jueves, 13 de noviembre de 2014

Crítica: "Heart of Steel", de Meljean Brook



Este NO es un libro de la lista Top 100 AAR

DATOS GENERALES

Título original: Heart of Steel
Fecha de publicación original en inglés: 2011
Subgénero: Steampunk

Parte de una serie: 2.º de los Iron Seas (Mares de Hierro)

SINOPSIS (de la contraportada)

“El único arma que llevo a una conversación es un cuchillo. Una pistola significa que el tiempo de las palabras ha terminado”.

La mercenaria y capitana del Lady Corsair, Yasmeen ha aprendido a mantener su corazón tan frío como el acero. Sólo es leal a su aeronave y su tripulación. Así que, cuando el hombre que una vez intentó apoderarse de la aeronave regresa de los muertos, maldita sea Yasmeen si le da otra oportunidad de tomar el control.

El cazatesoros Archimedes Fox no está interesado en el Lady Corsair – quiere a su capitana de corazón frío… y el valioso boceto de Da Vinci que le robó. Para reclamarlo, Archimedes está decidido a seducir a la obstinada mujer que una vez lo lanzó por la borda a una famélica horda de zombis, pero no es una conquista fácil.

Cuando el boceto de Da Vinci atrae una peligrosa cantidad de atención, Yasmeen y Archimedes viajan a Marruecos, zona ocupada por la Horda - justo a las manos de sus enemigos. Mientras luchan por su salvación, y la de una ciudad al borde de la rebelión, el mayor peligro al que se enfrenta Yasmeen proviene del hombre que amenaza con derretir su helado corazón…


CRÍTICA

A los protagonistas de esta novela los conocimos ya en la primera de la serie, The Iron Duke.

Por un lado está Yasmeen, la capitana de la aeronave Lady Corsair, en la que viajaron Trehaern y Mina; y por otro, el aventurero Archimedes Fox, pasajero al que dejaron en Venecia, para saquear un poco una ciudad infestada de los zombis. Comete el error de intentar tomar la aeronave por la fuerza. Yasmeen lo lanzó por la borda, hacia una horda de zombis.

Y eso que se veía claro que había un interés de Archimedes por ella. Ella pretendía desanimarlo dándole celos en plan un poco adolescente.

Por si acaso no has leído el primer libro, aquí te cuentan otra vez esa historia, y aprendes un poco más sobre esa historia alternativa que Meljean Brook se ha inventado a partir de la premisa de que los mongoles consiguieron una dominación casi mundial. Se profundiza más en determinados aspectos como lo que el rey francés construyó en el Nuevo Mundo y la guerra entre “realistas” y “liberados”. A los gabachos se los pinta bastante antipáticos, la verdad. También se entra en los territorios controlados por la Horda que están habitados, en concreto el norte de África. A Europa la mantienen como una tierra baldía, protegida de los humanos por la presencia de zombis, porque lo que les interesa es sólo explotar sus recursos naturales.

Así como el primer libro se centraba en el suspense de una investigación policial, aquí es más bien aventura pura que les lleva desde un puesto franco en la costa del mar del Norte a sobrevolar Europa (Viena, el paso del Brennero, Brindisi) hasta llegar a Rabat (Marruecos). Mucha acción en la que tanto Yasmeen como Archimedes lucen sus habilidades para la supervivencia.

Como en el primer libro de la serie, el world-building espectacular y los personajes, muy atractivos.

Ella, la pirata de corazón frío que tuvo una mala experiencia amorosa y que no quiere verse de nuevo en esa tesitura. Su formación como asesina de élite explica muchas cosas. Él, el aventurero tipo Indiana Jones que necesita ir de un lado para otro y para el que no debe haber nada más divertido que salvarse siempre por los pelos de que lo muerda un zombi. No es el típico macho alfa (a quien Yasmeen se comería con patatas) sino más bien un hombretón encantador tipo Rupert Carsington, el inolvidable héroe de Imposible (Loretta Chase), con algo más de cerebro. Eso sí, nada blandito, porque es capaz de luchar, gritar, correr, sobrevivir y follar como el que más. Si tuviera entre manos a una típica damisela en peligro, sin duda la rescataría una y otra vez. Pero como de quien se enamora es de Yasmeen, no le queda más remedio que exclamar, frustrado
 “Maldita sea. ¿No puedo salvarte ni una sola vez?”
No, ya se salva ella solita.

La tensión sexual entre los dos es evidente. El conflicto nace en el empeño de Archimedes de enamorarse de ella y de que le rompa el corazón, cuando sabe que ella no está por la labor. Archimedes se niega incluso a ceder al deseo sexual porque quiere sufrir un poquito más, dejarse llevar sólo cuando ya no pueda más. Sí, es una forma de actuar de lo más masoquista, pero es que este adicto a la adrenalina no puede hacer las cosas con normalidad. Cuando llega el momento del sexo, lo hacen a su manera, es que estos chicos son especiales para todo.

El estilo narrativo, muy ágil, te incita a seguir leyendo a ver qué más pasa. Lo último que añado en la parte de los aplausos es esa imagen global que ofrece Meljean Brook: Europa, África, Asia interconectados en esta historia paralela con naturalidad, como lo han estado siempre en la realidad. En este punto esta novela steampunk es más realista o, por decirlo de otro modo, más perspicaz que esa infinidad de historias románticas en las que sólo existe Estados Unidos y el Reino Unido y el resto es sólo un decorado de cartón piedra del que surgen malos malotes como por generación espontánea. Es algo que también he visto en Sherry Thomas, y me hace imaginar que la autora quizá tiene familia u orígenes asiáticos, o africanos, o algo que le hace ver el mundo de esa manera más amplia, más cosmopolita.

Lo más flojo me ha parecido la historia en sí, la peripecia. Hay una parte inicial que acaba en un punto muerto y entonces como por arte de magia aparece la petición del personaje de Hassan que, fíjate tú, justo les lleva en la dirección que desean respecto al boceto de Da Vinci, auténtico mcguffin de la historia. Algunos personajes aparecen como mera excusa, creo yo, para que los vayas conociendo y te preguntes qué pasa con ellos y con el tiempo se vea que se cuenta su historia en una novela o relato corto. De vez en cuando aparecen migajas de cosas relacionadas con el Blacksmith, figura que siempre está en muy segundo plano, y que al final, creo yo, tendrá su libro en el que se dará sentido a esas pistas aisladas. Esto hace que pasen cosas que parecen de relleno, que no van a ninguna parte dentro de la trama de esta novela en concreto, con algunos cabos sueltos. Es lo que tienen muchas series.

En conjunto, diría que es una obra que merece la pena leer porque te lleva a otro mundo, plagadito de historias diferentes, con personajes muy interesantes y cuando toca, sexualidad bastante explícita.

Tiene su epílogo en la novela corta Tethered.

Valoración personal: buena, 3

Se la recomendaría a: los aventureros de corazón.

Otras críticas de la novela:
En Dear Author le dieron un A-, 4 estrellas y media le dieron en RT Book Reviews y en el Vampire book club

B+ es la puntuación de esta novela en Red Hot Books, All About Romance y Rosario's Reading Journal

Finalmente, The Readventurer le da 3 estrellas y media.

Parece obvio que la novela gusta, pero no tanto como la primera de la serie. El tono es claramente diferente, más aventurero y menos intenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada