lunes, 4 de abril de 2016

Crítica: “Dearest Rogue”, de Elizabeth Hoyt



En mi búsqueda de “Lo mejor del género”, una de las mejores novelas del año pasado.

DATOS GENERALES

Título original: Dearest Rogue
Fecha de publicación original en inglés: 2015
Subgénero: histórica/1741, Inglaterra georgiana

Parte de una serie: libro 8.º de Maiden Lane

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS

Él puede protegerla

Lady Phoebe Batten es guapa, vivaz y desea una vida social apropiada para la hermana de un poderoso duque. Pero debido a que está casi completamente ciega, su sobreportector hermano insiste en que tenga un guardaespaldas armado a su lado todo el tiempo: el muy irritante capitán Trevillion.

De todos los peligros

El capitán James Trevillion es orgulloso, melancólico y lo aflige una lesión en la pierna al haber servido entre los dragones del rey. Pero aún puede pegar tiros y montar a caballo como el demonio, de manera que vigilar a Lady Phoebe, quien lo distrae constantemente, no debería ser ningún problema, hasta que se convierte en objetivo de secuestradores.

Salvo de la misma pasión

Atrapado en una mortal red de engaños, James debe arriesgar su cuerpo y su vida para salvar a su protegida del más miserable de los canallas, uno que forzaría a Lady Phoebe a un matrimonio sin amor. Pero mientras se ven obligados a una proximidad forzada por protegerla, Phoebe empieza a ver al hombre tierno debajo del duro exterior de soldado… y la posibilidad de una vida que jamás imaginó.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, estaría entre las mil mejores novelas románticas, en torno al quinientos y pico.
Esta novela tuvo en su momento las mejores críticas, un DIK (libro que te llevarías a una isla desierta) A- en All About Romance y una A en Smart Bitches Trashy Books. Además Caz, que escribe críticas para AAR, lo incluyó entre los mejores del año 2015.

Finalmente, hay que recordar que este verano NPR hizo una encuesta sobre las cien mejores novelas románticas, y esta hay que entenderla incluida en su Top 100, junto al resto de la serie Maiden Lane.

CRÍTICA

En mi paseo por las mejores novelas del año 2015, he dado con esta de Elizabeth Hoyt, a la que por fin le veo el encanto a la autora, en una historia muy equilibrada y con personajes no del todo tópicos.

Creo que debe ser de esas novelas que amas más si has seguido la historia hasta aquí pues, por lo que veo en la crítica de All About Romance, ya en libros anteriores se veía que James Trevillion tenía sentimientos tiernos por Lady Phoebe, mientras que para ella era simplemente un exsoldado pesado, amigote de su hermano, que la vigila y protege. Y debieron tener sus palabras tensas, sus peloteras, y sus miraditas, o sea, el perfecto anticipo de esta historia.

Lady Phoebe es una joven veinteañera, hermana del poderoso duque de Wakefield (que, siendo como son estas cosas de la romántica, debió tener su historia de amor en episodios anteriores de la serie). Desde los doce años está perdiendo visión, poco a poco, y a estas alturas está ya totalmente ciega. Hay un momento muy conmovedor, de esos que te ponen el nudo en la garganta, cuando se da cuenta de que ya se ha quedado totalmente ciega.

Para protegerla, el duque ha contratado a su amigo James Trevillion, quien tampoco está para tirar cohetes desde que se destrozó la pierna en un accidente con su montura. Es de los que marca el paso con un elegante bastón. Eso sí, sigue siendo fantástico tirador y sobre un caballo no está en absoluto disminuido.

Un día, caminando nada menos que por Bond Street (que sí, ya en el siglo XVIII era una calle comercial) la intentan secuestrar. James la defiende, consigue salvarla con su arrojo y atrevimiento. Días después, vuelven a intentarlo, y James ya no puede más. Se siente incapaz de seguir protegiéndola, sus sentimientos hacia ella son demasiado tiernos, y eso ya lo complica todo definitivamente. Demasiadas cosas los separan. Ella es una aristócrata y él un soldado de orígenes humildes, ella una jovencita de 21 años, agradable, positiva, con toda la vida por delante y él, un antiguo soldado, cansado, de 33, que ya ni siquiera se siente capaz de convencerla de que no se arriesgue tanto. Decide abandonar.

Lo que pasa después, tampoco voy a destriparlo. Pero básicamente, diría que Lady Phoebe empieza a ver a este hombretón con otros ojos: ya no es el pesado que su sobreprotector hermano le pone al lado en todo momento, sino un hombre de lo más atractivo que se le resiste a cada paso. Cuando caiga, piensas tú, va a caer con todo el equipo.  

Phoebe es un personaje tierno, abierto, cariñoso, sin demasiados prejuicios y que está harta de que la consideren como una niña. Quiere crecer como persona, y sabe que su ceguera es un problema, pero está dispuesta a correr el riesgo de equivocarse, y caerse, y luego volver a levantarse. Lo que no quiere es estar atrapada como un pájaro, por muy dorada que sea la jaula.

A diferencia de otros libros de Elizabeth Hoyt, aunque hay sexo explícito, aquí no se mete por en medio todo el rato, sino que sabe mantener la tensión sexual no resuelta y luego pasar a resolverla en el último tercio de la novela, de manera muy tierna.

Sigue manteniendo esa manía de poner al principio de cada capítulo un trocito de un cuento de hadas que, de verdad, son de lo más soso, y los leí por encima. Será su marca de autora, pero podría prescindir de ello sin problemas; a mí, por lo menos, hasta la fecha en ninguno de sus libros me ha aportado nada.

James es un antiguo soldado con mucha disciplina y sentido del deber, pero está bobo por Phoebe y eso no siempre le permite mantener la cabeza fría. Es considerado, el único que intuye que Phoebe necesita crecer como persona.

Lo más atractivo de esta novela son los personajes, la ternura y el encanto de Phoebe y la valentía de James, quien sabe protegerla y, al mismo tiempo, tratarla como a un ser adulto, sin andar como de puntillas a su lado. El libro se centra sobre todo en cómo se van descubriendo el uno al otro.

La parte más floja es la trama de los secuestros, saber quién anda detrás de ellos; se queda en poca cosa y se resuelve de manera apresurada, como si después de juntar a los amantes y que se confiesen sus sentimientos la autora se acordara de que tenía pendiente este asuntillo de los ataques a Phoebe. Hay también alguna escena o expresión un poco relamida o cursi, la parte final me pareció un poquito más floja que el resto del libro.

Y no, a diferencia de lo que sería una novela romántica histórica de hace dos décadas, aquí la heroína no sana por milagro de su ceguera, ni tampoco se descubre que el humilde soldado sea en realidad el hijo perdido de una casa real o algo así. No, él es de familia humilde y sin embargo tiene su final feliz con la hermana de un duque, ciega como un topo.

Por fin le he visto el atractivo a Elizabeth Hoyt, que acierta con esta novela estando a la altura de una Eloisa James o una Meredith Duran, por ahí la situaría yo, es de ese tipo de historia. Y está escrita en ese “estilo best-seller internacional”, con esos trucos tan evidentes de los cliffhangers al final de los capítulos de manera que no puedas dejar de leer. Sí, es de esas novelas que hacen que llegues tarde al trabajo si te pones a leerla durante el desayuno.

La disfrutas muchísimo mientras la lees aunque luego, al final, se te quede en menos de lo que podría haber sido. Pero sí que me dan ganas de darle una oportunidad a otras de esta serie. Según veo, la más apreciada hasta la fecha es Duke of Midnight (2013), la número 6, que es la historia del hermano de Lady Phoebe en plan Batman por el barrio de St. Giles, donde asesinaron a sus padres.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: los aficionados a la novela romántica histórica.

Otras críticas de la novela:

No está traducida, así que no es extraño no encontrar críticas en español. No obstante, en inglés hay bastantes, y pongo aquí unos cuantos de blogs y páginas reconocidos. Como se ve, en general la consideran buena o muy buena.

En SBTB le dieron una A y en AAR la calificaron como DIK A-. A Miss Bates le gustó y nos cuenta:


“el viaje de Phoebe y James al amor, la amistad y el deseo, al mismo tiempo que combaten a secuestradores, el controlador y amoroso Wakefield, y enfrentándose a la difícil historia familiar de James, lo narra Hoyt con su prosa elegante y delicioso humor”.  

Le parece que es una buena novela romántica, cumpliendo con la capacidad de rehacer las identidades sociales del héroe y la heroína, aunque al final, “desearía que usara toda esta sensibilidad y talento para romper los moldes trillados pero efectivos”.  

Addict to Romance le da 4 Blossoms y una de sus citas favoritas del libro es la siguiente:


-       ¡Tienes pelo en el pecho! –exclamó ella, como si descubriera que él tenía alas-. Qué extraño debe ser eso. ¿Se te enreda en las camisas?
-       Oh -dijo él, porque en su exploración, ella le había tirado de unos pocos-. No, a menos que decida ponerme camisas de cota de malla.
-       Es muy espeso –fue lo siguiente que ella dijo-. ¿Hasta dónde baja…?
Él escapó rodando de la cama.


En Dear Author, como es habitual cuando tratan de histórica, son menos generosos, para Jayne fue C+ sobre todo por el tema del final.  La autora Lynn Balabanos le dedicó su TBR Challenge del mes de marzo y encontró que era una novela difícil de valorar. Por un lado la parte romántica es excelente, pero, por otro, la trama de suspense la decepcionó.
 
Esta es una de esas novelas con portada interior, a la antigua usanza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario