domingo, 28 de junio de 2015

Crítica: "Prueba de seducción", de Courtney Milan



Este NO es un libro de la lista Top 100 AAR

…Y no creo que aparezca nunca, aunque es verdad que la extinta página web The Romance Reader en su día le dió la máxima puntuación Five Hearts Keeper, y para Romance Readers at Heart fue uno de los Top Picks de 2010. Después de releer su primera narración, “Un regalo envenenado”, me apetecía seguir con la bibliografía de Courtney Milan por orden cronológico. 
 

HQN, 2010 (FictionDB)

DATOS GENERALES

Título original: Proof by seduction
Fecha de publicación original en inglés: 2010
Subgénero: histórica – 1820-1830

Parte de una serie: Carhart #1. “Un regalo envenenado” sería #0.5.

SINOPSIS (según la página web de la autora)

No es fácil para una mujer que carece de dinero y de familia salir adelante por sí misma en el mundo, pero como una de las más destacadas pitonisas de Londres, Jenny Keeble ha logrado precisamente eso. Todo lo que tiene que hacer es sonreír dulcemente, escuchar con atención y decirles a sus clientes precisamente lo que quieren oír. Todo va bien… hasta que Gareth Carhart, el científico marqués de Blakely, decide demostrar que ella es un fraude.

Al principio, todo lo que quiere Gareth es liberar a su confiado primo de las garras de Jenny. Pero descubre que ella es lista, animosa, bella y en absoluto la mentirosa calculadora que había creído al principio. Aún así, no hay nada de lógica en la atracción que siente por ella, de manera que se niega a dejarse llevar. Ha jurado arruinarla, y eso hará, aunque tenga que romper su propio corazón en el proceso.

CRÍTICA

Después de haber releído el primer relato de la serie Carhart en El corazón de la Navidad, decidí leer esta, su primera novela larga. La leí, hice la crítica y ahí ha estado esperando a que encontrara un hueco en mi planificación.

Tema básico: aristócrata frío emocional que se abre al mundo y sus propios sentimientos, etc. gracias a que conoce a una joven sin dinero y familia, pero que ha sabido salir adelante trabajando de pitonisa, o sea, con mucha psicología y habilidad para captar datos del cliente y decirle lo que quiere oír.

Uno de ellos es Ned Carhart, joven de buena familia que tiene problemas emocionales. Parece que sufre cierta ciclotimia, a períodos de luz le siguen otros sombríos de depresión. Llega un momento en que piensa en el suicidio, y Jenny sabe animarle para que confíe en que hay cosas extraordinarias esperándole en la vida.

Ned tiene un primo, Gareth Carhat, marqués de Blakely, científico y racional, que se enfada bastante porque considera que le están timando. Está decidido a desenmascararla, que Ned vea que ella no tiene poderes especiales. No se para a pensar, sin embargo, en por qué Ned necesita que una extraña lo consuele.

Jenny comprende pronto que Gareth tiene sus propios problemas. Es un tipo que no espera nada de los demás, al que las relaciones personales, de hecho, le incomodan bastante. Cumple con su papel de noble con celo, minuciosidad. Se agota en actividades que en realidad no le interesan, porque a él lo que le gusta es la ciencia. Así que Jenny le pone una serie de pruebas en teoría para ver si ella es un fraude o no, pero que en realidad lo que hacen es ayudarle a él a mejorar como persona, aunque inicialmente no se dé cuenta.

Poco a poco, el tema del desenmascaramiento pierde fuelle y la novela se centra más en la interacción de Gareth y Jenny. Él tiene un complejo de superioridad que no puede con él, combinado con un distanciamiento emocional de todo otro ser humano. No ha podido tener relaciones normales con su madre, su hermana, ni su primo Ned.

Cuando Jenny le ofrece su amor a él, a Gareth como persona, no por ser rico ni noble, él no acaba de comprender que es gratis, que es libre, que ella es independiente y que no puede comprarla. Sólo se le ocurre la posibilidad de tenerla como amante. Jenny quiere una relación igualitaria y que sí, él es igual a ella, que no es un ser humano superior por el mero hecho de ser noble.

Otras relaciones ponen su punto de contraste a la historia romántica. Llena de distancia y emoción reprimida es la relación de Gareth con su hermana. Y más compleja aún es la de Jenny y Ned. Al principio, él es un ser débil, confuso, dependiente emocionalmente de Jenny. Cuando ella le desengaña, el desencanto lo arrastra. Pero al final, consigue comprender que debe confiar en sí mismo. A partir de ahí, pueden construir una relación cuasi-fraternal sólida.

Como todas las de Courtney Milan, me encanta esta novela. La leí de un tirón. A la hora de valorarla, le pongo un 3 por compararla con otras novelas de la misma autora. Muchas veces veremos estos mitos de Cenicienta en la novela romántica: chico rico, chica pobre. Habitualmente, con gran dosis de fantasía, hacen como que no pasa nada si uno se casaba fuera de su clase social, como si estas no existieran, cuando en realidad Gran Bretaña era (y posiblemente siga siéndolo) una sociedad tremendamente clasista.

Lo bueno de Courtney Milan es que, sin renunciar al mito (porque ¡oh, sorpresa, tremendo spoiler: al final, la chica pobre al final se casa con el chico rico) no disimula el tema ni elude hablar de ello. Gareth se siente superior por ser noble, y que Jenny no es digna de él. Tiene que sufrir una transformación para dejarse de tanta chulería, bajar de su pedestal y comprender que no son más que seres humanos. Si se casa con ella, el mundo no se derrumbará y, sin embargo, él será infinitamente más feliz. Claro que Jenny también tiene que aceptar ciertas cosas. Por ejemplo, que por muy autosuficiente que quiera ser, al final la sociedad la respetará sólo si tiene la protección del nombre y la riqueza de Gareth.

Esta novela se tradujo en su momento. No debió vender lo que Harlequin esperaba y pasaron de seguir publicando a Courtney Milan en español. Sólo la hemos reencontrado recientemente, cuando ella decidió autopublicarse también en nuestro idioma. La tercera de la serie Carhart, Trial by Desire, sigue sin traducir.

El pasado año 2014, Courtney Milan publicó ediciones enhanced ("realzadas", "enriquecidas") de sus primeras novelas, con comentarios añadidos. La propia C. Milan aconseja que, si ya los compraste una vez, no hace falta que los adquieras de nuevo, porque ese contenido adicional lo puedes leer gratis en su web. En el caso de Prueba de seducción, se puede consultar aquí

Explica, por ejemplo, que al principio iba a ser la historia de Jenny y Bernie (el que sería, a la postre, el personaje de Ned) que llevaba a un amigo escéptico a ver a la pitonisa. Pero que, después de una charla con sus amigas Tessa Dare y Carey Baldwin, la cosa terminó en que era mucho más interesante y daría más juego que su pareja fuera Gareth, más alto, más listo y más sexy que el aburrido Bernie.

Y me entero de que a ella, como a mí, no la entusiasman precisamente esas escenas de romántica en las que el héroe le compra todo un vestuario nuevo a la heroína. ¡Por fin, no soy una rarita, hay alguien más ahí afuera que siente lo mismo que yo!


Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: todos los que quieran novela romántica histórica con un toque original.

Otras críticas de la novela:


En inglés, las blogueras demostraron su entusiasmo por esta novela con puntuaciones más bien altas. En The Book Pushers hicieron una crítica a duo en que le dan 5 sobre 5. En On a Book Bender y Smexy Books, la puntuación fue de cuatro estrellas y media. Y Mrs. Giggles le da 83 (sobre 100, supongo).   Las páginas así más institucionales, tienden a moderarse, pero la consideran buena: para Dear Author, B+, y para All About Romance B-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada