miércoles, 4 de noviembre de 2015

Crítica: “A Christmas Gone Perfectly Wrong”, de Cecilia Grant



Un relato corto con el que no terminé de conectar.
 
Leída en Kindle

DATOS GENERALES
 
Título original: A Christmas Gone Perfectly Wrong
Subgénero: histórica / Regencia

Fecha de publicación original en inglés: diciembre 2014 (ebook Kindle)

Parte de una serie: #0.5 de la serie Blackshear

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL


Habría sido tan sencillo...

Con solo un recado por hacer, comprar un halcón, Andrew Blackshear tenía las Navidades completamente controladas. Conforme el próximo matrimonio de su hermana señalaba el inevitable alejamiento de los miembros de la familia Blackshear, es su última oportunidad de dar a sus hermanos el tipo de vacaciones memorables, bien planeadas, que sus padres nunca fueron capaces de darles.

No puede entretenerse, ni perder el tiempo en tonterías, y desde luego no lo tiene para llevar a la hija del halconero una joven molesta, impulsiva, de labios deliciosos y el cabello del color de la medianoche a una fiesta en otra casa antes de dirigirse a la suya propia. Así que, ¿por qué demonios estuvo de acuerdo en hacer justo eso?

No podría estar más deliciosamente confundido...

Lucy Sharp ha estado esperando toda su demasiado tranquila vida, a que le sucediera alguna aventura, y pretende sacarle el máximo provecho a esta. Se lo va a pasar en esa fiesta como nunca nadie se lo pasó en fiesta alguna, y mientras tanto, va a disfrutar de cada segundo que pase en compañía del divertidamente rígido, formidablemente correcto, escandalosamente guapo señor Blackshear. Déjale que él desapruebe cada cosa que ella haga, no es como si fueran a verse otra vez nunca más.

¿O no? Cuando un accidente de carruaje y una tormenta de nieve los detiene a poco menos de tres kilómetros de su destino, amenazándoles con el escándalo y poniendo en peligro todos sus planes navideños, tendrán que trabajar juntos para salvar las fiestas del desastre. Y mientras lo hacen, puede que descubran que las mejores aventuras son aquellas que nunca habrías planeado.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, entre las mil mejores novelas románticas, cerca del puesto ochocientos.

A Christmas Gone Perfectly Wrong ganó, en la encuesta anual de All About Romance, dentro de la categoría mejor historia corta. Una de las críticas de esa página, Dabney, la consideró una de sus mejores lecturas de 2014 y, finalmente, en la página web Romance Novels For Feminists Jackie C. Horne la consideró como una de las mejores del año 2014.

CRÍTICA

¿Conocéis estas películas tipo La fiera de mi niña o ¿Qué me pasa, doctor?, en que una muchacha revoltosa desordena el pacífico mundo de un hombre tranquilo? Se meten en un problema que luego les lleva a otro, y después a otro aún peor y nada parece salir bien… A mí me ponen bastante nerviosa. Pues así es esta novela.

Es la cuarta de Cecilia Grant, una más bien corta y que vendría a ser precuela de las anteriores. Sí, también es diferente a las otras.

El estirado y siempre correcto Andrew Blackshear ha decidido comprar un regalo muy especial para su hermana Kitty: un halcón con motivo de su matrimonio. Por ello, camino del hogar familiar donde tiene previsto celebrar las fiestas navideñas, hace un alto en casa de un barón dedicado a la crianza de estas rapaces. Lo tiene todo pensado: llegar, comprar, ir a casa, y celebrar la última Navidad que van a estar todos los hermanos solteros y juntos.

Lo que no esperaba es encontrar en mitad del camino a una atractiva joven con el cabello suelto, algo inaudito y que atrae su atención aunque no quiera. Resulta ser la hija del halconero. También ella tiene sus planes para Navidad. Acudirá a una fiesta en la casa de su tía, donde espera conocer a gente de su edad, flirtear un poco y, ¿por qué no? Quizá hasta encontrar al hombre de su vida.

Andrew desaprueba casi cada cosa que ella hace o dice.


Estaba claro que la única persona en la habitación que tenía alguna idea de lo que era el decoro, era él mismo.


Porque él tiene unas ideas muy claras de lo que es propio e impropio. Y resulta que ella, huérfana de madre desde muy pequeña, y educada en casa por un padre librepensador seguidor de David Hume, no siempre obedece las reglas sociales. Lo cual, dicho sea de paso, constituye una agradable novedad ideológica. Pero a ella le gusta él, tal cual:


Estaba terriblemente guapo cuando hablaba de honor. Tan honesto y vigoroso que casi echaba chispas.


Un inesperado contratiempo hace que su cochero no pueda llevarla a la fiesta, así que se pega cual lapa a Andrew y consigue, manipulando un poco, que él acepte llevarla hasta casa de su tía. Así que me resultaba, a esas alturas, un poco plasta… Y luego más cosas salen mal, y Andrew se ve, a su pesar, metido en situaciones poco apropiadas, pues va a peor, a mi forma de ver aunque el título evidencia que la autora pretendía otra cosa: una Navidad que se va torciendo cada vez más porque nada sale como planeaba, pero al final todo es para bien.

Aquí tenemos al prototipo de chica un poco obstinada, decidida y pizpireta al estilo de aquellas heroínas tipo Garwood que se lanzaban a la aventura por pura cabezonería y acababan sacando de quicio al héroe porque siempre se salían con la suya.

A pesar de ser una novela más bien corta, me costó leerla, cuando las otras de Cecilia Grant me han encantado. Debe ser que Lucy no es mi tipo de heroína favorita. Llámame cuadriculada u obsesiva (que lo soy), pero ver cómo va enredando al pobre Andrew, el tan estirado, tan ordenado y planificado, más que divertirme, me ponía muy nerviosa. ¡Me identificada totalmente con él! En su ordenado mundo, hay una forma correcta de comportarse en cada situación, y Lucy no siempre respeta los convencionalismos sociales. En esas circunstancias, el deseo puede resultarme creíble, el enamoramiento más bien no.

Si hace falta, ella recurre al engaño e incluso a la manipulación. Y aunque su actuación resulta muy evidente, y Andrew no es tan bobo como para no darse cuenta, al final da lo mismo. No puede evitarlo, y acaba haciendo lo que Lucy espera de él, porque ella sabe sacar partido a que él sea un caballero con ideas algo rígidas sobre lo que es correcto y lo que no.

Pero claro, con una heroína un poco torpe socialmente se dan situaciones comprometidas, y él reacciona... de lo más cansino, una y otra vez diciendo que la ha comprometido, y que tienen que casarse.
Y ella que no, que no ha pasado nada.
Después, como niño pequeño, me lo imaginaba dando saltitos alrededor de ella en plan: “¿Y ahora, y ahora? Ahora sí que te he arruinado, tengo que casarme contigo”.
Ella contestando algo así como “que no, desaborío, que no te empeñes, que no vamos a destrozarnos el futuro por meras apariencias”.
Y a la siguiente: “Lucy, seguro que ahora estás de acuerdo en que…”
Ella: “No, ni te atrevas a decir que debemos casarnos por esto”.

En fin. Puede que influya que a mí lo navideño, a estas alturas de la vida, me conmueve más bien poco y no entro en ciertos juegos sentimentales. Es un rasgo puramente personal, ya que a la mayoría, en cambio, les va bien, les encanta y lo disfrutan mucho.

Por todo eso, en comparación con otras novelas de la misma autora, se me queda un poco cortita, pero realmente porque las expectativas de las historias anteriores eran muy altas.  Creo que a la mayor parte de los lectores de romántica, les encantaría.

Valoración personal: para ser de Cecilia Grant, pasable, 2

Se la recomendaría a: los fans de Cecilia Grant y los que gusten de “entrañables historias navideñas”.

Otras críticas de la novela:

En All About Romance, le dieron una B, Dear Author le puso una B-. A Ana Coqui le gustó. Para Cannonball Read 7, fue una historia 4 estrellas. También habla de esta historia  Mrs. Julien.

Ravishly, que tiene uno de los mejores lemas que he visto (“There’s no wrong way to be a woman” = No hay una forma incorrecta de ser mujer), también disfrutó de esta novela porque, a diferencia de tantas historias románticas últimamente, el héroe no es un gilipollas.

2 comentarios:

  1. Me encanta leer tus reseñas, en serio, me lo paso genial cuando no te termina de convencer alguna. Ya me gustaría poder transmitir así cuando no las soporto, yo me cabreo mucho jaja.

    Bueno en cuanto a la novela, pese a esa visible manipulación de la protagonista creo que a mi me gustaría. Soy bastante ñoña con el tema navideño, reconozco que tengo debilidad, y a parte la has comparado con algunas heroínas de Garwood y son otra de mi debilidad así que me encantaría leerla.
    Una pena como siempre que no esté por estos lares.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mucha gente le ha gustado. A mí no. Lo que intento cuando algo no me gusrta es intentar explicar por qué, pero sin ofender a aquellos a quienes sí le ha gustado. Sólo cuento mi experiencia. Si lo intentas desde esa perspectiva y no te dejas llevar por la mala leche,...
      Cecilia Grant no sé por qué tradujeron dos y ahí se han quedado. Digo yo que no les costaría tanto seguir, pero bueno, el mundo romántico editorial español es para mi un misterio.

      Eliminar