lunes, 31 de julio de 2017

Las mil mejores novelas románticas: 581-600




581 Sentido y sensibilidad

Sense and Sensibility, Jane Austen, 1811, ficción literaria.

Vale, la primera por si no habéis visto la peli de Ang Lee: tenemos a las hermanas Dashwood, Elinor y Marianne, de diferente carácter, a las que la muerte de su padre no les deja en buena condición económica. Conocerán a diversas personas que las ayudarán o las decepcionarán antes del obligado final feliz.




582 Brumas

Nieves Hidalgo, 2011, histórica.

Tras la muerte de su esposa, Clifford Ellis, duque de Ormond, no quiere saber nada de la sociedad ni casarse de nuevo. Pero su abuela y la Corona se han confabulado contra él y han decidido que debe tener una nueva duquesa para Hallcombe House. La escocesa Eleanor nunca se ha dejado intimidar, pero cuando conoce a Ormond se siente amenazada... y fascinada.




583 Un puerto de abrigo

Inner Harbor, Nora Roberts, 1999, Quinn Brothers of Chesapeake Bay (Bahía de Chesapeake) #3, contemporánea.

Tras la muerte de su padre, Phillip, el tercer Quinn, sacrificará parte de su cosmopolita vida de soltero para echar una mano. Entre barcos, cangrejos y obligaciones familiares, Phillip descubrirá una vida nueva llena de pequeños placeres y a Sybill, una mujer misteriosa cuyos secretos tienen mucho que ver con los Quinn.




584 Todos sus besos

His every kiss, Laura Lee Guhrke, 2004, Guilty Series (Seducción) #2, histórica.

Dylan Moore era un compositor de éxito hasta que quedó incapacitado. A punto de suicidarse, una mujer empieza a tocar una melodía suya, lo que logra su casi mágica recuperación. Obsesionado, la busca por todas partes, pero no vuelven a verse hasta cinco años después, con ella hundida en la miseria y sin querer oír hablar de artistas. Pero Dylan le hará una oferta que no podrá rechazar.




585 The Price of innocence

Susan Sizemore, 1999, histórica.

Hace años, un guapo desconocido rescató a Sherrie Hamilton de un harén y la sedujo antes de volver a casa. Cuando se reencuentran, años después, ella es una respetable viuda y madre. Jack PenMartyn, conde de PenMartyn, está obsesionado con aquella mujer, la madre de un hijo que desconocía que tuviese y que ahora representa un peligro, y no sólo porque ella pueda revelar los secretos de un pasado que él quiere olvidar.




586 The Perfect Rake

Anne Gracie, 2005, The Merridew Sisters (Hermanas Merridew) #1, histórica.

Prudence Merridew huye a Londres con sus hermanas. Se inventa un compromiso secreto con un solitario duque... Pero cuando el duque llega inesperadamente a Londres, necesita de su ayuda para evitar el desastre. El aristocrático Gideon, atractivo y libertino, descubre el juego de Prudence, y los planes de esta comenzarán a ir terriblemente mal.




587 Lucy Sullivan se casa

Lucy Sullivan is Getting Married, Marian Keyes, 1996, chick lit.

Una embaucadora echadora de cartas le dice a Lucy que se va a casar pronto. Difícil parece, cuando ni siquiera tiene novio, pero eso a sus amigas les da igual, están convencidas de que pronto habrá boda, poniendo fin a las borracheras y comilonas del grupo, y su incansable e infructuosa búsqueda de hombres.




588 Sweet Starfire

Jayne Ann Krentz, 1986, Lost Colony, ciencia ficción.

Cidra, etérea belleza criada en una raza spiritual, pertenece en realidad a otro pueblo, los llamados Wolves. Junto a Teague Severance, un aventurero Wolf, acostumbrado a coger lo que desea, recorrerá la galaxia con aventuras varias, combatiendo peligros humanos y alienígenas.




589 Cool Shade

Theresa Weir, 1998, contemporánea.

Sin un duro en el bolsillo y ansiosa de cambiar de lugar, la disc jockey Maddie Smith decide visitar a su hermana en Nebraska. Pero descubre que después de un breve encuentro con el sexi Eddie Berlin, su hermana ha desaparecido.




590 To Love a Dark Lord

Anne Stuart, 1994, histórica/s. XVIII.

Para sobrevivir, Emma Langolet ha cometido un sorprendente crimen. Pero, aún más inexplicable es que el canalla James Killoran acepte la responsabilidad de su acto desesperado, aunque el guapo conde irlandés no está interesado en esta encantadora damisela a quien desde luego ha salvado de las galeras.




591 Darkling I Listen

Katherine Sutcliffe, 2001, suspense.

Perseguido por los maliciosos rumores que destruyeron su carrera como actor, el chico malo de Hollywood Brandon Carlyle regresa a su ciudad natal de Ticky Creek, Texas, esperando escapar de quien siniestramente le acosa. Pero ya no es refugio seguro. Una desconocida, Alyson James, amenaza abrir las puertas a las peores pesadillas de Brandon.




592 El ángel de la muerte

Death Angel, Linda Howard, 2008, suspense.

Una de las novelas más controvertidas que lo mismo te encanta que la odias. El suspense le gana la batalla al romance. Drea Rousseau, una impresionante belleza con preferencia por los diamantes y los hombres peligrosos, se contentaba con ser la acompañante de un mafioso que se la presta a Simon, un asesino a sueldo. Ella se lleva dinero que no es suyo, luego muere y regresa a la vida para acabar con el hombre que quiso matarla.




593 La hija del faraón

Faro’s Daughter, Georgette Heyer, 1941, histórica.

Max de Ravenscar, prefería los caballos, las peleas de gallos o las carreras antes que a las mujeres hacia las que mantenía una fría indiferencia. Al enterarse de que su primo planea casarse con Deborah Grantham, una mujer muy hábil con las cartas, decide sobornarla para que deje a su primo en paz.




594 Corazón audaz

The Blood of Roses, Marsha Canham, 1989, Highlands (Highland) # 2, histórica/siglo XVIII.

Rebelión en las Tierras Altas escocesas. Alexander Cameron, un intrépido guerrero, está dispuesto a dar la vida por una tierra de la que ha estado alejado demasiado tiempo. Pero en Inglaterra le espera su otra gran causa, Catherine Ashbrooke, una mujer para la cual la única patria que importa es el hombre al que ama y que no está dispuesta a sacrificar su amor por una guerra.




595 Fragmentos de honor

Shards of Honor, Lois McMaster Bujold, 1986, A Miles Vorkosigan Adventure #2, space opera.

Cordelia Naismith, de la Fuerza Expedicionaria Betana, estaba en el lugar y el momento equivocados, incluso llevaba el uniforme que no debía. Así que su encuentro con Aral Vorkosigan sólo podía ser consecuencia de una de esas estratagemas tan sórdidas y abundantes en la militarizada sociedad de Barrayar. Un conjunto de intrigas, traiciones y engaños la conducen a establecer una paz personal con Aral Vorkosigan, su principal enemigo.

Crítica, aquí



596 El destino de una condesa

A Countess Below Stairs / The Secret Countess, Eva Ibbotson, 1982, histórica.
                              
Tras la Revolución, Anna Grazinsky y su familia escapan de Rusia para refugiarse en Londres. Pasan del lujo a no tener nada, y Anna se ve obligada a aceptar el puesto de criada en una mansión de la campiña inglesa. No pretende destacar, pero su comportamiento y belleza llaman la atención de todos, incluso del heredero, que acaba de llegar de la guerra.




597 Tres deseos

Three Wishes, Barbara Delinsky, 1997, ficción para mujeres.
                              
La camarera Bree Miller sufre un accidente que la lleva a las puertas de la muerte. Tiene una experiencia insólita: una voz le concede tres deseos. El único testigo de su accidente ha sido Toin Gales, con el que establecerá una relación que cambiará completamente sus vidas. Extrañas coincidencias parecen confirmar las palabras de aquella voz misteriosa...
          



598 El jardín de los hechizos

Garden Spells, Sarah Addison Allen, 2007, ficción para mujeres/fantasía.
                              
Leyendas de Bascom (Carolina del Norte): los hombres de la familia Hopkins se casan con mujeres más mayores, las Clark son buenas amantes y todas las Waverley tienen alguna rareza. Se rumorea incluso que el manzano de su jardín predice el futuro, y que las flores comestibles que allí crecen pueden producir misteriosos efectos en quienes las consumen.




599 La princesa prometida

The Princess Bride, William Goldman, 1973, fantasía.
                              
Por si no habéis visto tampoco esta peli: Buttercup jura amor eterno a Westley, pero él tiene que marcharse a buscar fortuna y es asesinado por los piratas. Entonces ella se compromete con el príncipe Humperdinck, bellaco que contrata al mejor esgrimista, al hombre más inteligente y al más fuerte, para secuestrar a Buttercup, por ciertos motivos. Amor, aventuras, humor y un poco de magia.




600 Una habitación con vistas

A Room with a View, E. M. Forster, 1908, ficción literaria.
                              
También aquí para los no cinéfilos: Lucy Honeychurch, joven perteneciente a la buena sociedad inglesa, intenta encontrarse a sí misma y superar los corsés de la sociedad inglesa gracias a un esclarecedor viaje por Florencia. Si además de a sí misma, descubre el amor, mejor que mejor, aunque sea en Santa Croce sin Baedeker. Personajes inolvidables en una historia deliciosa.



* Romántica a su manera *

Y otra historia de película aparece aquí, en este tramo, y la prefiero incluir dentro de la sección “Romántica a su manera” por esa incapacidad genética que tienen los hombres de escribir una historia romántica con final feliz, con los enamorados juntos, vivos y con una esperanza razonable de un futuro juntos, aunque sea un “por ahora”. No, para ser “serio” tiene que haber sufrimiento (preferiblemente femenino), dolor y llorar a mares. Hablo de El cuaderno de Noah (The Notebook) de Nicholas Sparks (1996). Si queréis saber algo más de este libro, os dejo enlace a la crítica en el blog Divagando entre líneas.



Oye, hoy me ha quedado la entrada de lo más cinematográfica. 

Buenos actores, varias historias de amor, una música preciosa de Patrick Doyle, el guion de Emma Thompson, sí, cualquier día es bueno para revisitar Sentido y sensibilidad

Pero también os recomiendo La princesa prometida, si os gusta el romance con aventura y su toque de cuento de hadas. 

Si tenéis el día más de enaguas eduardianas con pasión, música de ópera e imágenes preciosas, Una habitación con vistas, y eso que el chico protagonista (Julian Sands) tiene el atractivo de un besugo boqueando. Donde esté Wesley (Cary Elwes, ¡ay! As you wish... y mira que no me gustan –normalmente- los rubios). 

Las pelis basadas en novelas de Nicholas Sparks, en cambio, personalmente no las recomendaría a nadie, básicamente porque no son buenas películas, pero es que además no le veo sentido a esas historias salvo que te veas en día tonto con necesidad de llorar que, oye, a veces es justo lo que necesitas.

Y como este es mi blog y pongo lo que me da la gana, ahí va imagen de La princesa prometida (la película):




Por si alguien siente irreprimibles ganas de compartir algo:

¿Habéis leído alguna, todas, ninguna?
¿Está vuestra novela favorita en este tramo de la lista?
¿Y una que no os gustase nada?
¿Creéis que alguno de estos títulos no debería estar aquí porque no os parece novela romántica?

Como siempre si hay algún error, agradezco que se indique.

domingo, 30 de julio de 2017

Crítica: “Todo por honor”, de Sandra Brown

Tópico harlequinero: el buen salvaje.

La portada original lo dice todo
DATOS GENERALES

Título original: Honor Bound
Subgénero: contemporánea/Genérica
Fecha de publicación original en inglés: mayo de 1986
Serie: Silhouette Intimate Moments (SIM) – 144 / Silhouette Sensation (SEN) - 127

Pseudónimo: Erin St. Clare

1.ª ed. en España:

Título: Todo por honor
Traductor: Delia Muñoz Cervera
Fecha: 09/2003
Editorial: Harlequin Ibérica
Colección: Harlequín grandes autoras, 28

SINOPSIS


Lucas Greywolf era su fantasía prohibida –salvaje, rebelde, un convicto, indio navajo, que ha huido de la cárcel. Aislinn quedó aterrorizada cuando él la agarró la primera vez, pero ahora está intrigada, ¿por qué llevársela como rehén y a dónde van?
Cada momento en su loca huida cruzando Arizona acercaba a Aislinn más a este indomable hombre que parece ir más allá de los límites humanos. Cuando llegan a la reserva, y Aislinn descubre por qué han ido, todos los tabús del mundo desaparecen mientras se entrega a la elemental pasión de Lucas.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Estaría entre las tres mil mejores novelas. En El Rincón de la novela romántica aparece en “El ajuar de la lectora romántica” y más de un lector la cuenta entre sus favoritas. Es, además, uno de esos romances interculturales, en este caso de un indio mestizo y una blanquita.

CRÍTICA

Aislinn llega a casa de trabajar y se encuentra con que allí, en su casa, plantado, hay un indio alto y fornido. Pronto descubrirá que ha huido de la cárcel y ha entrado en su casa para comer, descansar y lo que se tercie. Cuando se marcha, decide llevársela de rehén.
Como es perfectamente comprensible, Aislinn está aterrada, intentará huir, sin éxito. Y tú te preguntas a dónde llevará todo esto.
Como es romántica, ya se sabe…
… Que el convicto escapado de la cárcel resultará ser inocente de sus crímenes.
… Que, a pesar de que la amenaza y la desnuda, no le hará daño y ella sucumbirá al síndrome de Estocolmo con un apasionado revolcón en mitad del campo.
… Que, como todo tiene consecuencias, acaban atrapándole, él volviendo a la cárcel y cuando se reencuentren habrá la lógica sorpresa de una criatura de por medio.
… Que él es indio pero menos, porque lógicamente estas personas de otras culturas siempre tienen que tener algo de anglosajón para ser aceptables para sus lectores prototípicos, señoras anglosajonas blancas.
… Que es el “buen salvaje”, aludiéndose a su ferocidad, a características animales, a que en definitiva él es una especie de fantasía reprimida de la protagonista, a quien le gusta que sea como es: capaz de comportarse civilizadamente, pero al mismo tiempo, dejándose llevar por ese lado indomable…
¿Caben más tópicos? Supongo que sí, pero más o menos con eso os hacéis a una idea.
No, no me ha gustado nada. Ya sé que es una de las genéricas de Sandra Brown que más gusta, pero cada uno es cada uno y tiene sus cadaunadas.
A mí lo del mito del buen salvaje me hace poner los ojos en blanco. Sinceramente, cada vez que él o ella aludían a que eran de diferentes “razas”, me rechinaban los dientes. Me repetía yo para mí misma: “biogenéticamente las razas no existen”; “sólo hay una raza, la humana”, etc., a ver si los convencía, pero no, ahí llevan ellos sus tres décadas, con prejuicios y racismo. Aquí los despliega más él que ella, pues para Lucas todos los blancos son iguales, hay que desconfiar de ellos, y siempre lo despreciarán.
Luego el tema de un convicto escapado de la cárcel, falso culpable, que de vez en cuando se ve en las novelas románticas, no me gusta nada de nada. Tiene que estar muy bien hecho para que yo me crea que de verdad ella se ha enamorado de un bruto que la secuestra y la amenaza. Oye, que en algunos casos funciona, pero tiene que ser que consiga remontar ese aspecto tan desagradable.
Los delincuentes no suelen ser tan glamurosos, la verdad. O, al menos, a mí no me lo parecen en absoluto.
Total, que aunque hay gente a quien le gusta esta novela, yo no soy una de ellas. Fue rechinar de dientes casi continuo. La leí por vez primera en el año 2004, y no me acordaba de nada. De hecho estaba confundiéndola con Hawk O’Toole Hostage que va, sí, lo habéis adivinado, de otro indio y su rehén, esta vez acompañada ella por su hijo.
O sea, que no sé por qué se tomaron la molestia de traducirla aunque claro, viendo que la incluyen en El ajuar de la lectora romántica, supongo que fue una buena decisión de Harlequin Ibérica, porque gustó.
Tengo la impresión de que este libro conecta con algún tipo de fantasía perfectamente respetable oiga, de ser dominada o algo así por un convicto con la seguridad de que nada malo va a pasar porque en el fondo es un tipo bueno y decente. Lo que ocurre es que a mi justo esa fantasía no me va en absoluto, y por eso sólo veo a un delincuente aterrorizando a una mujer en su propia casa.
Mucho más tarde, Sandra Brown hizo algo vagamente parecido en Lethal, una de las mejores de suspense romántico que ha escrito. Pero yo creo que supo dar con la forma mucho más hábil de escribir una situación así, o igual es porque en una de suspense esperas que las cosas sean más brutales, o la intriga te tiene en vilo de forma que no te preocupa tanto de si se van a enamorar y cómo, o si es verosímil la parte romántica.

Valoración personal: por momentos detestable, 1.

Se la recomendaría a: fans del tópico del buen salvaje y sin mucha sensibilidad hacia el racismo.

Otras críticas de la novela:
En El rincón de la novela romántica encontramos tres críticas, una que dice que es preciosa y la puntúa 5/5, otra a la que parece lenta y que no engancha y una tercera a la que le encantó. También hablan de ella en Cazadoras del Romance
En inglés, tenemos la crítica/sumario detallado en AllReaders y, como siempre, es libro comentado en Goodreads, donde alcanza una puntuación de 3,8
As per usual, si alguien conoce alguna otra reseña, en español o en inglés, siéntase libre de enlazarla abajo. Gracias. 

sábado, 29 de julio de 2017

Lo mejor de 2016 (Premios RITA® y Golden Heart)

Cambio un poquito el orden del blog para hablar de premios.

Un año más, se han dado los premios RITA® de la asociación Romance Writers of America(RWA), ya sabéis es una especie de sindicato de escritores de este género.

Este año, han celebrado su Convención anual en Orlando (Florida). Los ganadores se anunciaron el 27 de julio.

Conviene advertir que son premios que se reparten entre sus asociadas, y, además, entre los libros que específicamente se han presentado como candidatos y en la categoría que lo han hecho.

El Golden Heart es el premio a novelas inéditas de autoras que todavía no han publicado. Una vez leí que más o menos la mitad acabarán encontrando editorial que las publique. Las categorías son las mismas que el año pasado; la única novedad que le veo es que al inspirational ahora lo llaman “con elementos religiosos o espirituales”, pero vamos, me parecería raro que alguna vez triunfara algo que no fuera cristiano evangélico.


Ganadoras del Golden Heart

Romance contemporáneo corto: "Job Opening: Billionaire's Wife", Susannah Erwin
Romance contemporáneo: "No Man Left Behind", Penelope Leas
Romance histórico: "With Love in Sight", Christina Britton
Romance paranormal: "Constant Craving", Kari W. Cole
Romance juvenil: "Listen", Jennifer Camiccia
Suspense romántico: "Semper Fi", Meta Carroll
Romance con elementos religiosos o espirituales: "Wings of Love", Pamela Ferguson


El Premio Nora Roberts a toda una carrera ha recaído este año en una escritora bastante conocida y admirada, Beverly Jenkins, cuyo discurso fue muy aplaudido y se refieren a ello en la página Smart Bitches Trashy Books con la advertencia de ¡Tened preparados los clínex!”. En esa misma página web podéis ver la grabación de la ceremonia. Creo que no ha sido traducida al español, escribe novela histórica protagonizada por afroamericanos. Un ejemplo lo podéis ver en a crítica que hice de Indigo (entre nosotras, resulta muy excitante ver en persona a varias de nuestras autoras favoritas; también puedes desarrollar tu punto malvado comentando con una amiga el outfit de alguna autora, en plan choni de boda). Ha aparecido en los podcasts de Smart Bitches Trashy Books y es una mujer inteligente, divertida, que siempre dice cosas que se te quedan. Parece difícil escribir historias de amor con final feliz en épocas de esclavitud o cuando se carece de los más mínimos derechos civiles, pero ella bucea en la historia e intenta contar historias positivas. Una frase suya que he oído dice algo así como Don’t worry, I do the crying for you. (“No te preocupes, yo ya lloro por ti”). Es decir, para que tú no tengas que vivir historias trágicas en tus libros, ya investigo yo y me trago las historias horrendas.

Hay otra mención especial para aquellos autores que llegan a las 100 novelas publicadas ese año. La llaman Centennial Award, y en 2016 fueron: Andrew Gray, Sharon Sala y Jill Shalvis.

Vamos a por los RITA®

Relato corto (“novella”) romántico: Her Every Wish, Courtney Milan. Autopublicada. Lindsay Faber (ed.). Como Courtney Milan es una de mis escritoras favoritas, de esta tengo crítica, aquí. Me pareció “Buena” y le di un 3, pero sobre todo por compararla con otras de Milan que me gustaron más.

Romance contemporáneo, largo: Miracle on 5th Avenue, Sarah Morgan. Harlequin, HQN. Flo Nicoll (ed.). El libro 3.º de la serie From Manhattan with Love. No me extrañaría ver esta traducida al español en un futuro próximo.

Romance juvenil: The Problem with Forever / Nunca digas siempre, Jennifer L. Armentrout. Harlequin, HQN Teen. Margo Lipschultz (ed.). Una historia friends-to-lovers.

Romance histórico, largo: No Mistress of Mine / El lord y la plebeya, Laura Lee Guhrke. Avon Books. Erika Tsang (ed.). Es la 4.ª entrega de la serie Herederas americanas en Londres.

Suspense romántico: Repressed, Elisabeth Naughton. Montlake Publishing. Charlotte Herscher & Christopher Werner (eds.).

Romance paranormal: The Pages of the Mind, Jeffe Kennedy. Kensington Publishing Corp. Peter Senftleben (ed.). Tuvo una crítica de A en Smart Bitches Trashy Books.

Romance erótico: Off the Clock, Roni Loren. Penguin Random House. Berkley Kate Seaver (ed.). Es el 1.º de la serie Pleasure Principle.

Romance histórico, corto: A Duke to Remember, Kelly Bowen. Grand Central Publishing, Forever. Alex Logan (ed.). La entrega 2.ª de la serie A Season for Scandal. Tuvo críticas de A tanto en All About Romance como en Smexy Books. Aparte de eso, Caz, que escribe críticas en AAR, la consideró de lo mejor del año 2016.

Romance “con elementos religiosos o espirituales” (el inspirational de toda la vida): My Hope Next Dooor, Tammy L. Gray. Amazon, Waterfall Press. Amy Hosford (ed.).

Romance contemporáneo, corto: Christmas on Crimson Mountain, Michelle Major. Harlequin, Special Edition. Gail Chasan (ed.).

Romance contemporáneo, longitud media: Carolina Dreaming, Virginia Kantra. Berkley Publishing Group. Cindy Hwang (ed.). Es el libro 5.º de la serie Dare Island. Tuvo crítica A- en Dear author.

Ficción general con un romance central: The Moon in the Palace, Weina Dai Randel. Sourcebooks, Landmark. Shana Drehs & Anna Michels (eds.). Novela 1.ª de la serie de la Emperatriz Wu.

Mejor primer libro: Once and For All: An American Valor Novel, Cheryl Etchison. Avon, Impulse. Es la 1.ª novela de una serie titulada American Valor y estaba también nominada en la categoría contemporánea longitud media.


De este año me llama la atención lo anodinos que son todos (salvo el relato de Courtney Milan, of course!) y lo poco que me apetece leerlos. Suelo decir que, de los premios extranjeros en los que me fijo, los RITA® son los menos afines a mi gusto personal. Pero es que si cojo los premios RT Book Reviews y comparo, no coincide ni una sola de las novelas.

Sinceramente, no creo que esto sea lo mejor del año.

Lo único que me llama es la historia ambientada en la época de la emperatriz Wu, aunque sea por lo diferente.

De todas formas, como puedo estar equivocada y que aquí se oculte alguna joyita, agradezco cualquier comentario que se haga abajo y que nos oriente un poco sobre ellas.

miércoles, 26 de julio de 2017

Crítica: “Into the Fire”, de Suzanne Brockmann

Troubleshooters 13.º Una melé un poco inconexa con personajes inolvidables
 
Agosto 2008, Ballantine
DATOS GENERALES
Título original: Into the Fire
Fecha de publicación original en inglés: 2008
Subgénero: suspense romántico
Parte de una serie: Troubleshooters #13

SINOPSIS (según la contraportada)
Vinh Murphy, en el pasado un operativo para la elitista firma de seguridad Troubleshooters Inc., nunca perdonó a la neonazi Red de la Libertad por la muerte de su esposa. Ahora años después, el líder de ese grupo ha sido asesinado –y el FBI sospecha que Murphy puede haber apretado el gatillo. Murphy no puede estar seguro de lo que hizo mientras bebía como un cosaco, cegado por su dolor pero la persona a la que siempre ha podido recurrir es Hannah Whitfield, y a su puerta es donde aparece de nuevo. La única manera que tiene para sobrevivir es con su ayuda, y la de sus antiguos amigos los Troubleshooters, pero ¿podrá soportar poner en peligro a otra mujer a la que ama?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Actualmente, la tengo en mi lista en torno al mil cuatrocientos, así que más o menos sí que entraría entre lo mejor de la novela romántica. Romance Reader at Heart la incluyó entre sus Top Picks del año 2008. Además, se beneficia de que toda la serie Troubleshooters fue incluida en el Top 100 de series/novelas románticas de NPR (año 2015). Finalmente, tiene uno de esos tópicos que a mi tanto me gustan de amistad entre el héroe y la heroína.

CRÍTICA
Según la sinopsis, los protagonistas de este libro son Vinh y Hannah, aunque luego te meten a toda la peña de los Navy SEAL y los Troubleshooters.
El argumento de este libro destripa algo los anteriores. En el libro 8.º, Pasiones cruzadas, Vinh Murphy sufre la pérdida de su esposa Angelina. Han pasado cinco libros y durante este tiempo se ha dedicado a beber y a endrogarse, que es lo que debe hacer un héroe de pro en Romancelandia cuando pierde al amor de su vida.
Vinh considera que el responsable último de la muerte de su esposa es cierto líder neonazi fundamentalista cristiano y, en su delirio, planea matarlo, para lo cual pide la cooperación de su mejor amiga, Hannah.
Otra que tal baila, por cierto, ya que le da al bebercio como los peces en el río. Fue policía, tuvo un accidente y ahora, coja y sorda, ahoga sus penas en Johnny Walker. Fina que es la chica.
Vinh y Hannah son amigos de toda la vida. Hay evocadoras escenas de cuando eran más jóvenes, allá en Juneau, Alaska. Había cierta química inconfesada entre ellos, pero Vinh acabó casado con Angelina, amiga de Hannah. Cuando esta muere, Vinh desaparece para todos salvo para Hannah.
Para cuando Vinh se rehabilita, el FBI está investigando la muerte del líder neonazi, sí justo el que él quería matar con la ayuda de Hannah. Y claro, como estaba ciego de todo tipo de substancias, no tiene ni idea de si ha podido ser él o no. Así que recurre a Hannah, para que le ayude a descubrir si él es o no el autor de la muerte del tipejo.
Entran en el recinto de esta especie de secta, las cosas se complican,… y hasta ahí puedo leer, que es la parte de suspense del libro.
Yo lo cuento lineal, para que sepáis de qué va, pero en la novela se va contando en flashbacks. Y saltando de esta historia a otras secundarias, no siempre de final feliz y, en mi opinión, no particularmente bien hiladas: esas subtramas no confluyen en una historia homogénea.
Uno de esos hilos argumentales se refiere a Izzy Zanella, un tipo con la madurez de Espinete que siempre dice lo menos oportuno. Se acaba liando, o enamorando, o no sé muy bien qué, con una chica que se llama Eden, al filo de cumplir los dieciocho años de edad y que ha sobrevivido mintiendo e insinuándose sexualmente a todo tipo que ve delante. Cuando esta muchacha aparece embarazada, Izzy decide casarse con ella, por… Who knows? Porque le da pena, por hacerle un favor, la familia de ella da asco, y luego está el tema de que así puede tener asistencia médica, algo que es muy importante en países sin una sanidad pública en condiciones.
Esta subtrama de Izzy/Eden no me interesó demasiado, creo que por los personajes. No quiero faltarles al respeto, pero él me pareció algo tonto y ella tirando a golfa, y aunque te expliques perfectamente por qué son así, y sea comprensible cada cosa que hacen… Sinceramente ¿un par de críos poco listos que van de tontada en tontada? No conecto con una historia así.
Más interesante me resultaron Jimmy y Tess, la pareja protagonista de Contra todas las reglas. Su relación pasa por una crisis muy gorda. Es casi imperdonable lo que hace Brockmann con estos dos, la verdad. En Romancelandia, uno asume que las parejas felices lo son más o menos para siempre o, al menos, mientras dura la serie. Y luego resulta que no.
No es un buen libro para leer aislado. Pululan un montón de personajes que hasta me liaron a mí, que me los estoy leyendo la serie en orden y prácticamente seguidos. Yo ni me acordaba de qué libro era cada uno… Tess, Lindsey, Sophia, Tracy,… ¿Y este tipo que sale ahora, qué es, un Navy SEAL, un marine o uno de los Troubleshooters? ¿O era del FBI? ¿De la CIA? Espera, Lindsey y Mark Jenkins se liaron, ¿en qué libro? ¿El de la tormenta, el del cine?
Y cada uno de estos tiene sus cositas. Está el triángulo Sophia-Decker-Dave. Sí, Dave, aquel chico tan majo de la CIA que ya ha aparecido antes y está colado por Sophia. Pero ella sólo tiene ojos para Decker, un tipo de lo más cansino, de verdad, y aquí encima le toca el papel de llorón. Que no es que yo me ponga en plan Bosé los chicos no lloran / tienen que pelear, pero la verdad, agradecería que se le ocurriera algún otro tipo de escena para demostrar que ellos tienen su corazoncito.
Luego mete con calzador a una psiquiatra o psicóloga, que no sabes muy bien de dónde viene, a dónde va ni qué papel tiene en esta historia. No sé si pretendía liarla en algún momento con Decker, o si reaparecerá en algún otro libro como malvada bruja o hada bondadosa. Te la ponen en plan muy tópico como cuarentona un poco hippie que cree que con hablar las cosas se superan todos los traumas.
Gracias al estilazo de Brockmann, la novela me resultó bastante entretenida, pues consigue agarrarte por el cuello y dejarte pegada a la página, aunque el suspense se concentra al final y la única tensión erótico-romántica reseñable son algunos poquitos encuentros entre Vinh y Hannah.
Pero debo reconocer que las historias amorosas de este libro son todas un poco tristonas, y quedan cositas sin resolver, o con un final (momentáneo) poco feliz, con lo que tuve la impresión de que la historia le quedaba demasiado larga para un solo libro y la dividió entre este y el siguiente, Dark of Night.
A ver si Sophia se olvida de una vez del estrecho de Decker. A estas alturas de la serie, me parecen la pareja con menos química del mundo.
Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: para seguidores de la serie. Es que el resto se van a perder con tanto personaje del que no saben nada.

Otras críticas de la novela:
No he encontrado críticas en español, así que si alguien sabe alguna crítica, le agradezco si lo enlaza abajo
Aquí, la crítica de Rosario’s Reading Journal, que calificó la novela con una B+.
En All About Romance, la crítica fue de B-.
En el blog Don’t Talk Just Read hay dos críticas de la novela, una de Lori –a quien, no obstante, al principio le costó seguir las diferentes historias- y otra de Jennifer B a la que le disgustó el personaje de la psiquiatra.
Books for a Buck le dió 2 estrellas.
Y si el tópico “de amigos a amantes” es uno que te gusta aquí tenemos un artículo con más sugerencias.