domingo, 10 de mayo de 2015

Crítica: "His at Night", de Sherry Thomas



No tan deslumbrante como Not Quite a Husband, aun así es una obra notable que merece la pena. Definitivamente, Sherry Thomas, a la que he leído por primera vez gracias a este Desafío AAR, se ha convertido en otra "autora favorita" para mi.
 
Bantam, 2010

DATOS GENERALES

Título original: His at Night
Fecha de publicación original en inglés: 2010
Subgénero: histórica - 1897
Puesto en la lista AAR 2013: 88

Parte de una serie: Trilogía de Londres, 2

SINOPSIS


El amor es más ardiente en la oscuridad, justo antes del amanecer.

Elissande Edgerton es una mujer desesperada, virtualmente prisionera en casa de su tiránico tío. Sólo a través del matrimonio puede lograr la libertad que desea. Pero, ¿cómo atrapar al hombre perfecto?

Lord Vere está acostumbrado a cebos irresistibles. Como agente secreto del gobierno, ha perseguido a algunos de los más retorcidos criminales en Londres, mientras mantiene su tapadera como uno de los solteros más inofensivos, e idiotas, de toda la sociedad. Pero nada lo ha preparado para el escándalo de caer en la trampa de Elissande.

Obligados a un matrimonio de conveniencia, Elissande y Vere van a descubrir que no son únicos que tienen secretos. Con la seducción como su única arma, y un peligroso secreto del pasado amenazando sus vidas, ¿podrán aprender a confiar el uno en el otro mientras se rinden a una pasión que no puede negarse?

CRÍTICA

His at Night, publicada en el año 2010, se ambienta en el otoño del año 1897. Lo deduzco porque un personaje alude al jubileo de la reina que tuvo lugar durante la temporada, y en otro momento, se menciona que el jubileo de plata ocurrió “hace 35 años”. 

Esta novela ganó en 2011 el premio RITA al mejor romance histórico.

A diferencia de los dos libros anteriores de Sherry Thomas que he leído para este Desafío AAR, la trama y los personajes son más convencionales, pero aún así, sigue siendo una historia muy atractiva que te atrapa y me parece magníficamente escrita.

El marqués de Vere era muy brillante de joven. Pero tras un accidente quedó un poco bobo: habla demasiado, confundiéndolo todo, y en su torpeza derrama bebidas sobre la ropa o rompe cosas. Por eso, a pesar de que es un rubiales guapo, con buena posición social y bastante cachas, está lejos de resultar el soltero más deseado de Londres, salvo para muchachas desesperadas que pasan ya de su quinta temporada.

En realidad, se trata sólo de un papel que interpreta desde hace años, para que nadie se extrañe si lo pillan en lugares inadecuados. Porque, en realidad, es uno de esos nobles tan “de novela romántica” que trabaja freelance para la Corona. Vamos, una especie de James Bond aficionado. Llevar esta doble vida parece difícil, y agotador. Vere tiene su vía de escape en los sueños que tiene sobre su mujer ideal. Una que será dulce, le sonreirá, sin exigirle nada, sería su descanso, su apoyo,… Esas fantasías le permiten sobrellevar sus pesadillas.

Su último encargo es atrapar a un caballero que hizo fortuna en Sudáfrica y ahora se sospecha que extorsiona a joyeros. El sospechoso vive de manera bastante reservada. Así que, para entrar en su casa en busca de pruebas, tienen que recurrir un montaje algo retorcido y pelín asquerosillo (incluye ratas).

Aprovechando la ausencia del sospechoso, un grupo de nobles consigue entrar en su casa. Les recibe la sobrina del interfecto, una joven cuya sonrisa enamora a Vere al instante. ¡Ésa es la mujer con la que ha soñado toda su vida!

La muchacha tiene el peculiar nombre de Elissande que yo, mentalmente, leía todo el rato como “Elisenda”. Encerrada desde hace años en esa casa, con su tía colgada del láudano y bajo el dominio aterrador de su tío Edmund, comprende que es su oportunidad de escapar. Se esfuerza en atraerlo siendo lo más encantadora posible. Vere se da cuenta de que ella es una manipuladora, que sonríe mientras su cerebro está calculando. Elissande no desea casarse con un tonto, así que pronto dirige su arsenal contra el hermano menor de Vere, Freddie, al que intentará atrapar en un matrimonio forzado. Vere no puede permitir que su hermano caiga en la trampa, sin darse cuenta de que al final, él será el atrapado. Al parecer, la muchacha está tan desesperada que incluso un idiota le vale.

Encontramos aquí el tópico del personaje que oculta su inteligencia, o su valor, o su capacidad para la lucha tras un disfraz de tonto, o superficial o simplón. Hay quien lo encuentra desagradable. Yo, en cambio, le veo su atractivo. Desde el emperador Claudio (al menos, el de Robert Graves, el de verdad sí que debía estar un poco pa’llá) a Clark Kent/Superman, esconder el verdadero mérito tras una fachada poco atractiva funciona como método de supervivencia y de lucha.

La trama está muy bien hilada, de manera que no sabes cómo esta pareja va a conseguir su final feliz. La autora entreteje hábilmente diversas líneas argumentales: está la historia de este matrimonio forzado, en la que cada uno intenta engañar al otro para que sus secretos no se revelen en la intimidad del hogar, y luego, el relato de los crímenes cometidos por el tío de ella, más la tensión de saber si conseguirán atraparlo y encerrarlo antes de que el daño a ella o a su débil tía sea irreparable.

Un añadido para los amantes de Acuerdos privados: la historia de amor secundaria entre el artístico Freddie, a quien vimos como joven enamorado de Gigi, la protagonista, en Acuerdos privados, y su vieja amiga de la infancia, Angelica Canaletto.

            Sherry Thomas escribe realmente bien. Los diálogos son ingeniosos. El ritmo no se pierde en ningún momento. Los personajes son todos muy interesantes. Requiere gran habilidad representar a un héroe y a una heroína que están interpretando un papel, y que el lector sepa en todo momento cuándo son ellos mismos y cuándo están actuando.

Las escenas amorosas son muy sexis, pero nada rarito, y con sentido dentro de la historia porque sólo por las noches se revelan como realmente son.

La ambientación no tiene nada especial, excepto cuando los protagonistas salen de Londres y caminan por el campo, y la costa, y dejan que ese caminar (¡eh, en aquella época la gente paseaba bastante!) los lleve también a un viaje interior intentando aclarar sus sentimientos y sus pensamientos. 

En la página web de la autora se puede ver el book-trailer y las portadas de ediciones internacionales, en Francia, Alemania (dos ediciones), Indonesia, Portugal (con el título de Promessas de Amor), Rusia, Eslovenia, Tailandia y Vietnam. ¿Y en España u otro país hispano-parlante? No. No está traducida, y no me explico por qué. Dentro de la novela romántica histórica, creo que Sherry Thomas es una de las escritoras más innovadoras e interesantes. Ganó el Premio RITA y ya ves, en Alemania la han lanzado dos veces. Así que si esta novela os interesa, a leerla en ¿portugués?

Valoración personal: muy buena, 4

Se la recomendaría a: todos los amantes de la novela romántica histórica.

Otras críticas de la novela:

En español, sólo he encontrado crítica haggard en A la cama con… un libro, en no sé qué espantosa traducción, y le pusieron un 3. 

En inglés hay más, claro, y básicamente entusiastas: RT Book Reviews, All About Romance, Smart Bitches Trashy Books, Dear Author,  y Once upon a chapter.


Si për zakonisht, la ficha en la página web FictionDB

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 14. Sherry Thomas – Not Quite A Husband (2009) 
AAR 33. Sherry Thomas – Private Arrangements / Acuerdos privados (2008) 
AAR 39. Sherry Thomas – Ravishing the Heiress (2012)


4 comentarios:

  1. ¡Cómo me gusta Sherry Thomas y qué pena que no la traduzcan más! La apunto en mis pendientes, que son tantos que no sé cuándo le llegará el turno en mi alternancia de romántica, criminal y otros géneros... Quizás este verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me gustaría saber por qué no traducen al español autoras excelentes como Sherry Thomas, Meljean Brook o Joanna Bourne, por ejemplo. No lo entiendo, de verdad.
      Si temen arriesgarse, ¿por qué no traducir algo que parece más seguro como una novela que ha ganado un RITA?
      ¿Los derechos son demasiado caros? ¿Creen que sus libros no van a gustar aquí?
      En el resto de lo que dices, te entiendo perfectamente. Me pasa lo mismo. Cuando lees varios géneros (y ensayo, y literatura,...) no das abasto. Yo lo que he optado es por no hacer experimentos.
      Sólo leo lo que otros han encontrado ya especial y "bueno". Lo que intento hacer aquí es precisamente hablar de "lo bueno" del género romántico, y no lo último que se ha publicado. Porque el tiempo es limitado y los libros que hay por ahí, infinitos.

      Eliminar
  2. Yo creo que hasta la peor novela de Sherry Thomas merece la pena, es una gran escritora con un estilo maravilloso (aunque, en mi opinión, a veces es excesivamente culta y elitista), pero reconozco que ésta no me gustó ni de lejos tanto como Acuerdos privados. La leímos en inglés, eso sí. Encontramos una traducción terrible pero, como teníamos el original, no tardamos en pasarnos a él y, desde luego, merece mucho la pena aunque pueda costar algo más.
    El punto de partida me encanta y los protagonistas son muy interesantes (él me encandiló), pero me parece que la historia se acaba desarrollando de un modo un tanto extraño, a veces muy lentamente, otras veces de un modo excesivamente rápido. La historia secundaria me pareció bonita (qué bien me caía Freddie) pero de un desarrollo igual de extraño. En fin, hasta reconozco que me sorprendí cuando supe que había ganado un RITA porque considero que no es tan buena, aunque sí tiene momentos memorables, hay que reconocerlo.
    En cualquier caso, lo mejor es leerla y juzgar, porque Sherry Thomas siempre merece una oportunidad.
    Muy buena crítica.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustó menos que Acuerdos privados y, sobre todo Not Quite a Husband que me encantó. Sí que me voy a leer el resto de sus novelas, aunque la parte de paranormal o juvenil, esa creo que no.
      En cuanto al RITA de ese año, he mirado las otras nominadas, y sólo he leído The Forbidden Rose de Joanna Bourne, y Last Night’s Scandal / La reina del escándalo de Loretta Chase. Yo habría votado por esa "Rosa prohibida" de Joanna Bourne. Estoy leyéndome toda la serie Spymasters y me está gustando mucho, pero mucho.

      Eliminar