domingo, 3 de agosto de 2014

Crítica: "The Suffragette Scandal", de Courtney Milan

Nota de 3/11/2014: He visto que este libro está ya traducido al español, como El escándalo de la sufragista, desde el 28 de octubre de 2014.

Portada tomada de la página web de la autora


Este NO es un libro de la lista Top 100 AAR
... pero creo que posiblemente aparezca en futuros Top 100

DATOS GENERALES

Título original: The Suffragette Scandal
Fecha de publicación original en inglés: 2014
Subgénero: histórica – Victoriana

Parte de una serie: 4.º de hermanos Sinister

SINOPSIS (según la página web de la autora)

Una sufragista con ideales…

La señorita Frederica "Free" Marshall ha puesto toda el alma y el corazón en su periódico, conocido por su franca defensa de los derechos de las mujeres. Naturalmente, sus enemigos pretenden destrozarle el negocio y silenciarla para siempre. Free se niega a aceptar que se le estén acabando las opciones… pero necesita alguna más, y la necesita ahora.

...Un calavera hastiado...

La familia aristocrática de Edward Clark lo abandonó para que muriera en una tierra devastada por la guerra, de manera que sobrevivió como pudo: se convirtió en un calavera y un falsificador de primera clase. Cuando la misma familia que lo abandonó jura arruinar a la señorita Marshall, él le ofrece su ayuda a Free. Es verdad que para eso tendrá que mentirla pero, ¿qué hay de malo? Frederica está destinada a ser sólo un peón más en su venganza.

...Y un escándalo que se ha fraguado durante siete años.

Pero la incontrolable señorita Marshall pronto fascina a Edward. Llegará un momento en que el cínico corazón de Edward esté totalmente entregado a Frederica, aunque para entonces será demasiado tarde. Sólo puede aplastar a los enemigos de la joven si, al mismo tiempo, él revela su escandaloso pasado… Sólo que entonces, la mujer que ama se dará cuenta de que le ha estado mintiendo durante mucho tiempo, y la perderá para siempre.

CRÍTICA

El 15 de julio, el mismo día en que se lanzó, me bajé al kindle la última de Courtney Milan, a 2,99 €. No conozco ninguna autora de su categoría que venda novedades a ese precio.

A los padres de Frederica Marshall (Free para los amigos) los conocimos en El affaire de la institutriz; a su hermano Oliver, en La ventaja de la heredera; y a ella, a lo largo de la serie de los hermanos Sinister. Esta muchacha tan decidida exigía que se contara su propia historia.

Está volcada en la causa de los derechos de las mujeres. Publica un periódico hecho “por mujeres, para mujeres, sobre mujeres”. Con ello se ha ganado a bastantes enemigos y uno en concreto hará lo que sea por destruirla.

Cuando el objetivo es Stephen Shaughnessy, el único columnista masculino del periódico, entra en la historia Edward Clark. De procedencia aristocrática, durante años se ha ganado la vida de cualquier manera, incluyendo la extorsión y la falsificación.

El cínico Edward contrasta con la idealista Free. La novela recurre en más de una ocasión al dedal como símbolo. Edward le reprocha que todo su trabajo es inútil, que se agotará en una lucha contra una institución

“…más vieja que nuestro país, señorita Marshall. Es tan vieja que raramente necesitamos hablar de ella. Enójese todo lo que quiera, señorita Marshall, pero tendría más éxito si intentara vaciar el Támesis con un dedal”.

A lo que ella contesta que no es eso lo que pretende, que se fije en lo que hacen con el agua que sacan de allí:

“No se desperdicia. Lo usamos para regar nuestros jardines, brote a brote. Cultivamos jacintos y tréboles donde antes era un desierto. Tú sólo ves el río, pero a mí lo que me preocupan son las rosas”.

En cierto sentido, plantea el enfoque masculino (grandilocuente, enfocado a ver si se puede conseguir el gran objetivo, arrancando de raíz lo que funciona mal, y si ello no es posible, todo lo demás que hagas es intrascendente) con el femenino (realista, cotidiano, lo que merece la pena se hace poco a poco, con las propias fuerzas de cada uno de los miembros del grupo). Es decir, no hables de si se puede o no derribar esa institución odiosa, antes bien déjame construir una realidad nueva, y lo obsoleto caerá por sus propios medios.

Courtney Milan escribe habitualmente novela romántica histórica en la que se tocan cuestiones sociales, políticas y de género. Entre tanta historia ambientada en la Inglaterra del XIX, orientada a un público eminentemente femenino, estaban escandalosamente ausentes las sufragistas. He hecho una prueba con la base de datos FictionDB y me han salido sólo 48 resultados de 750.000 libros que tienen, con la palabra suffragette en la sinopsis.

Aunque aquí hay más peripecia de lo que es habitual en C. Milan, sigue siendo ante todo autora de personajes. Por fin tenemos una heroína de la que no sólo “se dice” que es inteligente y con un compromiso político, sino que la vemos actuar de esa manera. Y un héroe del que no sólo “se cuenta” que es un sinvergüenza, sino que de verdad le ves hacer cosas reprobables.

Ha sufrido lo suyo cuando se vio abandonado en una ciudad extranjera en mitad de la Guerra franco-prusiana de1870. Es de agradecer que, al menos en esta ocasión, C. Milan sea una de esas pocas autoras estadounidenses que sabe que el canal de la Mancha no era el muro de Berlín. Pero no profundiza en absoluto en ese aspecto concreto, y sus referencias a la interesantísima Francia en la que vive Edward son nulas.

En la parte negativa de mi experiencia particular con este libro es que no conseguí implicarme emocionalmente con los protagonistas, ni la parte sensual me pareció particularmente apasionada.

La tensión de la historia está, en gran medida, en saber cuándo y cómo Free descubrirá que ese tipo por el que se siente atraída y que aparentemente la ayuda es, en realidad, el hermano de su peor enemigo. Y, por otro, cómo podrán estar juntos, cuando su situación y aspiraciones en la vida son tan diferentes. Además, hay amor, romanticismo, unas cuantas escenas de tensión sexual no resuelta, y luego satisfecha a gusto de ambos. En un tono bastante intimista, en el autoengaño absurdo de que su relación pueda ser algo ajeno a la realidad social en la que se mueven.

Hay una historia de amor secundaria que quizá hubiera merecido una novela corta por sí misma, que explorara más de dónde vienen, quiénes son y cómo se sienten sus protagonistas, y en qué manera son perfectas la una para la otra y su amor les hace mejores. Además, tampoco desmerecería la historia principal porque realmente esta historia, a diferencia de lo que suele ocurrir con por ejemplo Susan Elizabeth Phillips, en nada se entrelaza con la principal. En este sentido, se mete de una manera que puede parecer relleno como ocurre con alguna de esas historias de la Segunda Guerra Mundial en los Troubleshooters de Suzanne Brockmann. Que son tan bonitas que hasta pueden gustarte más que la principal, pero que no se conectan con el argumento principal.

El final feliz es obligado (el género manda) pero queda claro que su vida futura no será un camino de rosas, ni en la historia principal ni en la secundaria.

Valoración personal: notable, 4

Se la recomendaría a: todos los que quieran novela romántica histórica con algo de chicha, que no insulte la inteligencia.

Otras críticas de la novela:

De momento, creo que es el libro de 2014 que mejores críticas tiene en diversas páginas web. Creo que puede convertirse en un clásico y recaudador de premios.

RT Book Reviews (4 estrellas y media)
All About Romance (A, DIK - Desert Island Keeper, la máxima puntuación)


P.D.: La serie de los hermanos Sinister tendrá una coda el 19 de agosto, con el relato corto Talk Sweetly to Me, la historia entre la señorita Rose Sweetly y Stephen Shaughnessy.

Para saber más sobre el movimiento feminista, se puede repasar la bibliografía básica que expuse aquí. Para ideas elementales, en el artículo “Sufragio femenino” de la wikipedia se incluye una cronología de cuándo se fue consiguiendo el derecho al voto para la mujer. Viene algo que creo que todos sabemos, que Nueva Zelanda fue el primer país en el que se aprobó el sufragio femenino sin restricciones (en 1893). Pero hay cosas curiosas como que “En 1776 en Nueva Jersey se autorizó accidentalmente el primer sufragio femenino (se usó la palabra «personas» en vez de «hombres»), pero se abolió en 1807”. También se puede consultar la vergonzosa “Lista de países con sufragio femenino negado o condicionado”.

2 comentarios:

  1. Me encanta Courtney Milan desde que leí "Un regalo envenenado" en "El corazón de la Navidad". Sus personajes nada tópicos me parecen su punto fuerte, junto con una muy buena ambientación y unas notas históricas muy interesantes.
    No sé si tendré paciencia para esperar a que lo publiquen en español; si mis lecturas pendientes me dejan, puede que lo lea inglés. Gracias por tu reseña. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ahora que ha encontrado traductora en español, seguirá autopublicándose también en nuestro idioma. Así que me imagino que no tarde mucho. La verdad es que la novela lo merece, es de lo mejorcito que he leído este año.

      Eliminar