viernes, 30 de octubre de 2015

Crítica: "Otra forma de amar", de Suzanne Brockmann




Último viernes de mes, así que toca Suzanne Brockmann.

Harlequines cortitos con intriga, contemporáneos y sexis. La serie Altos oscuros y peligrosos es ideal en su género. 

Leído en Kindle

El tercer libro de la serie Tall, Dark and Dangerous, Frisco’s Kid se publicó en enero de 1997. Es el n.º 759 de Silhouette Intimate Moments. En España, Harlequin Ibérica la publicó como el n.º 74 de la colección “Grandes Autoras”.

El título en inglés, Frisco’s Kid, me hacía pensar en una especie de bandolero del Oeste llamado “El niño de San Francisco”. Pero no tiene nada que ver con eso. Aquí se recurre a otro tópico de la novelita harlequinera: la historia con niño.

El protagonista es Alan "Frisco" Francisco, el Navy Seal que resultó gravemente herido al rescatar al cretino príncipe del primer libro de la serie, Un auténtico príncipe (1996). Le dijeron que no iba a volver a andar, pero con mucho tesón lo ha logrado. Ahora sólo espera seguir con más ejercicios para conseguir nadar, correr y volver con el tiempo a ser un Navy Seal recuperado. No se imagina la vida siendo otra cosa. Por eso, cuando en el hospital de veteranos le dicen que no ya no progresará más y lo ponen en la calle, la rabia y la frustración lo dominan.

Su hermana, una mujer de vida un poquito truculenta, ha conducido bajo los efectos del alcohol. Para eludir la cárcel, entra en un centro de rehabilitación. Pero tiene una niña de cinco años y la deja en manos de Frisco durante las semanas que esté allí.

Imaginaos cuidar a una niña tan pequeña cuando sólo puedes andar con bastón o muletas. Menos mal que su atractiva vecina, maestra de vacaciones Mia Summerton le echa una mano,... a pesar de que él se resiste a dejarse ayudar.

Este libro me pareció particularmente intenso y centrado en el tratamiento del “héroe caído”. Está discapacitado y todo el mundo le dice que pase página, que siga adelante con su vida. Pero Frisco, el protagonista, se estanca en su dolor, en su miseria, en el montón de cosas que ya no puede hacer, en lugar de ver qué es lo que sí puede hacer.

Los libros con niños no me suelen gustar. Este sí que lo hizo. No por la niña, sino por el tono que tiene, más oscuro, protagonizado por un personaje desesperado, que sonaba muy auténtico. Mia y Frisco no son, desde luego, los mismos al final del libro que al principio. Hay una evolución magnífica sobre todo en Frisco para empezar a pensar en positivo gracias a Mia. 

Y con su puntito de intriga para que llegues hasta el final con el alma en vilo.

Valoración: para lo que es una novela de este tipo, un 5

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
Sí, estaría entre las mil mejores novelas románticas, en torno al seiscientos cincuenta.

En All About Romance consiguió una crítica DIK A, esto es, libro que te llevarías a una isla desierta. Tuvo un premio Romantic Times WISH por el héroe, teniente Alan “Frisco” Francisco. Además, en preparación de la gran encuesta para hacer el AAR Top 100 de 2013, quienes escriben críticas en esa página hicieron artículos sobre sus novelas favoritas de romántica, y esta fue una de las elecciones de Maggie.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada