lunes, 4 de julio de 2016

Crítica: “Casarse con él”, de Lisa Kleypas

03/08/2016: Edito la entrada para poner el nombre del libro en español. En El rincón de la novela romántica aparece "Casarse con él", octubre de 2016, Ediciones B.


Segunda entrega de los Ravenel, rara en su planteamiento, pero a la postre entretenida.


DATOS GENERALES

Título original: Marrying Winterborne
Subgénero: histórica

Fecha de publicación original en inglés: 2016

Parte de una serie: #2 Los Ravenel

NO TRADUCIDA (AÚN) AL ESPAÑOL

SINOPSIS (según la página web de la autora)

Un magnate despiadado
Una ambición sin límites ha llevado a Rhys Winterborne, de humilde origen, un enorme éxito y riquezas. Tanto en los negocios como en todo lo demás, Rhys consigue exactamente lo que quiere. Y desde el momento en que conoce a la tímida y aristocrática Lady Helen Ravenel, está decidido a poseerla. Si tiene que arrebatarle su virtud para asegurarse de que se case con él, mejor que mejor…
Aquí, la portada española.

Una belleza protegida
Helen ha tenido poco contacto con el mundo brillanbte y cínico de la sociedad londinense. Aún así, la decidida seducción de Rhys despierta una intensa pasión mutua. La noble crianza de Helen desmiente una convicción testaruda de que sólo ella puede domar a su rebelde marido. Cuando los enemigos de Rhys conspiran contra él, Helen debe confiarle su más oscuro secreto. Los riesgos son impensables... la recompense, una vida entera de felicidad incomparable. Y todo comienza con...

"Señor Winterborne, una mujer a venido a verlo."

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Es muy pronto para decirlo. De momento, no está entre las mil mejores… Pero en All About Romance ya ha obtenido una crítica de DIK A (libro que te llevarías a una isla desierta) y, además, en RT Book Reviews la han distinguido con el RT Seal of Excellence de junio de 2016, o sea, el libro destacado del mes. 

CRÍTICA

Después de leerme Un seductor sin corazón, no tuve más remedio que lanzarme a por Marrying Winterborne, para saber cómo seguía la historia de Helen y Winterborne. La verdad es que el libro no es como yo pensaba, me ha entretenido, pero ha sido una forma inusual de contar la historia. 

Creo yo.

Atención: destripe de algo del libro anterior

En el libro anterior, Helen y Winterborne se conocen. Ella es la prima del protagonista, Devon Ravenel. En una familia de gente impulsiva, es la pacificadora, la suave, la calmada. Winterborne es un hombre hecho a sí mismo. Ha convertido la humilde tienda de su padre en unos grandes almacenes victorianos, los más grandes del mundo.

Como las circunstancias financieras de los Ravenel no son muy boyantes, que Helen se case con este millonario resuelve al menos el problema de una boca menos que alimentar y un poderoso aliado para la familia.

Pero no es sólo que se conozcan en el libro anterior. Sino que se echan el ojo, se comprometen y el compromiso acaba rompiéndose, todo ello en Un seductor sin corazón.

Así que me preguntaba, ¿qué va a hacer ahora la autora con estos dos personajes? Como los problemas de dinero se solucionaban gracias al descubrimiento de un mineral en las tierras de los Ravenel, ahora Helen se podría permitir una temporada, conocer a gente de su clase social, elegir novio entre gente de mejor clase.

Eso me llevó a pensar que las cosas iban a ir por ahí en este segundo libro.

Pero no. Nada de eso.

Empieza como al día siguiente de donde acaba el anterior, cuando Kathleen y Devon ponen fin al compromiso de Helen y ella se da cuenta de que la han malentendido. Como es tímida y ha llevado una vida muy protegida, la pasión de Rhys la sorprendió y asustó. Pero se lo pensó un poco mejor y se dio cuenta de que ese hombre sí que le gusta, y que en modo alguno quiere poner fin al compromiso.

Así que el libro empieza con Helen convenciendo a Winterborne de que siguen comprometidos y tienen que casarse. ¿Cómo convencer a su noble primo? Está la posibilidad de los hechos consumados como fugarse a Escocia. Pero les atrae más la opción de que la “comprometa”, la “arruine”. Ahí sí que ya no cabrá otra posibilidad.

Se ponen a ello y, por resumir lo que pasa de ahí hasta la mitad del libro es… sexo, compromiso, más sexo, hablan y hablan, a veces están en el campo, otras en la ciudad, y no pasa gran cosa. Bueno, un poco más de sexo. Aquí y allá, sin añadir nada.

Es sexo del tipo que yo llamo “tío Pepe y tía Josefina”, que a ellos les resultará excitante, pero al que lo lee, no le interesa gran cosa, pues ni es aventurero, ni tampoco hace avanzar la historia porque, bueno, Helen y Rhys ya están enamorados y comprometidos casi desde el principio. Así que la tensión erótico-amorosa es prácticamente nula.

A partir de la mitad del libro, la cosa se anima. Aparece el malote, chantaje, una osada incursión por el East End. Y te das cuenta de que en realidad el libro no es la historia de cómo Winterborne y Helen se conocen y se enamoran. No, en realidad es la historia de cómo madura Helen. ¿Un Bildungsroman à la Kleypas? Una joven de buena familia, tímida y dócil, acaba cogiendo las riendas de su vida, decidiendo con quién se casa. Crece, asume responsabilidades, se enfrenta a grandes sorpresas.

Es verdad que muchas cosas que le pasan parecen salidas de la nada. Desde el punto de vista narrativo, habría ganado más suspense si te fuera dejando pistas de las cosas que luego pasan. Pero te lo cuenta todo desde la perspectiva de Helen, así que vas descubriendo las cosas junto a ella, y asumiendo sus reacciones sin pensar si lo que hace es correcto o no.

En conjunto, una continuación muy competente del primer libro, a pesar de que no es lo que te esperas. Tengo mis dudas de que sea un libro que puedas leer aislado, no, más bien es parte de una serie y por sí solo no creo que se mantenga.

Quisiera mencionar lo atractivos que me resultaron un par de personajes secundarios femeninos: la doctora Garrett Gibson y la secretaria ejecutiva de Winterborne. Me parecen más interesantes que las heroínas estándar de Lisa Kleypas, que suelen simplemente centrarse en el rol tradicional de esposa y madre. Aunque hay excepciones, claro.

Por eso, entre otras cosas, me resulta interesante el personaje de Pandora, la hermana de Helen que no quiere casarse y sólo ganarse la vida como diseñadora de juegos de mesa.

Y sí, va a ser la protagonista del tercero. Lisa Kleypas ha decidido emparejarla, ni más ni menos que con Gabriel, hijo de Evie y Sebastian (El diablo en invierno). Ya os contaré allá por febrero de 2017 (espero) cómo es Devil in Spring.

Valoración personal: bueno, 3

Se la recomendaría a: todos los aficionados a la novela romántica que no le hagan ascos a las enaguas.

Otras críticas de la novela:

De momento, pongo las que he visto en inglés: una presentación del libro, en Heroes and Heartbreakers, y reseña en Kirkus Reviews. Críticas propiamente dichas, en All About Romance consiguió lo han considerado libro DIK, y Dabney lo explica aquí.

En Smexy Books la calificaron con una B y Elyse, en Smart Bitches Trashy Books, le da otra B-, le resultó una lectura atractiva, pero del libro en sí esperaba más. Por último, Mrs.Giggles, 3 oogies.

05/07/2016.- Edito para añadir la crítica que ha publicado el domingo pasado Rosario (de Rosario's Reading Journal). Le da una C- y explica por qué este libro no funcionó con ella. Concluye que resultó un poco anticuado, algo que disfrutarías mucho en los noventa pero que ahora... Me parece que señala muy bien algunos aspectos que pueden resultar problemáticos a más de un lector.

4 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con tu opinión. Es más, Helen no me convenció para nada, aunque haya reaccionado (digamos algo) al final. No dudo de que el personaje está bien construído representando a la joven aristócrata criada entre algodones e inocente pero, en definitiva, me pareció una boba. No es la protagonista femenina que disfruto. Su idealización de Rhys evitando aclarar el conflicto no me gustó. Sobre todo porque la actitud de él hacia Charity me pareció bastante despreciable. La Dra Gibson, y su bastón, una idola. Espero que tenga su historia, secundaria o no.
    Igual me gusta leer a Kleypas. Sobre todo en histórica.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, la doctora Gibson es lo mejor del libro, ¡yo también quiero su historia! Y coincido contigo: dame más Kleypas históricos.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo q la Dra. Gibson será para West! Espero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien pensado, buena pareja. ¡Y que lo veamos pronto, no puedo esperar...! Aunque,... yo ya no me fío, después de lo que nos hizo hace años con Cam y Daisy.

      Eliminar