viernes, 20 de octubre de 2017

Crítica: “Una dama arruinada”, de Elizabeth Kingston


Estudio de una traducción desastrosa que arruina una novela que -en inglés-  debe estar muy bien.

DATOS GENERALES

Título original: A Fallen Lady
Subgénero: histórica
Fecha de publicación original en inglés: 2015

1.ª edición en español: Amazon Media EU S.à r.l., 2017
“Traductora”: Rebeca Barroso

SINOPSIS (según Amazon)

Hace seis años, ante la indignación de su familia y el deleite de la sociedad frívola londinense, Lady Helen Dehaven rehusó casarse con el hombre al que estaba prometida. Aún más sorprendentemente, su rechazo sucedió tras noticias de conducta escandalosa: su prometido y ella fueron descubiertos en una posición muy comprometedora. Dejando su reputación en guiñapos y sus motivos un misterio, Helen se retiró a una vida sencilla en un pequeño pueblo entre amigos, donde sus secretos permanecieron privados.
Por razones propias, Stephen Hampton, Lord Summerdale, está decidido a aprender la verdad detrás de la enredada historia de la ruina de Helen. No hay nada que aborrece tanto como el escándalo - nada que apremie tanto como la discreción - por lo que se sorprende al descubrir, tras encontrar a Helen, que no puede evitar admirarla. Contra todas sus expectativas, se encuentra a sí mismo perdonando su historia escandalosa en favor de tan sólo estar cerca de ella.
Pero el amargo pasado no dejará ir tan fácilmente al corazón de Helen. ¿Cómo puede confiar en un hombre tan impregnado de la cultura de la alta sociedad, alguien que oculta tanto? ¿Y cómo puede él, alguien tan dedicado a la apariencia del decoro, amar a una mujer arruinada?

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No, la he leído porque la autora me facilitó una copia cuando la publicó en español.

CRÍTICA

No suelo aceptar libros para hacer críticas, porque luego pasa lo que pasa, como me ha ocurrido con este: no ha sido una lectura agradable y a ver ahora cómo se lo digo a la autora.
Me sabe mal.
En este caso, una bloguera a la que yo sigo me aseguró que el libro estaba bien, que a ella le gustó en inglés. Por eso dije que sí.

***La historia y los personajes***

La novela en sí, parece bastante buena: una trama interesante, personajes de los que te enamoras y un estilo pausado que va a tono con la historia.
Lo que ocurre es que ha sido como entrever un precioso palacete Biedermeier entre nubes de humo negro. Ves de vez en cuando ese edificio nítido, sencillo, armonioso, y te dices, ¡qué encanto! Pero luego viene el borrón espantoso del humo de las hogueras donde la traductora ha quemado sus diccionarios, ortografías y gramáticas de la lengua española.
Por contaros un poco de qué va la historia.
Tenemos por un lado a Lady Helen Dehaven, una mujer arruinada, por aquello de ser pillada en situación comprometida. Se negó a casarse con su novio. Repudiada por su familia, vive desde hace años en un pueblo perdido, junto a un par de amigas.
Allí llega Stephen, conde de Summerdale, a ver si es posible una reconciliación entre esta dama y su hermano. Cuanto la conoce, atractiva pero reservada, independiente en su pobreza, apreciada por quienes la rodean, se pregunta si no habrá algo más que lo que le han contado.
Lady Helen rompió el compromiso siendo muy jovencita, por ciertos acontecimientos traumáticos que vivió. Intentó explicárselo a su hermano, su único pariente, pero este no la creyó. Su rechazo la dolió casi más que lo de su impresentable novio. Se ha aislado, creando su propio mundo de aldea, sencilla, con amigas y lugareños que la estiman. Como desconfía de Stephen, mantiene la distancia, pero al mismo tiempo no puede evitar sentirse atraída por él.
Todo el mundo tiene buena opinión de Stephen. Conoce los secretos de la aristocracia, aunque no los revela, sino que les echa una mano, benevolente. Gracias a su prudencia y amabilidad, goza de una estupenda imagen social.
En lo íntimo hay que decir que su madre es francamente horrible, así que procura evitarla. Tuvo una novia que lo abandonó para casarse con un duque. El corazón le quedó algo “tocado”; sin embargo, esa experiencia le sirvió para reconocer lo que es el amor, de manera que no se engaña respecto a lo mucho que llega a amar a Helen.
La historia se va desarrollando de manera bastante interesante, poco a poco se van descubriendo el uno al otro y se enamoran, y superan los problemas. Eso sí, la parte final se me hizo un poco alargada.
Si hubiera leído esta novela en inglés, habría sido un sólido 3 estrellas, quizá hasta 4.
Pero la traducción es horrenda, y a ello voy.

***La “traducción”***

No sólo soy yo la que ha encontrado defectos. De seis críticas que hay en Amazon.es, cuatro (y tres de una sola estrella) mencionan la traducción. Una llegó a devolver el libro al cabo de dos capítulos, diciendo “una traducción horrible, no se entiende nada, parece traducido por alguien que no sabe español”.
Más que traductora este libro tiene lo que yo llamo “perpetradora”. ¿Qué cosa tan terrible ha hecho? Mogollón de ellas, pero empiezo por las más relevantes.

Las tres cositas que debería mejorar sí o sí

Primero, no pone rayas y puntos y aparte en las conversaciones. Mantiene las comillas que ponen en inglés. Voy a poner un ejemplo de esto con Odio en el Paraíso, que la tengo en español y en inglés. Donde Sandra Brown escribe
He said, “They know the best places to bite.”

Schyler pretended to be unmoved by his insinuating stare. She said, “You’re as ornery as ever, aren’t you?”

En español traducen poniendo rayas, puntos y aparte, y prescinden de “él dijo”, “ella dijo”:
—Sabe cuál es el mejor sitio para picar.

Schyler fingió no advertir la insinuante mirada que él le lanzó.

—Sigue tan obstinado como siempre, ¿verdad?

Cuando lees un libro como Una dama arruinada, supuestamente en español, pero usando comillas, resulta incómodo. Ejemplos:
“No, no, madeimoselle. ¡Hay que siempre mantenerlos en orden!” la reprimenda era humorosa.         Helen se lamentó, “¡Nunca aprenderé! Voy a terminar haciendo un nido para ratones.” Se disolvió en risas quejumbrosas al ver el resultado de su esfuerzo. De verdad, era terrible. “Y un nido para roedores no debería tomar tanto tiempo ni esfuerzo. ¡Ni hilo!”
Uso de la raya, según las Normas académicas: 2.3. En la reproducción escrita de un diálogo, la raya precede a la intervención de cada uno de los interlocutores, sin que se mencione el nombre de estos: —¿Cuándo volverás? —No tengo ni idea. —¡No tardes mucho! —No te preocupes. Volveré lo antes posible. Normalmente, en las novelas y otros textos de carácter narrativo, las intervenciones de cada uno de los personajes se escriben en líneas distintas. Como se ve en el ejemplo, no debe dejarse espacio de separación entre la raya y el comienzo de cada una de las intervenciones.

Segundo, en inglés se pone el pronombre todo el rato (he/she), pero en español preferimos omitir el sujeto de la frase si no hay posibilidades de confusión. La traductora en cambio no nos ahorra ni uno solo de los “él” y “ella”. Muy cansino. Ejemplos:
Ella debió haber corrido. Ella no debía haber estado allí.          Parecía haber mil cosas que él debió haber esperado en este encuentro, pero él nunca esperó la fuerte impresión de que ella lo hubiera juzgado y sumariamente descartado en un instante.           Porque yo pensé que yo sabía.

Una variación de esto es cuando hay una breve frase al final, con lo que añade el desorden sintáctico de la frase:
Era completamente encantadora, con su acento francés y sus ojos azul profundo, él consideró.
Siempre surgiría, por el resto de su vida, ella supo.


Tercero, las mayúsculas. Se empeña en poner mayúsculas en palabras que las llevarán en inglés, pero no en español, como gentilicios (Irlandesa, Americanas, mitología Griega, el amante de un duque Alemán, soy Francesa, las Inglesas…), meses del año (Noviembre) o títulos nobiliarios (Baronesa… el Conde de Summerdale… la sobrina del Marqués… el Duque era famoso).
En otros casos reconozco que no sé de dónde provienen las mayúsculas: con la Tarea que he emprendido… mi Investigación… los rumores de la Ciudad… la Sociedad… una Amazona… en Buena Sociedad… liberarte un poco de tu Represión Inglesa…
De nuevo, las Normas académicas:
6. Casos en que no debe usarse la mayúscula inicial. Se escriben con minúscula inicial, salvo que la mayúscula venga exigida por la puntuación, las palabras siguientes:
6.1. Los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año: lunes, abril, verano.
6.9. Los títulos, cargos y nombres de dignidad como rey, papa, duque, presidente, ministro, etc., se escriben con minúscula cuando aparecen acompañados del nombre propio de la persona que los posee, o del lugar o ámbito al que corresponden (el rey Felipe IV, el papa Juan Pablo II, el presidente de Nicaragua, el ministro de Trabajo), o cuando están usados en sentido genérico (El papa, el rey, el duque están sujetos a morir, como lo está cualquier otro hombre). Existen casos, sin embargo, en que estas palabras pueden escribirse con mayúsculas.

Esos son mis principales “peros” a la traducción. Con que hubiera corregido estos tres defectos, el libro habría sido tolerable.

Lo que a mí me parecen errores, ¿y a ti?

En una de esas críticas de Amazon se quejan de que es español de México. Según leo en Compartelibros, al parecer hay en la versión definitiva una nota de la traductora diciendo que podía utilizar palabras propias de su país de nacimiento y que quizás le podían molestar a personas de otras regiones.
No, sinceramente creo que ese NO es el problema.
Sí que hay palabras del español de América como chaperón, charola, chongo, jalar, platicar, recámara, recamarera, rentarle una carreta, saco de papas,…
Quizá lo único chocante para los españoles de España es el reiterado uso de regresar en el sentido de devolver, por ejemplo sonrisas. No pudo regresarle la sonrisa.
Pero creo yo que los españoles estamos tan acostumbrados a leerlas en libros u oírlas en películas y series que, francamente, no lo vemos como algo extraño. Yo, particularmente, las encuentro enriquecedoras y de vez en cuando me apropio de expresiones del otro lado, porque me encantan. Tengo que decir lo obvio: nunca tuve problemas con Juan Rulfo, Octavio Paz o Carlos Fuentes. Ni con ningún escritor o escritora del otro lado del charco.

No, mi impresión es que la traducción está mal, en algo que no admite ninguna de las academias de la lengua española. Porque, hasta donde yo sé…

La gramática y la ortografía están consensuadas por todas las academias de la lengua española, la de aquí y las de allá.

Precisamente para que podamos seguir entendiéndonos.
Igual estoy equivocada.
Me gustaría saber si es sólo cosa de los lectores españoles, o también son cosas que no les parecen bien a los hispanoamericanos.
Para hacer la prueba, paso a enumerar bastantes de las cosas que me hicieron poner los ojos en blanco.
Luego me podéis decir, si queréis, si a vosotros también os choca o no.

Palabras inventadas

         Habría montado todos los caballos posibles hasta el borde del colapse. Aquí ha hecho un engendro, a la palabra inglesa collapse le quita la “elle” pero deja la “e”. Se tendría que haber traducido como colapso, derrumbe, caída, desmayo, síncope
Cartas acrimoniosas. Aquí está claro que el adjetivo original era acrimonious. Se puede traducir como cáustico, mordaz, agrio o amargado. “Acrimonioso” no lo veo en el DRAE.
Su risa cual champagne. Champagne tampoco viene en mi DRAE; sí, en cambio, champán.
Él hizo una moción como para levantarse. Sí, una moción de censura, no te… Motion significa movimiento.
Las esquinas de su boca curvearon hacia abajo. Se inventa el verbo curvear cuando en español es curvar. Aparte de que en la boca no tenemos esquinas, sino comisuras.
Este absurdo estratagema. Eh, ¿estratagema no es sustantivo femenino?
Las Leyes de los Granos. No, o bien dices las Leyes del maíz o conservas la denominación original, Corn Laws. He encontrado las dos formas en libros de historia,… y en la Wikipedia. Lo más habitual en historiografía es dejar Corn Laws.
Usted está perdiendo su mente. La expresión inglesa Lose your mind se traduce como perder la cabeza o volverse loco.
Evitar ser captivado por ella. Captivated es cautivado, no captivado.

Falsos amigos

Les ruego a ambas no molestarse tratando de resolver mi predicamento. Yo les agradezco su cortesía. La palabra “predicamento” existe en español, pero no con ese significado. Predicament se suele traducir como apuro, dilema o aprieto.
No le debía dar la bienvenida sin reservaciones. Está claro que traduce reservation por “reservación” cuando tendría que ser cautela o reserva.
¿Tiene mucho tiempo de ser amiga de Madame de Vauteuil? Sería mejor haber escrito ¿Es amiga de Madame de Vauteuil desde hace mucho tiempo?
Se sintió horriblemente provincial. Aquí la traducción correcta sería más bien provinciana, porque se refiere a la actitud o apariencia de una persona, y no al ente administrativo.
Deja de ser tan gálica, Marie-Anne. Ha traducido Gallic por gálico, que es admisible sólo si te refieres a la provincia romana de la Galia. Para otros períodos de la historia, se traduce mejor como gala o francesa.
El collar de su chaqueta. Más que collares, las chaquetas tienen cuellos.
Madame de Vauteuil asentó ligeramente. ¿Será una mera errata por asintió? Ya no me fío.
Miembros de su familia intrigantes pero ultimadamente benignos. Creo que en origen era ultimately, y la traducción correcta sería básicamente o al final, finalmente, o al fin y al cabo.
Los rumores más recientes son viciosos. Vicious se traduciría, en este contexto, por mezquino, malicioso o cruel.
En el evento de que haya pasado desapercibido. La expresión inglesa In the event of se traduce como en caso de, así que la frase sería más bien “En caso de que haya pasado desapercibido”.
Su belleza mercurial. Mercurial existe en español, pero no con ese significado de volátil o voluble, que habría sido la traducción correcta.
Mujer sin morales. Quiere decir sin moral, en español se dice así, en singular.
Severas meneadas de dedos. ¿No querrá decir meneos o movimientos? Aunque lo de severas me despista.
El fantasma de una sonrisa. Tengo la impresión de que en el original debía ser algo así como the phantom of a smile, y que sonaría mejor como la sombra de una sonrisa o una sonrisa fantasma.
Su estación en la vida. De nuevo un falso amigo. Que no, que station, cuando te refieres a posición social, como es el caso, se traduce como posición, rol o papel, y no como si fuera una parada de tren.
Hablar silenciosamente. Que no, que quietly, cuando de hablar se trata, no es silenciosamente sino bajito o en voz baja.
Tómame a mi palabra. Supongo que quiere decir Créeme.
Hablé fuera de turno. ¿Hablar de más?
Las palabras simplemente se le habían fugadoSí, de Alcatraz
¿Cómo enroscarás eso hasta convertirlo en algo siniestro? No, no está enroscando tapones, sino retorciendo palabras hasta que tengan un sentido siniestro.
Le comandó con una ligera sacudida. A ver, no, en español sólo se comanda un ejército, una plaza, un destacamento o una flota. A las personas se las manda u ordena.

Otras rarezas

Preposiciones escogidas un poco… ¿al azar?: Su familia de impenitentes snobs nunca aprobó de ella, pero… Confirmar que él pertenecía con ella…  
“Entrégate conmigo” (y no, no se refiere a dos delincuentes rindiéndose a la autoridad).
Reflexivos que me dejaron perpleja: Ella simplemente se rehusó (rehusó casarse, no es que se rechazara a sí misma). No parecía poder pausarse en el sendero (por detenerse, pausar es además intransitivo).
            Unas veces son frases, simplemente, feas, cacofónicas, como la siguiente: Lo cual era la razón por la cual Stephen se encontraba ahora aquí.
Otras veces, las palabras son correctas pero anticuadas, o de las que el DRAE da otras como preferibles:
Dentando (por salir los dientes). En sí no es incorrecto, pero el diccionario da como preferible endentecer a dentar. La verdad es que en España decimos “salir los dientes” y ya está.
Flamas por llamas o innocuo en vez de inocuo.
Esperando placarme con sus regalitos. Placar está en desuso, es preferible aplacar.

En ocasiones, me pareció que omitían palabras. No que hubiera muchos (en vez de no es que hubiera muchos) o Ni siquiera estaba segura que quería hablar con él (en lugar de segura de que).
Pone una “s” a los apellidos (Los Huntingdons), cuando la regla general es que, si te refieres a los miembros de una misma familia, los apellidos conservan la forma singular (tendría que decir los Huntingdon).
Es incoherente en los tratamientos de los personajes, a veces usa “Mr.” (Mr. Thompkins), pero otras veces Sr. (Sr. Shipley). Para mí, en español queda mejor traducirlo señor Thompkins, señor Shipley. Pero si escoges mantener el tratamiento en inglés, hazlo de forma coherente a lo largo de toda la traducción.
Otra inconsistencia es el empleo del término miladi (no admitido en el DRAE, sería mi lady) pero en cambio dice mi lord (cuando justo en el DRAE sí que está admitido milord).

Usa “ver” cuando aquí diríamos “mirar”. Ejemplos: Lo veía de frente con un desprecio… Evitó verlo a él y se refirió directamente a su amiga… Él la vió a los ojos.
Pensé que era un error, pero luego leí una consulta a Fundéu que dice que no. Aunque, en principio, ver alude a la recepción de estímulos externos por parte de los sentidos, mientras que mirar, indica un acto del sujeto, lo cierto es que ya desde antiguo se usan ver y oír con los sentido de mirar y escuchar (y a la inversa), y no se considera incorrecto. La elección puede depender del lugar o de giros concretos.

Encontré también un problema de puntuación en el uso del paréntesis. En español, a diferencia del inglés, el punto va detrás del paréntesis y no antes. Escribe la traductora “engreído.) cuando tenía que ser “engreído).
Vuelvo a las normas académicas. Uso de paréntesis, 3. c) Independientemente de que el texto entre paréntesis abarque todo el enunciado o solo parte de este, el punto se colocará siempre detrás del paréntesis de cierre: Se fue dando un portazo. (Creo que estaba muy enfadado).

Frases incomprensibles

Y acabo con ejemplo de frases que simplemente no entendí. Igual la culpa es mía.
Era lejos de ser un acto. Creo que quiere decir que estaba lejos de ser una simulación, un fingimiento, que no hacía teatro, pero no lo tengo claro.
La idea de que tendría abismales prospectos no comparaba con el peligro al que estaba expuesta.
Marie-Anne deteniendo la botella de vino (¿colocando? Ni idea, no era una botella que estuviera cayéndose ni nada).
Deslizándose a través del suelo en pequeños incrementos.
Se encajó a sí mismo en su vida.
Terminó siendo extraña en vez. Creo que aquí la palabra final era instead, y debe querer decir algo así como En lugar de eso, acabó siendo extraña. Vaya usted a saber.
Su cuerpo se empuñó alrededor del de él.
Ella absorbió esa herida, permitiéndole ir profundamente.

No soy filóloga, por lo tanto puede que alguna de mis apreciaciones sea errónea. Esas son las cosas que me parecieron, simplemente, mal traducidas. Mi impresión es que no es sólo cosa de las lectoras españolas, sino que alguien de Argentina, Perú o México también las encontrará chocantes.
Como no puedo asegurarlo, yo lo dejo aquí, por si alguien tiene otra opinión o sabe más de estas cosas, y me puede explicar que no, que en tal o cual sitio sí se dice así.
En cualquier caso, creo que os hacéis una idea de la traducción que ha hecho que la lectura de este libro me resultara una experiencia muy dolorosa.

Valoración personal: prescindible, 2

Se la recomendaría a: los masoquistas del idioma.

Otras críticas de la novela:
En español, sólo he encontrado tres comentarios en Comparte libros, los tres insistiendo en lo mala que es la traducción, hasta el punto de considerarla una “novela arruinada”.

Pongo enlaces a A Fallen Lady, la novela original, que tuvo críticas muy aceptables en inglés.
En Audio Gals me entero que está narrado el audiolibro por Nicholas Boulton (¡todo un lujo!) . Le dan A+ por la narración y A- por el contenido. Al audiolibro se dedica también esta crítica en AudioFile magazine.
Dear Author, una B.
Bookworm no puntúa pero parece que le gustó.


Pero, ¿quién me mandaría a mí incumplir mi norma de no aceptar libros de autores?

miércoles, 18 de octubre de 2017

TBR Challenge: ‘THE PREY’, by Allison Brennan


The topic of this month is Paranormal or Romantic Suspense


Published: 2005
Genre: romantic suspense
My Rating: 3 stars
Part of a Series: Predator #1

In October the topic is a novel either Paranormal or Romantic suspense. Paranormal is not my thing, so I looked for anything suspenseful. I did not find it on my kindle. But then I remembered this book that I bought on paper and in a Spanish translation.

Why did I buy it? I bought it with other books with a reduced price. I saw that this book was number 979 when RomanceNovels.Me chose the best 1000 romance novels. And in Romance Readers at Heart was a Reviewers’ Top Pick in 2006. So it could be an interesting book, I thought.

The plot in itself is something we have all seen many times. A woman that is threatened by a killer. She needs protection. She got it in a very sexy form. Her bodyguard falls for her and the feeling is reciprocated.

What makes this book a little bit different is that the killer is doing something really awful. Rowan Smith worked for the FBI, and now she writes suspense novels. This assassin does in real-life what she has imagined in her books.

She’s got her secrets. Something happened when she was a kid, and it looks like the killer knows her very well. The past, that she thought was forgotten, has come to haunt her. Even if she refuses to acknowledge it. Two men go to her house to protect her: first Michael and then his brother John. You have certain doubts about who is the hero. But they are solved nearly in the first scene with John. He makes her feel ‘something’ whereas his brother makes her a little bit nervous because he likes her and she sees him just as a friend or a brother.

The first part of the book was a little bit slow. And it took me a couple of days to enter into the story. The translation was not a very good one and that could be the reason why I felt disconnected.

On the other hand, Rowan is not a very sympathetic heroine. It’s difficult to warm up to her. She’s always with her Glock and points it to anyone, even her bodyguards. Just for fun by the look of it. Something really stupid, if you want to know my opinion.

In certain moments, as I was disconnected to the story, it reminded me of a TV movie, something not good enough to be brought to the silver screen. Trite dialogues, lame performances, anticipated twists and turns.

But the second part was more intriguing and there was a point when I just couldn’t stop reading until the end, just to know what happened next.

So in the end, it was quite an interesting book, with enough romance and suspense to have a good time with it. But it is not going to rock your word, certainly.

When I discovered that this was the author’s first novel, I was surprised. It’s certainly a great achievement.

I’m not sure if I’m going to read the next two books of the series. If I find them in a reasonable price, I think I will give Brennan’s work another chance.

lunes, 16 de octubre de 2017

Las mil mejores novelas románticas: 801-820


801 The Highwayman

Kerrigan Byrne, 2015, Victorian Rebels #1, histórica.

Dorian Blackwell, es un villano despiadado, uno de los hombres más ricos e influyentes de Londres que no se detendrá de nada si lo contrarían. La encantadora, aún inocente viuda Farah Leigh Mackenzie no es excepción, y pronto Dorian se la lleva a su santuario a las salvajes Tierras Altas. Pero ella no será la marioneta de nadie.

Crítica, en Smart Bitches Trashy Books (en inglés). 



802 Tiffany Girl

Deeanne Gist, 2015, religiosa.

Un empresario del cristal llama como esquiroles a estudiantes femeninos de la Liga de Estudiantes de Arte de Nueva York. Entre ellas, Flossie Jayne, una inspirada artista que completará la obra que los huelguistas han dejado inacabada. Esta novela causó cierto escándalo entre los lectores de este tipo de novelas cristianas porque su interés amoroso, Reeve Wilder, la desea después de besarse.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



803 A Man Like Mac

Fay Robinson, 2000, Harlequin Super Romance (HS) – 911, contemporánea.

Como descubre Keely Wilson, no te encuentras a menudo con un hombre como Mac. Ha superado la adversidad y se ha enfrentado a desafíos que podían haberlo destruido. No solo es guapo, decidido y sexy, sabe exactamente lo que importa en la vida. Y, para Mac, Keely importa…

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



804 Primera tumba a la derecha

First Grave on the Right, Darynda Jones, 2011, Charley Davidson #1, paranormal.

Charley Davidson tiene un don: puede ver a los muertos y les ayuda a ir al más allá. Aprovecha para resolver crímenes. Pero las cosas se le complican: el asesinato de tres abogados es un completo rompecabezas. Además, no deja de aparecérsele en sueños un hombre tatuado, misterioso y terriblemente sexy. Cuando por fin descubra su identidad, la "apacible" vida de Charley nunca volverá a ser la misma...

Crítica, en el blog A la cama con… un libro



805 Simply Irresistible

Jill Shalvis, 2010, Lucky Harbor #1, contemporánea.

Maddie Moore necesita darle un cambio radical a su vida. Ha perdido novio y trabajo. Abandona L.A. para reclamar la herencia que le ha dejado su madre: una posada de mala muerte en la costa de Lucky Harbor, Washington. Pero tiene que arreglarla, y para ello recurre a un contratista alto, moreno y que está como un tren.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



806 Claro de Luna

Carolina Moon, Nora Roberts, 2000, suspense.

Tory Bodeen vuelve a Carolina del Sur, años después del asesinato de la que fuera su mejor amiga. Confía en poner fin a las visiones del pasado que la acosan, al tiempo que retoma la vieja amistad con el hermano de Hope, Cade, ambos unidos por el mismo sentimiento de pérdida.

Crítica, en el blog de Lady Marian



807 La prometida rebelde

An Unwilling Bride, Jo Beverley, 1992, Company of Rogues (Granujas) #2, Regencia tradicional.

Lucien de Vaux, marqués de Arden y heredero de un ducado, está a punto de contraer matrimonio con una joven dama cuando su padre, el duque, se interpone y le obliga, en cambio, a desposar a una desconocida, Beth Armitage, una mujer independiente, adelantada a su tiempo. Entre Lucien y Beth surge una sorprendente comprensión que poco a poco irá transformándose en algo mucho más intenso y apasionado.




808 Not Another Bad Date

Rachel Gibson, 2008, Writer Friends #4, contemporánea.
                 
Adele Harris no sabe qué tiene que hacer para conseguir una buena cita. Ha tenido tantas citas malas que piensa que está maldita. Cuando vuelve a su ciudad natal a apoyar a su hermana, se reencuentra con Zach Zemaitis, una antigua estrella profesional, y lo sabe todo, especialmente sobre el fútbol americano. Cuando Adele vuelve a su vida se pregunta si no se equivocó con ella.




809 Reckless

Ruth Wind, 1997, The Last Round Up #2 / Silhouette Intimate Moments – 796, contemporánea.

En una pequeña ciudad de Colorado, Jake Forrest, que siempre creyó en el honor y el deber, alto y orgulloso, solo quiere olvidar su pasado y encontrar la paz en brazos de Ramona Hardy. Pero ella tiene sus propios demonios a los que combatir, y sabía que lo suyo nunca prosperaría si él no se enfrenta a su pasado.

Crítica, en Read Dream Relax (en inglés). 



810 El beso del rey demonio

Kiss of a Demon King, Kresley Cole, 2009, Immortals After Dark (Los Inmortales de la Oscuridad) #6, paranormal.

Sabine, una de las más poderosas hechiceras de la Tradición, ha conseguido capturar al demonio Rydstrom Woede. A pesar de los esfuerzos de éste por resistirse a las caricias de la bruja, su ardiente naturaleza le dice que ella es su compañera y que debe poseerla. Cuando Rydstrom logra escapar, decide llevarse con él a Sabine: ahora será ella quien deba sufrir el dulce tormento de los besos del rey demonio...

Crítica, en El rincón Desastre



811 Hacerse querer

The Endearment, Lavyrle Spencer, 1982, histórica/Oeste.

Ansiosa por escapar a la humillación de su sórdida existencia en Boston, Anna acepta convertirse en novia por correspondencia de Karl, un adinerado granjero de la lejana Minnesota. Él esperaba una muchacha de veinticinco años, hábil cocinera, experta ama de casa, dispuesta al trabajo rural y... virgen. Generoso por naturaleza, Karl deberá perdonar a Anna todas sus mentiras.




812 The Devil and Ms. Moody

Suzanne Forster, 1990, Loveswept (LS) – 414, contemporánea.

El puro deseo físico nunca atrajo a Edwina Moody, hasta que conoció a este hombre en cuero negro al que conocen como Diablo. Contratada para encontrar al desaparecido heredero de una fortuna, sigue el rastro hasta Blackie's Bar, donde se arriesga al encontrar a este feroz club de moteros en su búsqueda.

Crítica, en Mini Blob (en inglés). 



813 Best Laid Schemes

Emma Jensen, 1998, Regencia tradicional.

Tarquin Rome, un aristócrata bastante estirado, no cree que Sibyl Cameron sea una dama. Ha sido acosado por esta inquieta criatura desde la niñez, ¿por qué su madre tenía que invitarla a una fiesta en casa? La ignorará concentrándose, en lugar de eso, en otras tres damiselas invitadas, entre las que escogerá su future esposa.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



814 El príncipe de las estrellas

The star prince, Susan Grant, 2001, Star #3, ciencia ficción.

Ian Hamilton, magnate de las finanzas, se consideraba por lo demás un tipo normal… hasta que lo eligen como sucesor a la corona de un imperio. La Princesa Tee'ah cambia el mundo que conoce por la libertad que le proporciona pilotar una nave. Cuando un atractivo extraño le ofrece trabajo como piloto del Sun Devil, ella elige el juego de su vida, con un hombre que debería haber evitado a toda costa.




815 Reflejo de luna

Moon in the Water, Elizabeth Grayson, 2004, histórica.

Ann Rossiter tiene la oportunidad de asegurar su futuro y el del hijo que espera, así que debe aprovecharla. Su padrastro le ha ofrecido en matrimonio a Chase Hardesty, uno de los capitanes de su compañía; si acepta, recibirá como dote el barco de vapor más moderno del Sur.




816 Gunmetal Magic

Ilona Andrews, 2012, Kate Daniels #5.5, urban fantasy.

Después de ser expulsada de la Orden, Andrea entra a trabajar para una pequeña firma de investigación. Esto la llevará a trabajar con Raphael Medrano, el macho alfa del clan Clan Bouda.

Crítica, en All About Romance (en inglés). 



817 En busca del highlander

Claiming the Highlander, Kinley MacGregor, 2002, MacAllisters (Los MacAllister) #2, histórica.

Se dice que Braden MacAllister, barón inglés y orgulloso guerrero de las Highlands, puede hacer caer a un enemigo con un simple golpe, y a una mujer con un solo beso. Pero con Maggie no puede, puesto que la hermosa pelirroja es inmune a sus intentos, decidida a acabar con las largas contiendas que siguen desarrollándose violentamente entre los clanes y su enemigo común.

Crítica, en Sin Libros no soy Nada



818 Barely a Lady

Eileen Dreyer, 2010, Drake's Rakes #1, histórica/Regencia.

Olivia Grace desprecia a Jack Wyndham, conde de Gracechurch, quien escandalosamente se casó y se divorció de ella, arruinándola por completo. Pero cuando lo encuentra herido, en el campo de batalla, con el uniforme del enemigo, no puede resistirse a salvar a este traidor. Cuando se despierta, es con gran parte de su memoria desaparecida. Sí, es uno de esos de amnesia.

Crítica, en Mrs. Giggles (en inglés). 



819 Mata para mí

Kill for Me, Karen Rose, 2009, Vartanian Family (Vartanian) #3, suspense.

La trilogía sobre los hermanos Vartanian se cierra con la historia de Susannah, la hermana pequeña. Es la única que en realidad conoce el secreto escalofriante que se gestó en un apacible pueblo del sur de Estados Unidos trece años atrás... y cuyo horror aún perdura hoy.




820 La mujer del vikingo

The Viking’s Woman, Heather Graham, 1990, Viking Trilogy (Vikingos MacAuliffe) #2, histórica/medieval.

Rhiannon, hija de un rey sajón, debe casarse contra su voluntad con Eric, un príncipe vikingo llegado de Irlanda. Aunque ella intenta eludir su obligación, pero la boda se celebra. Su tempestuosa relación está marcada por el rencor y la desconfianza. Sin embargo, ya en Irlanda, Rhiannon descubrirá al hombre tierno y leal que se esconde tras los rudos modales de Eric.



* Romántica a su manera *

Hoy traigo dos de suspense que descubrí gracias a las páginas de romántica. Una de ellas es bastante conocida, porque han hecho una película sobre ella, Perdida (Gone Girl, 2012) de Gillian Flynn, así que tampoco voy a decir más. Si queries saber algo más, podéis ver su página en la Wikipedia


La otra es de los noventa, menos conocida, El sótano del terror (Under the Beetle’s cellar, 1995) de Mary Willis Walker, la segunda de la trilogía Mollie Cates. Por un lado tenemos a un fanático religioso que ha metido a rehenes en un autobús enterrado, y que están vivos, de momento, y por otro, a Molly Cates, una reportera que se atreve a investigar lo que hay detrás de esto, algo que puede poner fin a esta locura asesina, o alimentarla aún más. Podéis leer una reseña en Kirkus Reviews (en inglés) 





 Por si alguien siente irreprimibles ganas de compartir algo:

¿Habéis leído alguna, todas, ninguna?
¿Está vuestra novela favorita en este tramo de la lista?
¿Y una que no os gustase nada?
¿Creéis que alguno de estos títulos no debería estar aquí porque no os parece novela romántica?

… O cualquier otro comentario que queráis hacer, claro.

Como siempre si hay algún error, agradezco que se indique.