miércoles, 7 de octubre de 2015

Crítica: "Three Weeks With Lady X", de Eloisa James



En mi búsqueda de “Lo mejor del género”, me encuentro con esta novela chispeante, sensual, madura… y encima escrito con estilo pulidito.
Leída en Kindle

DATOS GENERALES

Título original: Three Weeks With Lady X
Fecha de publicación original en inglés: 2014
Subgénero: histórica/1799, Inglaterra georgiana

Parte de una serie: libro 7.º de Duquesas desesperadas

NO TRADUCIDA AL ESPAÑOL

SINOPSIS

Thorn Dautry, el poderoso hijo bastardo de un duque, ha hecho una fortuna por sí mismo. Decide que necesita casarse y ya ha encontrado la perfecta joven, virgen y noble, a la que adjudicar el papel de esposa. Claro que antes debe convencer a la parentela de su futura esposa de que puede ofrecer a la muchacha un hogar suficientemente elegante, y para ello recurre a la estilosa Lady Xenobia India St. Clair.

Exquisita, cabezota e independiente, India ha conseguido, con su propio esfuerzo, reunir la dote para casarse. Pero tendrá que elegir con cuidado el caballero adecuado. Cada uno tiene sus planes bien trazados, que pronto se verán obstaculizados por la (totalmente inadecuada) pasión que estalla entre ellos.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, estaría entre las trescientas mejores novelas románticas, en torno al 250.

Three Weeks with Lady X tuvo muy buenas críticas (DIK A- en All About Romance y A en Smart Bitches Trashy Books). En RT Book Reviews la consideraron el mejor libro del mes en que se publicó (RT Seal of Excellence) y ganó el premio RT 2014 al mejor romance histórico ambientado en las Islas Británicas. Ganó menciones honorables en la encuesta AAR al mejor héroe romántico (Thorn Dautry) y mejor romance histórico ambientado en el Reino Unido; una de quienes escriben críticas en esa página, Dabney, la incluyó dentro de lo que para ella era lo mejor de 2014.

Finalmente, hay que recordar que este verano NPR hizo una encuesta sobre las cien mejores novelas románticas, y esta se incluía en su Top 100, junto al resto de la serie Desperate Duchesses.

CRÍTICA

Después de leer When Beauty Tamed the Beast me quedé con ganas de leer alguna otra de Eloisa James, y me acordé que tenía en mi montón para leer estas “Tres semanas con Lady X”. Una delicia de novela que no me decepcionó.

El planteamiento es el siguiente. Tobias Dautry, conocido como Thorn, es el hijo ilegítimo de un duque. Durante parte de su infancia, trabajó como mudlark, un galopín, especie de raquero del Támesis que buceaba en busca de las riquezas perdidas en el fango. Su padre el duque lo acogió, como al resto de su descendencia no matrimonial, para gran escándalo de la alta sociedad.

Ahora es un millonario hecho a sí mismo, en el borde mismo de la respetabilidad. Quiere casarse con una heredera de sangre noble. En principio, el padre de la muchacha estaría conforme, porque necesita dinero. Pero la madre es harina de otro costal. Le horroriza que su niña se case con un gañán.

Como parte de la campaña para convencer a la madre de su idoneidad, ha comprado un casoplón impresionante en el campo inglés. Ahora sólo le queda decorarlo en condiciones, dotarlo de personal y recibir allí a su futura familia política. Si todo va bien, la señora acabará dando su consentimiento.

Quién mejor para ayudarle que la reina del gusto, la que endereza cualquier casa, sea problema de servicio doméstico, sea de gusto decorativo, la única e inigualable Lady Xenobia India St. Clair. Una mujer de familia noble, pero que carecía de dote, y para reunirla, ha tenido que buscarse la vida en este tipo de trabajo. Ahora ya tiene dinero suficiente, y está pensando en retirarse y empezar a buscar candidatos al matrimonio. Pero la casa de Thorn es un último desafío, su canción del cisne.

Pronto surgirán algunos obstáculos. El primero, que la casa fue propiedad de un noble rijoso que la decoró con esculturas grecolatinas del estilo más sensual posible. Hay mucho trabajo por hacer. Aquí, India en plan jefe de obras está en constante trato con la propiedad (o sea, Thorn) mediante notitas sobre lo que compra, lo que hay que hacer, las facturas de lo que va adquiriendo,…

Entre los dos se desarrolla una amigable enemistad en la que los dos se vacilan bastante el uno al otro. Y no tardan en sentirse atraídos sexualmente, en escenas sensuales muy atractivas.

India es guapísima, inteligente, amena en el trato, con dinero,… así que no le faltan pretendientes. Ya ha tenido que decir que “no, gracias” a más de un candidato a su mano. Lo curioso es que, queriendo casarse los dos, no se les ocurra ni por un momento hacerlo el uno con el otro. Ambos tienen la idea de un matrimonio apacible, con alguien tranquilo que compense sus impetuosas naturalezas. A pesar de que su relación se hace íntima, él sigue empeñado en casarse con su tímida florecilla inglesa, y ella en buscar un caballero a su gusto.

El camino a su happy ending tiene más de una retorcida y sufrida curva, rematando la faena con uno de esos epílogos llenos de retoños tan típicos de cierta novela histórica.

Disfruté un montonazo de esta novela. Lo más atractivo, los personajes, personas adultas y maduras, seguros de sí mismos, que saben flirtear, relacionarse con diálogos chispeantes y con notitas ingeniosas,…

La trama te va llevando de una cosa a otra con agilidad, siguiendo a los diferentes personajes. Es una de esas “novelas con niño”, en este caso una niña hija de un amigo de Thorn, de la que él se hace cargo cuando queda huérfana. No es algo que me guste particularmente, pero aquí por lo menos no molesta.

La ambientación está muy lograda, te lleva totalmente a aquella época. Incluso hay un poquito de historia cotidiana interesante, que luego la autora al final explica qué parte es cierta y qué parte ha forzado un poco, cosa que me encanta.

El estilo es cuidado, y eso siempre es muy de agradecer, porque respeta la inteligencia del lector.

Me ha quedado muy buen sabor de boca, sí, decididamente seguiré leyendo los libros de Eloisa James que vengan recomendados.
Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: los aficionados a la novela romántica histórica con un punto de soltura pícara.

Otras críticas de la novela:

No está traducida, así que no es extraño no encontrar críticas en español. No obstante, en inglés hay bastantes, y pongo aquí unos cuantos de blogs y páginas reconocidos. Como se ve, en general la consideran buena o muy buena.

Tenemos crítica en Smart Bitches Trashy Books, donde le dieron, ya lo he dicho, una A; en All About Romance, DIK A-; en Feminist Fairy Tale Reviews lo calificaron con 4 estrellas y 4 ranitas se mereció según The Book Vixen. En The Book Barbies mereció un Rating de Stay Up 'til 2 AM (=”Estar despierto hasta las dos de la mañana”, que la autora del blog define como “un libro fantástico. Totalmente merecedor de privación del sueño para terminarlo, a pesar de que al día siguiente parezcas un zombi”).

En Dear Author, una B-. 

Acabo esta crítica con un tono triste. Cuando la escribí, hace unos meses, inclui enlace con la de Meoskop, en Love in the Margins; no fue una buena lectura, de hecho no la terminó. Como era habitual en ella, su crítica es muy perspicaz, habla de su ruptura con esta autora y reflexiona: “James está tan ocupada siendo lista que se ha olvidado de proporcionar una historia plausible. Peor aún, no ha tenido cuidado de que su homofobia quede a la puerta”. No le faltaba razón en lo que dice, aunque yo disfrutara de ello a pesar de todo. La repaso ahora, antes de publicar, y me cae encima que Meoskop nos dejó el 14 de septiembre, víctima del cáncer. Resulta extraño sentirse afectado por una persona a la que sólo conoces de leerla en línea. Y, sin embargo, tenía una voz tan poderosa y unas ideas tan claras, tras décadas de lectura romántica, que sentía como si, al menos en una pequeña parte, la conociese de verdad. Cuando leía alguna crítica suya, siempre me hacía pensar. Sí, en Internet sólo conoces una parte pequeñísima de la experiencia humana de una persona, pero cuando ese fragmento de realidad es sincero, siempre te aporta algo. Sit tibi terra levis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada