harper Collins)

Pícaro. Libertino. Canalla. A Lord Courtenay le han llamado muchas cosas y nunca le ha importado mucho. Pero después de la publicación de una novela salaz supuestamente basada en sus hazañas, se encuentra alejado de la sociedad. No pudiendo ver a su sobrino, está dispuesto a hacer cualquier cosa para mejorar su reputación, incluso si eso significa pasar tiempo con el hombre más formal en Londres.

Julian Medlock ha tardado años en convertirse en el epítome del comportamiento correcto. Por lo que a él concierne, si Courtenay se encuentra en esa tesitura, es solo culpa suya por comportarse mal—y ser tan malditamente irresistible. Pero cuando la hermana de Julian le pide que rehabilite la imagen de Courtenay, Julian se ve obligado a pasar tiempo con el hombre al que más desprecia—y desea.

Cuando Courtenay comienza a anhelar un amor que teme que no merece, Julian empieza a entender cómo el deseo puede conducir a un hombre a abandonar todo sentido de propiedad. Pero tiene secretos que está decidido a guardar, porque si la verdad saliera, arruinaría a todo el que ama. Juntos, deben decidir lo que están dispuestos a arriesgar por amor.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica?
Es aún pronto para decirlo, pero a mí me parece que sí. Estaría, al menos de momento entre las diez mil mejores novelas románticas, gracias a su crítica de DIK A- en All About Romance.


CRÍTICA

Después de leer las dos primeras novelas de Cat Sebastian, adquirí este en preventa y, mágicamente, apareció en mi kindle el 4 de julio.

A los protagonistas los conocimos en The Lawrence Browne Affair. En Lord Courtenay tenemos al típico canalla, súper guapo y de mala fama, que ha tenido amantes femeninos y masculinos, entregándose con alegría a todo tipo de placeres. A sus treinta años, el pasado comienza a pesarle. Su mala fama lo ha alejado de la persona a la que más quiere, su sobrino Simon. Así que va dejando sus viejos comportamientos, más por desgana que por un compromiso heroico por reformarse.

Pero la guinda del pastel de su mala fama aparece en forma de libro, cuyo villano parece clavadito a él. Lord Courtenay no le tiene mucho aprecio a esa novela.

Por su parte, Julian Metlock, un joven muy rico, asumió administrar el negocio familiar siendo prácticamente adolescente. Estando en la India contrajo la malaria, y sus fiebres recurrentes le amargan la existencia, por lo que decide volver a Inglaterra en busca de un clima mejor para sus padecimientos. Ahora su vida es el tiempo que pasa entre crisis y crisis. Esforzándose mucho y teniendo gran habilidad social, consigue ser aceptado en los círculos elegantes de Londres.

En resumen: el caballero perfecto. Justo lo contrario a Lord Courtenay.

El problema es la hermana de Julian, Lady Standish, separada de su marido no se sabe muy bien por qué, insatisfecha, infeliz, amiga de Lord Courtenay. Le pide a Julian que ayude a Lord Courtenay a mejorar su imagen social, a ver si así consigue que le dejen ver a su sobrino.

Julian acepta, por su hermana, pero Lord Courtenay le hace sentir bastante incómodo. No sólo es el tipo de hombre que desprecia, ya que tenía todas las ventajas (dinero, posición social, belleza) y las tiró por la borda. Esto es algo que un hombre tan trabajador y consciente de su deber como Julian simplemente no puede entender. Es que, además, no puede evitar sentirse muy atraído sexualmente por él, y eso Lord Courtenay lo pilla bien pronto, sintiéndose primero divertido y luego interesado.

Ver al ingenioso y encantador Courtenay enfrentándose dialécticamente con el estirado y (casi) siempre correcto Julian es todo un placer.

Con este resumen del planteamiento entenderéis a qué me refiero cuando digo que es una novela más convencional. En el fondo, es lo que hemos visto en cientos de novelas de la Regencia hetero: canalla redimido por virtuosa dama. Sólo que aquí la virtuosa dama es un joven caballero. Obviamente, siendo male/male romance, la tensión sexual está mantenida durante un tiempo limitado. Porque estos se ponen a ello incluso antes de empezar a caerse bien.

Parte de la intriga radica en saber lo que ocurrirá cuando Lord Courtenay  descubra quién es el autor de esa novela que protagoniza y que tantos quebraderos de cabeza le está dando. Porque, lógicamente, o sea, de verdad, ¿necesitáis que os diga quién es el autor de la misma?

Así que presenta un planteamiento más convencional, menos original, que las otras dos anteriores de la autora. Yo le encuentro otro “pero” a esta novela -siempre comparando con las otras dos de Sebastian-: la ambientación prototípica de la Regencia, no hay nada especial, no te habla de la sociedad en la que viven. Siguen siendo gentes privilegiadas disfrutando de sus privilegios entre revolcón y revolcón.

Pero vamos, que pese a todo tenemos aquí una novela buena que recomiendo totalmente. Si quieres probar una novela romántica gay histórica que no sea demasiado rompedora, este libro es una opción ideal. Valoro esta novela en 3 estrellas en comparación con las otras dos de Sebastian, que me gustaron más. Ya sabéis que yo no comparo libros entre sí en general, sino con otros de del mismo autor o del mismo género.

Después de tres novelas tan majas, puedo decir que Cat Sebastian se ha convertido en una de mis favoritas.

En el día que publico esta crítica, está a 2,84 euros en el kindle. De verdad, por ese precio, merece la pena darle una oportunidad a una novela tan estupenda.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: amantes de la Regencia tradicional con toque gay.

Otras críticas de la novela:

Sólo he visto críticas en inglés, y todas ponen esta novela por las nubes:



En All About Romance le hicieron crítica de DIK A-.

Joyfully Jay 4.5 estrellas.

En OMG Reads hay dos críticas, una de 4 y otra de 5 estrellas,

Una curiosidad que se puede leer en Joyfully Jay es un post de Cat Sebastian contando lo que pretendió hacer con esta novela, el proceso de enamorarse, de cómo ves y sientes las cosas cuando conoces a alguien y te estás enamorando 

“Ese sentimiento de que las cosas ordinarias se transforman en algo excelente es algo que intenté capturar para mis personajes. En The Ruin of a Rake, Julian queda abrumado por lo deliciosos que son los pasteles que Courtenay le trae. No puede creerse que sean bollos normales y corrientes de la panadería. Todo es misteriosamente mejor para Julian: el sol más luminoso, la comida más sabrosa…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario