viernes, 18 de noviembre de 2016

Crítica: “El diablo enamorado”, de Julia London



Aburrida y anodina.
Ilustración de la cubierta © Dinah Dinwiddie
Diseño de cubierta: Departamento de Diseño,
División Editorial del Grupo Planeta


DATOS GENERALES

Título original: The Devil’s Love
Subgénero: histórica / Regencia
Fecha de publicación original en inglés: 1998
Parte de una serie: Granujas de Regent Street #1


1.ª edición en español: Planeta, 2010
Traductora: Pilar de la Peña Minguell

SINOPSIS (de la contraportada)

Abigail Carrington parte rumbo a Inglaterra para casarse con Michael Ingram, a quien ama desde su infancia. Sin embargo, el hombre que la espera ante el altar es un desconocido, que se apresura a casarse con ella y después la abandona. Sólo la pasión de sus besos le hace albergar la esperanza de que el suyo no ha sido un matrimonio de conveniencia.
Por su parte, Michael apenas guarda un vago recuerdo de aquella niña mimada, y se lamenta de haber aceptado casarse con ella para poder salvar su patrimonio familiar. Pero por más que se propone ignorarla, su belleza lo tienta y sus encantos lo envenenan. Michael se esfuerza por apartarse de ella, hasta que está a punto de perderla. Es entonces cuando decide recobrar su amor antes de que sea demasiado tarde…

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, estaría entre las mejores novelas de romántica de todos los tiempos, allá por el puesto setecientos y poco, pero gracias sobre todo a que en España gusta mucho. Está entre las mejores de El rincón de la novela romántica, que la incluyó en su “Ajuar de la lectora romántica”.

CRÍTICA

No estoy segura de haber leído algo de Julia London, pero si lo hice fue desde luego poco memorable. Este Diablo enamorado lo compré, con otras, en una oferta de libros bastante barata, así que no dudé en darle una oportunidad. Tenía apuntado que en España gustó mucho, al menos a los lectores de El rincón de la novela romántica.
La cosa va así. El padre de Abigail es capitán de barco, y el joven Michael trabaja para él. Ella es una niña (literal, debe tener once o doce años) bastante caprichosa y tiránica y Michael no la soporta. Llega un momento en el que el padre la obliga a dejar el barco y a recibir una formación acá y allá.
Abigail ha crecido creyendo que le gusta a Michael. Su padre así se lo dijo, le mandaba regalos de parte de él, le decía que a Michael le gustaría que ella aprendiera esto o aquello.
Así que no le extraña que, cuando su padre muere, ella tenga que ir a Inglaterra a reunirse con su amado. Con el hombre al que ella siempre ha querido y que (piensa ella) lleva años esperándola.
La realidad es otra, claro. Michael no la soporta, y en realidad, todo aquello fue un invento del padre, no llegué a saber muy bien por qué.
La cosa es que el padre hizo uno de esos testamentos absurdos de la novela romántica con esta y aquella cláusula disparatada. Para resumir: tanto a Michael como a Abigail les interesa casarse. Por motivos, principalmente, económicos.
Así que ya tenemos el tópico de esta novela: un matrimonio de conveniencia entre personas bastante hostiles. Al menos, él lo es. Ella sigue queriéndole, a su manera ingenua.
Abigail es una de esas heroínas de ojos violetas (¡y van…! Estoy pensando en crear un violetómetro o algo así para llevar la cuenta) educada -en parte- en los Estados Unidos. Su mentalidad es, por tanto, algo más igualitaria que la estirada sociedad inglesa. Se comporta de manera bastante insólita para una dama. Se lleva bien con todo el mundo, particularmente los criados. Y sigue esperando ingenuamente que Michael se enamore de ella.
Michael se ve en una situación que no le gusta. Intenta sacarle el mejor provecho y acaba, como esto es romántica, enamorado también de ella.
Pero para llegar a ese happy ending tuve que sufrir un tostonazo de páginas y más páginas aburridas a más no poder. Hay un poquito de intriga que ves venir desde lejos. No entiendes cómo Abigail puede ser tan tonta. Michael es un sosaina, perfectamente olvidable. Pero es que ella es tontita, tontita.
Así que lo que empezó como un interesante matrimonio de conveniencia, con un personaje algo resentido con el otro, con lo que habría cierta tensión,… acabó haciéndose aburrido, y ya se fue por el desagüe cuando me di cuenta de que Abigail era una simple. Me gustó mucho más al principio de la novela, cuando a pesar de decepcionarse, hizo de tripas corazón y siguió adelante con el matrimonio. Pero cuando la cosa va por una intriga de lo más básica, ves que comete error tras error por pura estupidez.
Pasé páginas y páginas por encima, leyendo un poco los diálogos. Hay más de una escena erótico-festiva, pero ni siquiera allí he visto ninguna tensión, interés, nada especial.
La leí en español, y es una de esas traducciones que están bien, sorprendente para ser de la Editorial Planeta, que no me suelen gustar.
Acabo, sinceramente, bastante perpleja. No me explico cómo otros lectores la estiman tanto, para mí es perfectamente anodina, una de tantas. Y no particularmente entretenida.

Valoración personal: aburrida, 2

Se la recomendaría a: los aficionados sin muchas expectativas.

Otras críticas de la novela:
En español, tenemos, en El rincón de la novela romántica, la ficha con crítica extensa de alguien a quien le gustó mucho y la puntuación es 4.3/5.
En Cazadoras del Romance más que una crítica te hacen un análisis que te la cuentan enterita, y le dan 9/10. 
A Asgard, 7,5/10, le parece mejor la primera parte que la novela, luego le pareció que se iba por el culebrón
En inglés, ya digo, la aprecian bastante menos. En All About Romance encontré, dos críticas, una de B- y otra de C.
Y no he encontrado más,… en inglés. Pero di con una en indonesio, por si a alguien le interesa Sehelai romance. Si el traductor de google funciona correctamente, al parecer la ha leído varias veces, nunca se cansa y le dio 4 estrellas sobre cinco.
Está claro: para gustos los colores.

4 comentarios:

  1. Leí la crítica de "Cazadoras del romance". Descartado para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso están las críticas: no sólo para descubrir libros que te pueden gustar, sino también para descartar los que no están en tu onda.
      Yo, desde luego, este no lo recomendaría, salvo que no tengas otra cosa a mano. No me explico por qué en España gusta tanto.

      Eliminar
  2. En cambio para mí es uno de mis favoritos, es simple y encantador. Y no sólo me gusta mucho éste si no que le sigue una serie entera que me encanta, para mí todos de 5*, que no quiere decir que los que para mí con 5* sean los que mejores están escritos, si no que pueden ser simplemente que a mí me han encantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que confirma que cada lector es un mundo. Lo que a uno le parece un pestiño, a otro le encanta, y a la inversa.

      Eliminar