miércoles, 27 de abril de 2016

Crítica: “The Ruin of Gabriel Ashleigh”, de KJ Charles


Ahora que KJ Charles ha terminado la serie Society of Gentlemen, he decidido publicar en semanas sucesivas las críticas de la misma. Comenzamos con un relato cortito, una estupenda escena erótica.
Edición Kindle, nov-2015


DATOS GENERALES

Título original: The Ruin of Gabriel Ashleigh
Subgénero: histórica / relato corto

Fecha de publicación original en inglés: 2014, como parte de la antología Another Place in Time, Boys in Our Books LLC, en e-book separado se publicó en noviembre de 2015.

Parte de una serie: Society of Gentlemen  #0.5

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica?
No. Si la he leído es porque soy adicta a esta autora.

CRÍTICA

Comienzo mi repaso de Society of Gentlemen por el relato 0.5, aunque es verdad que no lo leí hasta después de la primera novela. Vi que esta historia cortita, de contenido básicamente erótico, estaba disponible en digital y no me lo pensé.

La serie gira en torno a un grupo de amigos, los Ricardianos, agrupados bajo el ala protectora de Lord Richard Vane, amigos que se apoyan los unos a los otros, con una fuerte lealtad mutua, así que es peligroso molestarlos. La idea de la autora es hablar de un grupo de radicales de la Regencia.

En “La ruina de Gabriel Ashleigh” conocemos cómo se hicieron pareja Francis Webster y Gabriel Ashleigh, “Ash” para los amigos. En este relato, a diferencia de lo que ocurre en el resto de las novelas, no interviene la política o la lucha de clases.

El joven Gabriel es un negado para las cartas, y aún así insiste en jugar. El resultado es que se queda en la ruina. Lo pierde todo en el juego. Sólo le queda huir al Continente en medio del deshonor o bien pegarse un tiro. Para su padre y su hermano Maltravers (el primogénito) lo segundo sería más adecuado, así se evita la deshonra familiar.

Pero Gabriel es joven y no tiene ganas de dejar de disfrutar de la vida.

Lo peor es que quien le ha ganado todo su dinero y la casa heredada de una tía es Francis Webster. Un hombre que, a los ojos de la buena sociedad, ha cometido el terrible delito de no ser noble, sino de familia enriquecida por la Revolución Industrial. Ha ido a Eton y Oxford por sus propios méritos. Allí coincidió con el hermano mayor de Gabriel, Maltravers, quien no perdió la oportunidad de motejarlo, humillarlo y tratarlo en general como un paria.

Cuando el atolondrado de Gabriel, totalmente bebido, lo encuentra años después, comete la tontería de ofenderlo. Pero Francis es ahora un hombre respetado y rico, con posición, y el que acaba quedando mal es el jovencito Gabriel. Quien, al final, lo pierde todo en un juego de cartas.

Así que cuando Francis Webster lo invita a visitarlo a su casa, por lo menos aprovechará para disculparse por sus errores pasados. Poco se imagina él que acabarán haciéndose amantes, en unas escenas muy… eh… una tensión sexual muy intensa que… en fin, ¿cómo decir? Acaba en… digamos que sexo explícito para mayores de dieciocho años.

No es una novela corta, ni siquiera un relato. Diría más bien que es una gran escena (toda la que transcurre en casa de Francis, con la seducción y el sexo como elemento central de la historia) con la presentación y algunos flashbacks para contarte la historia anterior de estos dos personajes.

Es poco más que un sketch, 50 páginas por un euro (cuando lo compré, ahora está a 2,13). Para ser tan breve, la verdad es que retrata bastante bien a los personajes. Por un lado, tenemos al jovencito que imita tontamente a su hermano y se da cuenta de los errores en sus decisiones y tiene la decencia de disculparse y descubrir, ¡hola, hola! ¿A ti también te van los caballeros?

Por otro, al hombre que toda su vida ha tenido que soportar los desprecios de muchos nobles, porque él no es de los suyos y, sin embargo, ha conseguido ser rico e inteligente. Ahora ha encontrado su lugar en el mundo, entre hombres de mérito que lo aceptan tal cual es y que puede, al fin, realizar su sueño con el joven que le obsesiona desde hace años.

¿He dicho ya que la parte sexual es muy excitante?

Me parece una buena opción si quieres descubrir si te va o no el estilo de esta autora.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: quienes quieran saber a qué se dedicaban algunos caballeros en la Regencia.

Otras críticas de la novela:

Con motivo del lanzamiento de este relato, KJ Charles fue entrevistada en Binge on Books, y me pareció muy interesante: cuenta cómo trabaja, los distintos programas que usa para la cronología, la investigación histórica, la moda, etc.

En Just Love: Romance Novel Reviews le dieron 5 estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada