jueves, 5 de marzo de 2015

Crítica: "Diablo", de Stephanie Laurens



La única de Stephanie Laurens del Desafío AAR. Una novela histórica entretenida, sin más.
¿Qué lleva en la cabeza...?

DATOS GENERALES

Título original: Devil’s Bride
Fecha de publicación original en inglés: 1998
Subgénero: histórica / Regencia - 1818
Puesto en la lista AAR 2013: 32

Parte de una serie: 1.º de la familia Cynster

Traductora: Ana del Valle

SINOPSIS (de la contraportada)

Honoria Wetherby es institutriz, pero tiene otros proyectos: vivir aventuras, conocer mundo… aunque lo inesperado puede cambiar drásticamente hasta los mejores planes. Su intento de ayudar a un moribundo la lleva a pasar la noche en una cabaña solitaria en compañía del miembro más denostado de los Cynster, a quien llaman Diablo.

Cuando esto sale a la luz, él no tiene otro remedio que pedir su mano. La familia Cynster está encantada de que el famoso libertino finalmente decida casarse, pero lo que menos desea la rebelde joven es un marido que la controle, y enamorarse no está en sus planes…

Las fans de la serie Cynster disfrutarán de esta novela, que como las demás se puede leer de forma independiente.

CRÍTICA

Esta novela romántica se ambienta en los tiempos de la Regencia inglesa (1818). Transcurre en la Inglaterra rural y en Londres. Es el primero de la serie dedicada a los Cynster, una pandilla de machotes con nombres bastante ridículos (Demonio, Veleta, Escándalo), sobre todo teniendo en cuenta que luego no actúan como su apodo insinúa.

El título original, Devil’s Bride, que puede traducirse como “La novia del diablo” alude a la protagonista, Honoria Prudence. Esta chica rica de buena familia ha decidido no casarse ni ser madre. Trabaja como institutriz de “último año”, o sea, que coge a las damiselas justo antes de presentarse en sociedad, de manera que les da el pulido final. Cuando llegue a la edad adecuada, cumplirá sus sueños de viajar y vivir aventuras, siguiendo las huellas de lady Stanhope.

Una tarde, encuentra a un moribundo en mitad del bosque. Acude en su ayuda Sylvester Cynster, sexto duque de St. Ives, al que todos llaman “Diablo”. Aunque vivía muy satisfecho con su soltería, decide nada más conocer a Honoria, que esta muchacha será su esposa. Lo decide en la pág. 40, el mismo día en que la conoce y con su primo de cuerpo presente. De verdad. Aquí nadie llora al muerto, salvo los más jóvenes de la familia.

A lo largo de la novela se desarrolla una lucha de voluntades entre Diablo, que desea quitarle sus sueños de la cabeza y hacerla su duquesa, y Honoria, que se aferra a sus decisiones anteriores y no quiere ser dominada por alguien tan autoritario. Al final, ella cede y decide casarse con él, aunque no supe muy bien por qué.

Sigue el tópico que vemos en tantas novelas de la Regencia sobre una virgen pizpireta que redime al caballero considerado un pillastre (aunque nunca le vemos hacer nada perverso). Pero Honoria es bastante atractiva: decidida, sofisticada y elegante, en el sentido literal de la palabra: la gusta y valora ir bien vestida. Y es práctica, demostrando que dirigir una casa con muchos criados y vida social tiene su complicación.

Me parece que es el personaje más interesante de la historia. En ella se ve una auténtica evolución. En el libro Beyond Heaving Bosoms (2009) la guía de novela romántica de las Smart Bitches, escrita por Sarah Wendell y Candy Tan, la consideran prototipo de un tipo de heroína las “sencillas y fuertes”.


Si la encuentras y está bien escrita, es maravillosa. Uno de nuestros tipos favoritos de heroína: no es nada extraordinario, pero es una persona maravillosamente buena. Nada de cabellos como el fuego, ni ojos resplandecientes, ni aventuras extravagantes o atrevidas hazañas de comportamiento iconoclasta e inapropiado. Pero estar con ella hace feliz al héroe. Quizá es que cocina bien, o que es cálida y se preocupa por los demás de una manera que a él le llega, es el faro que encuentra en la tormenta, y aunque superficialmente no es espectacular, su decisión, honor, sentido del humor, y fortaleza puede hacer maravillosa una historia.


La novela tiene un grado alto de sensualidad, con largas escenas explícitas y detalladas, aunque sin ningún tipo de cosa rara. A pesar de que Honoria no tiene experiencia, desde el principio despliega un desparpajo inaudito en el tema sexual.

En muchos momentos parece que no pasa nada, por algún extraño motivo sigues leyendo, esperando que pase algo inesperado. Realmente nunca ocurre nada especialmente emocionante o conmovedor. Hay episodios de “damisela en peligro” que el héroe ha de rescatar.

La historia se aliña con la trama de la búsqueda del asesino de la persona que aparece al principio de la novela. A pesar de que Diablo quiere excluir a Honoria de esta búsqueda del asesino, ella demuestra tener iniciativa propia, más que el héroe, que realmente se limita a mandar a sus primos en busca de información. Pero tampoco es una subtrama especialmente retorcida. La solución al misterio se ve a bastantes páginas de distancia, aunque te preguntes ¿será una pista falsa? ¿Habrá algún inesperado giro final? Pues no. Suspense hay muy poco. Al final piensas que Diablo es un poco tonto por no verlo venir. Al menos Honoria, que no conoce todas las relaciones familiares, tiene su cierta justificación para no verlo claro, aunque parece más inteligente que él porque, sin identificar al asesino, al menos sí que tiene claro primero, cuál era el objetivo del asesino y segundo, el motivo detrás del asesinato.

Y poco más hay que decir. El héroe no me parece tan interesante como la heroína. Él sí que no evoluciona. Sigue tan autoritario al final como al principio. Habría sido bonito que se transformara gracias a la relación amorosa, o que aceptara alguno de los sueños de ella y contribuyera a hacerlos realidad.

Diablo ganó el Premio RT 1998 al mejor libro de romance histórico del año que forme parte de una serie. En la mini-encuesta AAR de 2006 en la categoría mainstream sexy (novela más sensual en las novelas románticas normales, es decir, fuera de lo que es estrictamente el subgénero erótico) consiguió ser la 6.ª Ha aparecido en diversas listas Top 100 de All About Romance: puesto n.º 5 en el año 2000, n.º 24 en 2004, n.º 31 en 2007 y n.º 58 en 2010. Además, la página web Heroes & Heartbreakers la incluyen como la novena novela entre los diez romances de la Regencia “que debes leer”. Cuando la página web RomanceNovels escogieron las mil mejores novelas románticas, estuvo en el puesto 39. Forma parte del ajuar de la lectora romántica.

La primera vez que la leí, me atrapó desde la primera y tormentosa escena inicial y la leí de un tirón. En una segunda relectura perdió bastante, pero eso es algo que suele pasar con la romántica, así que mantengo mi calificación inicial.

Valoración personal: bueno, 3

Se la recomendaría a: los aficionados a las Regencias con nivel alto de sensualidad.

Otras críticas de la novela:


En inglés, hay review en RT Book Rviews y en Rosario's Reading Journal

Nagu uga tavaline, la ficha en la FictionDB.


No hay otras novelas de Stephanie Laurens en el Desafío AAR.

Si te gusta, estás de enhorabuena, porque es de las que tienen prácticamente todo traducido al español. Las novelas de las que he visto mejores críticas son las siguientes:

-       Scandal’s Bride / Tu nombre es escándalo (1999) La 3.ª de los Cynster
-       A Secret Love / Un amor secreto (2000) La 5.ª de los Cynster
-       A Lady of His Own / Primer y único amor (2004) La 4.ª de su serie Club Bastión

Ediciones en español

-       Diablo (2003) Ediciones B, S.A.
-       Diablo (2006) Ediciones B, S.A.
-       Diablo (2011) Círculo de Lectores, S.A.
-       Cynster. Diablo (2011) B de Bolsillo
-       Cynster. Diablo [Archivo de Internet] (2012) B de Books

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada