lunes, 21 de noviembre de 2016

Crítica: “Winterfair Gifts”, de Lois McMaster Bujold



Un relato corto del universo Vorkosigan

DATOS GENERALES

Título original: Winterfair Gifts
Subgénero: ciencia ficción

Fecha de publicación original en inglés: febrero 2004

Parte de una serie: #13.1 de la Saga Miles Vorkosigan (por fecha de publicación) #13 cronología interna (en la Fiction DB ponen esta novela como #16)

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

Sinopsis (de la contraportada)

Miles y Ekaterin emprenden muy elaborados preparativos para su boda. Pero Miles tiene un enemigo que está tramando convertir la ceremonia romántica en una fiesta de muerte.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Pues mira, sí, en este caso, sí que es un relato corto con su final feliz. Se publicó como parte de una antología, Irresistible Forces, que tenía también relatos de autoras como Catherine Asaro, Jo Beverley y Mary Jo Putney, entre otras. Esta antología la incluyó RT entre sus “favoritas de todos los tiempos”. Y este relato en particular de Lois McMaster Bujold consiguió el premio de la lista web Romance Reader Anonymous a la mejor novelita romántica del año.

CRÍTICA

Como siempre, hablar de un relato de la saga Vorkosigan supone destripar un poco lo anterior.

Esta historia cortita narra el encuentro entre el último “hombre de armas” incorporado a la casa Vorkosigan, Roic, un muchachote del distrito, alto como un faro, y la sargento Taura, que llega para unirse a las celebraciones del enlace entre Miles y Ekaterin.

Es invierno en Barrayar. La nieve lo cubre todo. La boda entre Miles y Ekaterin iba a ser en otoño, pero una u otra cosa hace que se posponga hasta la época de Winterfair (festividad de invierno, lo que serían las Saturnales romanas o la Navidad cristiana).

Entre los invitados, está Taura. Para esta mujer galáctica, que es el resultado de un experimento de bioingeniería, todo en Komarr le resulta raro. La protectora Lady Alys le ayuda al menos en el make-over textil. Recordemos que esta, ejem, giganta, tiene cierta debilidad por el color rosa, que no le pega nada.

Conoce a Roic, que es como un armario empotrado de cinco puertas, quien se queda asombrado al ver a una mujer así: atlética, más alta que él, con una sonrisa feroz que muestra colmillos. Gracias a ella empieza a comprender cómo se siente Miles, para quien todas las mujeres son así de altas.

Roic y Taura tienen ocasión de estar juntos, y ya se sabe que el roce hace el cariño. Roic se siente atraído por ella. Se supone que también Taura por él, pero la verdad es que su punto de vista sobre el tema no se explora demasiado. Más bien se analizan sus sentimientos y reacciones respecto a lo que le rodea.

Avanzada la historia hay una pequeñita subtrama de suspense en la que son decisivos tanto Taura como Roic. Se plantea y resuelve tan deprisa que realmente no puedo decir que este relato corto sea de ese género.

Ya mencioné en mis críticas de Komarr y Una campaña civil, que estos libros los leí en un libro ómnibus, Miles in Love. En él se incluye este relato que fue originalmente incluido en una antología con otras autoras.

En Miles in Love, Bujold incluye una parte final en la que habla de cómo llegó a escribir estas historias en particular, el porqué de sus títulos, cómo quería hacer una novela de la Regencia con Miles. Komarr era su romance dramático y Una campaña civil, una comedia romántica. La verdad es que lo logró.

De este relato en particular cuenta que es la última historia que escribió de Miles, antes de salirse de la ciencia ficción para intentar el género de fantasía.

Se ambienta en la boda de Miles y Ekaterin: los preparativos y, finalmente, la ceremonia. Aunque se publicó después de Inmunidad diplomática, cronológicamente se ambienta en un momento anterior. Por ello lo que lo he leído antes que ese otro, y publico la crítica ahora.

Además, tengo pensado dar un salto atrás, con “Dreamweaver's Dilemma” (1995) y Falling Free (1988), que todavía no he leído, y que dicen que conviene haber leído antes de Inmunidad diplomática.


Pero bueno, hablando de la antología de Catherine Asaro, dice Bujold que esta autora (que era además la editora) quería un cruce entre ciencia-ficción y fantasía con romance, y que eso –sigue contando Bujold- “dio pie a seguir con la sargento Taura, y explorar el personaje de Roic, cuyo desarrollo me había intrigado en Inmunidad diplomática”. Luego habla de que intentó cierta inversión de los papeles tradicionales de hombre y mujer en la novela romántica, y sí, hay parte de eso también.


Valoración personal: entretenida, 3

Se la recomendaría a: los seguidores de la saga Vorkosigan.

Otras críticas de la novela:

Primero pongo, as per usual, enlace a la página que wikipedia dedica a esta historia. 

En español no he encontrado otras críticas de esta novelita, pero si alguien conoce alguna, siempre agradezco que lo indiquen en los comentarios.

En inglés, dejo la de Jo Walton, en Tor.com “Every day is a gift: Lois McMaster Bujold’s Winterfair Gifts”

Rosario (de Rosario’s Reading Journal) leyó este relato dentro de la antología Irresistible Forces y la crítica es de la antología, no de este relato en particular, considero que es interesante, porque te da la perspectiva que puede tener alguien que empiece por aquí la saga Vorkosigan. En aquel momento, sólo había leído Fragmentos de honor (la de los padres de Miles) y por eso no tenía ni idea de todos esos personajes secundarios que pululan por la historia. Pero dice que era posible ignorar estas distracciones y que la historia en sí es realmente atractiva: “el romance entre el guardia palaciego provinciano y tímido, y la gigantesca guardaespaldas, resultado de la bioingeniería, con una intimidante sonrisa con colmillos… fue encantadora”. Considera que es una buena mezcla de trama y desarrollo de personajes. ¿Su valoración? B+.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada