viernes, 2 de diciembre de 2016

Crítica: “Seducida por el enemigo”, de Maya Banks



Una de highlanders entretenida.
 
© de la ilustración de cubierta,
Franco Accornero via Agentur Schlück GmbH


DATOS GENERALES

Título original: Seduction of a Highland Lass
Subgénero: histórica / Edad Media s. XII
Fecha de publicación original en inglés: 2011
Parte de una serie: Los hermanos McCabe #2


1.ª edición en español: Planeta, 2013
Traductora: Anna Casanovas

SINOPSIS (de la contraportada)

Alaric McCabe siempre ha estado dispuesto a sacrificarse para defender los derechos de los suyos; por ese motivo ha aceptado desposarse con la hija del laird del clan vecino. Pero cuando se dirige hacia las tierras de su prometida, Alaric y sus hombres caen en una emboscada y son dados por muertos.
Keeley McDonald fue traicionada por personas de su máxima confianza, y desde entonces vive apartada de sus seres queridos. Cuando Alaric se desploma herido delante de su casa, ella acude en su auxilio y promete cuidarlo hasta que se recupere, lo que pondrá a prueba su capacidad para resistirse al deseo que el guerrero escocés despierta en ella.
Cuando ambos regresan al castillo de la familia McCabe, la pasión ha dado paso al amor. Pero la conspiración y el peligro los rodean y pronto Alaric tendrá que tomarla decisión más difícil de su vida: traicionar a su clan o a la mujer que ama.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, allá por el puesto dos mil y pico. O sea, que tampoco es de las mejores-mejores, pero está muy bien. En la encuesta anual de All About Romance logró una mención honorable en la categoría Biggest Tearjerker, o sea, mejor lacrimógeno. Y su traducción al español estuvo en el puesto 8 dentro de “Lo mejor del año 2013” de “El rincón de la novela romántica”.

CRÍTICA

Este es uno de los libros que compré en una oferta con otras del mismo sello.
Como puede verse por la sinopsis, la cosa va de highlanders, y en sí el planteamiento no es demasiado original.
Alaric, segundón del clan McCabe, se ha comprometido con la heredera del clan McDonald. De esa manera pasará a ser el laird del clan McDonald, tendrá sus propias tierras y ayudará a su familia a mantener la paz y defenderse de los malos que acechan. Y también es un enlace que quiere el rey David.
Lo que ocurre es que, camino al castillo de los McDonald, sufre un ataque que mata a todos sus acompañantes. Sólo queda él, malherido. Consigue llegar a una cabaña que hay por ahí donde, por suerte para él, quien vive es una curandera, Keeley.
Keeley era del clan McDonald, que la rechazó por algo deshonroso, aunque la dejó vivir dentro de sus tierras, en esta cabaña apartada, donde trabaja como curandera.
Cuida del malherido guerrero: le cose, le atiende en su fiebre, etc. Es uno de esos trucos de romántica que yo llamo “hacer la Nightingale”. Da juego, por aquello de la intimidad forzada, el verse el cuerpo soberbio del guerrero, hacerse arrumacos muy poco propios de las profesiones sanitarias,…
El roce hace el cariño, ya se sabe. Tanto en la cabaña primero como en el castillo McCabe después, Alaric y Keeley no dejan de comerse con los ojos, y una cosa lleva a la otra, ¿para qué os voy a contar más?
El conflicto aquí radica en que Alaric tiene que casarse con la heredera McDonald para beneficio de su clan y también por esa ambición de tener tierras propias. Y Keeley ha sido repudiada por el clan McDonald, no se tiene más que a ella misma y sus habilidades como curandera.
O sea, que no deben estar juntos. No, no.
Pero llega un momento en que…

“Saborear la felicidad durante un segundo era mucho mejor que pasarse la vida con la amargura del arrepentimiento. Y si se muriera en aquel mismo momento, de lo que más se arrepentiría sería de ir virgen a la tumba”

Sí, el tópico ese de “no podemos estar juntos, pero sólo por una noche, vamos a darnos el gustazo”. Sólo que luego, nadie es capaz de dejarlo después. Esto es como la droga: nadie se queda en sólo una raya, por probar.

Una noche en tus brazos para poder recordarte cuando ya no estés aquí.

Ja.
Después de tantos años leyendo romántica, todos sabemos lo que va a pasar, ¿eh?
No había leído nada de Maya Banks y su estilo me gusta. Es ágil, ligerito, mucho diálogo. Es verdad que a veces todos suenan como muy adolescentes de instituto, y que es de esos libros pseudomedievales en los que surgen anacronismos cada dos por tres en la forma de hablar y de pensar. También en cosas ridículas, como un personaje hablando de “centímetros”. Vamos a ver, si los británicos actuales siguen sin aceptar el sistema métrico-decimal, ¿cómo iban a hacerlo los medievales… en caso de que el metro se hubiera usado entonces? Es una cosa de esas de la Revolución Francesa.
Pero sobre todo es por el tema de los conceptos mentales, que siempre son muy contemporáneos.
 “Un medieval nunca pensaría eso, nunca diría eso” –me cruzaba la cabeza aquí y allí.
Exacto, clavadito a Julie Garwood.
Vamos, que si eso es la Escocia del siglo XII, yo soy monja.
Sin embargo, con esta novela–a diferencia de lo que me pasa con la Garwood- pude suspender bastante bien la incredulidad y me dediqué a ver qué pasa con Alaric y Keeley. Creo que es porque Maya Banks no pierde el tiempo en episodios irrelevantes, ni tampoco hace de Keeley la mujer perfecta, asombrosa, guapísima de ojos violetas y universalmente adorada. No, Alaric y Keeley entran dentro de la normalidad, tienen emociones complejas, parecen personas bastante de carne y hueso.
¡Y qué carne, la Virgen!
La parte de tensión erótico-romántica está bastante bien hecha, muy excitante y explícita. De lo mejorcito de la historia.
Durante gran parte del libro no entendí por qué los lectores de All About Romance la consideraron lacrimógena, ya que todo resultaba bastante intrascendente. Lo que ocurre es que el amor entre estas dos personas acaba siendo una emoción muy intensa, que los tortura al verse divididos entre el amor y el deber hacia el clan, y llega un momento en que, oh, sí, mojas la pestaña. A mí me recordó a cierto momento de Los inmortales (la película) en la que también lloro como una magdalena.
Querría dedicarle una mención especial a la traducción de Anna Casanovas. Estupenda. Mira que siempre me meto con las traducciones de la editorial Planeta. Pues esta vez acertaron.
En el título no lo tengo tan claro. Alaric no es el enemigo de Keeley. No es una de esas en plan Romeo y Julieta. Por otro lado, no es que él la seduzca a ella, sino algo claramente mutuo, aunque es verdad que viene así en el original “Seducción de una muchacha de las Tierras Altas”.
Aunque forma parte de una trilogía de la que no he leído los otros dos, he podido disfrutarla sin problemas. No eché a faltar no haber leído la primera, Enamorado de su enemiga.
No es una novela que te vaya a aportar nada nuevo, pero es entretenida y pasas un buen rato. Luego la olvidas y a otra cosa.

Valoración personal: entretenida, 3

Se la recomendaría a: los aficionados a la novela histórica ligera y los fans de los Highlanders.

Otras críticas de la novela:
En español, tenemos dos críticas en “El rincón de la novela romántica” y en general la ponen muy bien. En el Blog de Vanedis la puntúan 4 sobre 5. Revista Krítica también le hizo una interesante reseña.
¿En inglés? Addicted to Romance de dio 5 blossoms. RT Book Reviews la calificó con 4 ½ estrellas y la consideró un Top Pick! Por último, Mrs. Giggles la puntuó 84/100 y señala que aun no siendo nada rompedor, sí que te enseña cómo contar bien una historia.

7 comentarios:

  1. Esa suerte has tenido de no leer la primera, nosotras fue la única que leímos y nos pareció un tostón importante, llena de partes directamente ridículas. Eso sí, Maya Banks escribe bastante bien la parte erótica (yo de hecho es lo único que he leído de ella -su serie Sweet, bastante floja pero los momentos hot son tremendos-). Nos paramos en el primero pero vista tu opinión tal vez en algún momento le echemos un ojo al resto. Si alguna vez lees en nuestras reseñas #MeCabe, que sepas que sale de aquí (son los hermanos MeCabe para nosotras XD)
    Gracias por la reseña!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando estaba escribiendo la crítica me estaba sonando todo el rato de lo de #MeCabe, pero no sabía muy bien por qué... Gracias por recordármelo.;-)
      En cuanto a lo de no haber leído el primero,... es que no he visto buenas críticas de él, y tiendo sólo a leer y reseñar cosas que alguien ha considerado buenas.
      No me importa leer solo un libro de una serie si sólo uno es potable.
      De Maya Banks tengo también apuntado que es bueno Hidden Away uno de suspense de 2011. Con el tiempo caerá, supongo. De la serie Sweet creo que sólo tengo apuntado en mi lista el segundo, Sweet Persuasion.

      Eliminar
  2. Oh!!! Ewan (el primer libro) para mi es idiota perdido, y el del segundo, Alaric me cae bastante mejor, aunque me falta algo de acción entre ellos y en general. Sin embargo recomiendo encarecidamente el 3!! Caelen es un amor aunque no lo parezca y casa perfectamente con Rionna!! Me encanta Maya Banks, pero para mi con ese libro se superó. Una pareja dura por fuera pero muy blandita por dentro, y muchas emociones! Quieroun Caelen en mi vida!! TT_TT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tercero es Nunca te enamores de tu enemigo, ¿verdad? Tomo nota de tu recomendación.

      Eliminar
  3. Yo tb lei los tres y el tercero me parece el mejorrrr

    ResponderEliminar
  4. Yo tb lei los tres y el tercero me parece el mejorrrr

    ResponderEliminar
  5. Yo tb lei los tres y el tercero me parece el mejorrrr

    ResponderEliminar