martes, 1 de julio de 2014

Recapitulando: ¡Ya llevo un cuarto de la lista!



Venetia  de Georgette Heyer es el número 25 de los libros que llevo leídos para este Desafío AAR. Un buen momento para analizar esta etapa del camino.

De las autoras que ya conocía, nada nuevo. Se confirma mis impresiones previas. Sigo sin conectar con aquellas autoras que no me decían gran cosa. Y mis favoritas continúan como auto-buys.

Las peores puntuaciones han sido tres doses, dedicados a dos de McNaught y una de Kleypas, Irresistible, no tanto por la novela en sí, sino por comparación con otras de la autora.

Las mejores


Nada sorprendente, pues Kleypas, SEP y C. Milan son de mis autoras favoritas. Leer otras novelas distintas me confirma, por así decirlo, en mi gusto precedente.

Hay tres autoras nuevas para mí, de las que no había leído nada antes. A cada una la pondría en una categoría diferente.

Kresley Cole entraría en el saco de las autoras que “no me interesan”. No digo que sea mala, ¿eh? Sólo que lo paranormal no es mi género.

El libro de Patricia Gaffney me resultó distinto, especial, bien escrito. Si tengo la oportunidad de leer alguno de sus otros libros que suene interesante, lo haré. Pero no se ha convertido en auto-buy.

Sherry Thomas ha ingresado en mi lista de favoritas, sí esas autoras de las que esperas leer todos sus libros, pasados, presentes y futuros… Bueno, salvo las novelas de fantasía juvenil.

Leer

Esta experiencia merece la pena. Te obligas a leer autores y géneros que hasta la fecha te eran desconocidos. Se lo recomiendo al lector de cualquier género: hay que salir de la zona de confort. Y es muy fácil hacerlo teniendo como guía una de estas listas Top 100.


Escribir

Escribir críticas es un placer, porque piensas en el libro y lo analizas. Intentas informar de cómo es para aquellos que no lo conozcan. Pero también hay que tratar de divertirse un poco a la hora de contar lo que no deja de ser un viaje personal por Romancelandia.


Publicar

Reconozco que no he encontrado el ritmo adecuado a la hora de publicar. No soy lectora profesional, a pesar de que así esté calificada en Net Galley, así que lógicamente las cosas salen cuando se puede, a veces cada pocos días, a veces cada más.

El orden tampoco lo acabo de tener claro. El principio fundamental es que, de cada autora, primero van las novelas más antiguas y luego las más modernas. Después, en la medida de lo posible, avanzar desde los puestos inferiores de la lista hasta los superiores…

Pero, ¿y si pasa algo y no puedo acabar la lista? ¡No hablaría nunca de Lord of Scoundrels! Pánico. Y nunca podría decir impresionante que es Flores en la tormenta, ¡¡o la maravillosa Por el corazón de mi dama!! (Pánico reduplicado). ¿O si no me da tiempo a colgar mi crítica revisitada de Orgullo y prejuicio???

Mañana mismo me pongo con Loretta Chase y Laura Kinsale. Revisar lo escrito sobre Austen. Y a la porra el orden obsesivo compulsivo.

Lo inesperado

En un determinado momento, decidí escribir versiones más cortas de las críticas, en inglés, para quienes entrasen en el blog desde países angloparlantes. Un reto mayor del que yo pretendía. En cambio, he escrito menos artículos sobre el género de los que tenía pensados.

Se me planteó la duda respecto a los libros que no forman parte del Desafío AAR. Porque yo sigo leyendo novelas que no forman parte de la lista Top 100. Al final, lo he resuelto de aquella manera, ni chicha ni limoná. La crítica larga, en español, la publico –mientras me la acepten- en la página web El Rincón de la Novela Romántica, y la crítica cortita, en inglés, aquí. Es lo que más dudas me plantea. No sé qué haré en el futuro.


El cálculo

La primera crítica salió el 25 de febrero. La vigésimo quinta, el 28 de junio. A este ritmo, cuatro meses la cuarta parte,… parece que tardaré más un año en completar este desafío AAR, si todo va bien. Pues bueno. Pues fale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada