lunes, 23 de febrero de 2015

Crítica: "Persuasión", de Jane Austen


Diseño: Robert Mathias, Publishing Workshop
Ilustración: April Showers Bring May Flowers
De Faustin Betbeder
Gavin Graham
Cortesía de Fine Art Photographic Library Ltd, Londres

(Como los Óscar este año están siendo "tan" entretenidos, y los comentaristas del plus "tan" amenos, he decidido pasar el rato subiendo esta crítica. De ahí la hora tan intempestiva).

Segunda novela que aparece por aquí de Jane Austen, esa guionista de la BBC cuyas historias, a veces, adapta Hollywood al cine.

DATOS GENERALES

Título original: Persuasion
Fecha de publicación original en inglés: 1818
Subgénero: ficción literaria
Puesto en la lista AAR 2013: 35

SINOPSIS

Traduzco la contraportada de mi ejemplar de Wordsworth Classics:

En Persuasión, la última novela completada por Jane Austen, conocemos a su heroína más memorable. Anne Elliot está lejos de ser una mojigata, pero es una joven dama muy bien educada, con emociones profundas e inquebrantable integridad. Primero la descubrimos llevando una existencia un poco de Cenicienta con su ridículo padre y su arrogante hermana.

Conforme se desarrolla la historia, Anne se libera de la autoridad familiar a través de sus relaciones con otras mujeres fuertes, y logra su satisfacción personal en esta novela sin parangón en la que los papeles tradicionales de héroe y heroína se invierten y los hombres y las mujeres se presentan como moralmente iguales.

CRÍTICA

Si te pones a pensar en alguna novela de Jane Austen que no sea Orgullo y prejuicio  (1813), antes surgen en la mente Sentido y sensibilidad o Emma que Persuasión.

Sin embargo, los lectores de All About Romance, al escoger sus novelas románticas favoritas, se acordaron de Persuasión y no de esas otras.

Es más bien breve (no como Emma, que se me hizo eterna), centrada en la relación amorosa de la heroína (a diferencia de Sentido y sensibilidad, que dispersa la atención en varios personajes). Apenas hay sucesos externos. Todo son las zozobras interiores de la heroína, sus sentimientos, inseguridades y esperanzas, con un par de vistazos al punto de vista del héroe.

Poca ironía o comedia de costumbres encontramos aquí, aunque alguna maldad se le escapa a la Austen, como cuando dice que


Los Musgrove tuvieron la mala fortuna de echar al mundo un hijo cargante e inútil y la buena suerte de perderlo antes de que llegase a los veinte años.


Anne Elliott es una heroína sensata, de buen corazón, útil para familiares y amigos, que tuvo hace años su momento de fresca y juvenil belleza. Se enamoró de un joven marino, Frederick Wentworth. Jóvenes, atractivos, animosos, y de buenas cualidades: perfectos el uno para el otro. Sin embargo, el padre de Anne, y Lady Russell, amiga de la familia, impidieron ese matrimonio. Anne se convenció de que, por el bien de los dos, debía romper el compromiso.

Wentworth marchó a recorrer esos mares del Señor como hacían los marineros de la Royal Navy a principios del siglo XIX, saqueando unos cuantos barcos extranjeros de los que sacar botín, en plan Master and Commander (aunque sin un Maturin a la vista). Cuando se reencuentran, ocho años después, aquel joven tan prometedor está ahora en posesión de una buena fortuna, y mejor fama, aparte de seguir siendo un hombre muy atractivo.

La pobre Anne, en cambio, ha languidecido hasta el punto de que, muy poco amablemente, Wentworth comenta que no la hubiera reconocido de lo cambiada que está. Él quiso olvidarla y se cree a salvo. Ha decidido que es momento de casarse y cualquiera de las señoritas Musgrove, unas bien dotadas damiselas del vecindario, haría bien el papel, por lo que corteja relajadamente a una y a otra.

Anne resulta demasiado buena. Su familia la aprecia bastante poco, aunque se aprovechan sobradamente de sus virtudes. Una indiferencia que contrasta con lo bien recibida que es en otros ámbitos:


Había allí una liberalidad, un calor y una sinceridad que Anne apreciaba mucho más por la triste falta de tal bendición en su hogar.


Hasta el punto de que llega a avergonzarse un poco de no tenerse más que a ella misma para ofrecerse al capitán:


La sensación de que no había en su familia una persona con méritos suficientes para ser presentada a un hombre de buen sentido. Allí sintió poderosamente su inferioridad.


No en vano uno de los temas de la novela es el peligro que puede suponer un progenitor imprudente como el vanidoso padre de Anne. Jane Austen era cualquier cosa menos una sentimental. A veces, los parientes son así, egocéntricos y con una ceguera absoluta ante los méritos de una persona. Y eso que Anne tiene muchísimos: constancia, integridad, lealdad y espíritu de sacrificio. A estas alturas, madura y bastante segura de sus sentimientos, sigue amando a Wentworth. Aunque ha perdido toda esperanza de ser correspondida, rechaza otras posibilidades de matrimonio.

Gran parte de la novela se ambienta en Bath, ciudad donde la gente de buen tono tomaba las aguas para sus diversas dolencias. Se puso de moda en la época georgiana, de la que datan muchos de los espléndidos edificios que aún hoy se pueden ver y que le han valido ser reconocida por la Unesco como ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Pero siendo sinceros, ¿qué recordamos todos los lectores de la obra? La carta. Oh, sí, la carta del capitán Wentworth a Anne… Está casi al final de la novela, así que no puedo decir gran cosa sobre ella. Puro arrebato romántico. Un clímax cargado de emoción en un libro en el que todo el mundo se contiene y disimula.

Predomina la introspección psicológica. Dentro de su esquema bastante poco revolucionario, Austen defiende la igualdad de los sexos al menos en cuanto a su dignidad personal. Casi al final de la novela, se debate la constancia amorosa de uno u otro sexo. Anne opina que, si son cientos los libros proclaman la fragilidad de las mujeres, es porque los escriben los hombres. Y que si una ventaja tienen las mujeres frente a los hombres es que ellas aman incluso cuando toda esperanza ha desaparecido, mientras que los hombres sólo son constantes si sus sentimientos tienen un objeto tangible. Lo justifica un poco por la vida activa que tienen los hombres frente a la pasividad de una vida cerrada en el hogar.

Cuando alguna vez he leído que Patrick O’Brian (de bendita memoria) recuerda a Jane Austen, siempre pienso en esta obra en concreto. No sólo porque su héroe es un capitán de navío británico (vamos, que no cuesta ná de ná imaginárselo en plan Russell Crowe), sino porque en general siempre se habla de los marineros de la Royal Navy con admiración. Considerándolos lo mejorcito del país. Y es que, según ella, los marineros se distinguen, “si ello fuera posible, tanto más por sus virtudes domésticas que por su importancia nacional” (Jane dixit al final de la obra).

La verdad, da que pensar que consideren que el marido ideal fuera alguien que se pasara años fuera de casa.

Mejor pensar que propone como modelo a seguir al almirante Croft y su esposa, que hasta han viajado juntos en los barcos que él comandaba. Pero no sé yo si Anne tendrá esa suerte, porque Wentworth se manifiesta muy contrario a que las damas pisen un barco.

Valoración personal: un clásico, 4

Se la recomendaría a: todos los lectores inclinados a la introspección reposada.

Otras críticas de la novela:

Páginas de internet que hablen de Persuasión son unas cuantas.

Como es una obra literaria, tiene artículo en la Wikipedia. Algunos blogs y sitios románticos, hablan de ella…el blog de Lady Marian, el Rincón de la novela romántica, Inés y sus libros, Aloha Criticón, De nuevo alzo mi voz para cantarte esta canción; y, en inglés, All About Romance y también pueden leerse comentarios, debates, etc. sobre Persuasion en The Republic of Pemberley

Por último, la ficha en la fictiondb.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 03. Jane Austen – Pride and Prejudice / Orgullo y prejuicio (1813) 

Adaptaciones audiovisuales:

Como otras obras de Jane Austen, Persuasión ha sido objeto de adaptaciones televisivas. Hay una miniserie de cuatro episodios de 1960-1961, otra en cinco episodios de 1971. En España Persuasión se adaptó para la televisión en 1972, con Juan Diego haciendo de Frederick Wentworth. La última versión fue una película para televisión de 2007.

Veo en IMDB que está anunciada A Modern Persuasion dirigida por Bonnie Mae (que ya hizo A Modern Pride and Prejudice).

Ediciones en España:

Al ser una obra clásica de la Literatura Universal, unas cuantas ediciones, aunque bastantes menos que Orgullo y prejuicio. Dada la fecha de fallecimiento de Jane Austen, se encuentra ya en el dominio público y se pueden encontrar ediciones gratuitas tanto en inglés como en traducciones aceptables al español.

-       Persuasión (1958) Editorial Juventud, S.A.
-       Persuasión (1985) Club Internacional del Libro. Marketing Directo
-       Persuasión (1997, 2000) Plaza & Janés Editores, S.A.
-       Persuasión (1999) Editorial Andrés Bello
-       Persuasión (2003) Ediciones Cátedra, S.A.
-       Persuasión (2003) Debolsillo
-       Persuasión (2004) RBA Coleccionables
-       Persuasión (2010) Círculo de Lectores, S.A.
-       Persuasión (2013) Alianza Editorial, S.A.
-       Persuasión (2013) Eliber Ediciones
-       Persuasión (2013) Plutón Ediciones
-       Persuasion [Obra Completa] Ediciones del Prado, S.A.
-       Persuasión Espasa Libros, S.L.

6 comentarios:

  1. hola!!!

    Nunca me he leido un clasico, pero si q he visto repetidas veces las versiones que han hecho de ellos en pantalla grande o pequeña...Este libro siempre me llamo la atencion,despues del de Orgullo y prejuicio...y no sabes pq?una tonteria,lo se...pero desde q lo nombraron,citaron, en la casa del lago, estoy yendo a por él....a ver cuando le hago un hueco

    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no has leído nada de Jane Austen, no sé si este es el apropiado para crear afición. La verdad es que Sentido y sensibilidad u Orgullo y prejuicio me parecen más atractivos, tienen más miga, pasan cosas, hay humor...
      No recordaba lo que dices de La casa del lago. Tendré que verla de nuevo.

      Eliminar
  2. Hola acabo de terminar de leer el libro de Emma y me encantó ¿cuál de todos los libros de Jane Austen es el más romántico? tengo muchas ganas de leer algo así :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría decirte si "Orgullo y prejuicio" o "Sentido y sensibilidad". Ambos, e incluso este de "Persuasión", me gustaron bastante más que "Emma". No sé si son más o menos "románticos" tal como se entiende ahora el término, pero desde luego son historias excelentes que recomiendo a cualquier lector, quizá por ese orden: 1.º Orgullo y prejuicio; 2.º Sentido y sensibilidad; 3.º Persuasión.

      Eliminar
  3. Creo que Persuasión es el mejor libro de ella, pero es un gusto personal, y los libros son muchísimo mas "ricos" que las películas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta, pero reconozco que no es mi favorito.
      Lo bueno es que no hay por qué elegir: disfrutemos de las películas y también de los libros. Son medios diferentes, formas distintas de contar la misma historia. Puedes leerte el Eugenio Oneguin de Pushkin o escuchar la ópera o ver la peli, lo uno no quita lo otro, ¿no?.
      Fíjate, en mi opinión Ang Lee, Emma Thompson (y la estupenda música de Patrick Doyle) sacaron de Sentido y sensibilidad cosas que sinceramente no sentí leyendo el libro.
      En cambio, la peli que he vuelto a ver hace poco de Persuasión, con Amanda Root y Ciaran Hinds (1995) me pareció de lo más adocenada. Y ni te cuento un engendro que vi sobre (creo que era) La abadía de Northanger ho-rri-ble.

      Eliminar