miércoles, 5 de marzo de 2014

Crítica: "Tenías que ser tú", de Susan Elizabeth Phillips


Hoy presento mi autora de romántica contemporánea favorita... y la novela suya que más me gusta... Con una de las portadas más bochornosas de los últimos años.

DATOS GENERALES

Título original: It Had To BeYou
Fecha de publicación original en inglés: 1994
Subgénero: contemporánea
Puesto en la lista AAR 2013: 19
Traductora del inglés en la edición en castellano de Ediciones B, S.A., 2008 para el sello Javier Vergara Editor: María José Losada Rey y Rufina Moreno Ceballos.
Parte de una serie: n.º 1 de los Chicago Stars



SINOPSIS (de la contraportada)

Chicago, “la ciudad del viento”, no está preparada para Phoebe Somerville, el bombón más escandaloso y curvilíneo de Nueva York, que acaba de heredar el equipo de fútbol americano de los Chicago Stars.

Y Phoebe no está en absoluto preparada para el entrenador estrella de los Stars, Dan Calebow, dorada y salvaje leyenda viva de Alabama. Dan es todo lo que Phoebe aborrece: un machista intransigente con una sola idea en la cabeza.

La nueva y bella jefa es todo lo que Dan desprecia: una niña bien sin dos dedos de frente. ¿Por qué, entonces, se siente atraído por ella como un misil teledirigido? Y ¿por qué el encanto de niño bueno de Dan hace que la cosmopolita Phoebe se sienta torpe, tímida y extrañamente asustada?

De pronto hay mucho más que la liga en juego. Porque la pasión es el nombre del partido y hay dos tercos jugadores dispuestos a ganar.

CRÍTICA

Advertencia: esta novela puede transformarte en seppie de por vida.

“Tenías que ser tú” (título original en inglés, “It Had To Be You”) se publicó en 1994. Es una novela romántica contemporánea, la 1.ª de la serie dedicada al equipo de fútbol americano Chicago Stars.

Fue la primera novela de Susan Elizabeth Phillips (abreviadamente, SEP para los fans) que leí. Para mi es la mejor de sus novelas y una de las mejores contemporáneas de todos los tiempos. Dentro de la encuesta Top 100 de AAR 2013, la supera “Sólo mío”, que la antecede en el puesto 18. Pero para mí “Sólo mío” tiene un par de objeciones bastante serias, y esta me gusta más.

Se la daría a alguien que no lea romántica, para que juzgue, al menos, por lo mejor del género: es sexy, divertida, te atrapa en la historia y quieres seguir leyendo sin parar.

La frase inicial es antológica: “En el entierro de su padre, Phoebe Somerville se enfrentó a todos sin más apoyo que un caniche francés y un amante húngaro”. Esta mujer espectacular, tipo Marilyn Monroe, con todas las curvas donde deben estar, ha acudido vestida de marfil y con un top dorado. No es casualidad que ignore el negro como luto.

Le sigue una hilarante escena inicial, que da el tono del resto de la historia. Phoebe tiene un pasado bastante más serio de lo que cabe esperar de una “chica cañón” como ella. Fue violada a los dieciocho años, su padre no la creyó, y se marchó de casa, humillada. Ha vivido la vida entre artistas, y muchos gays, para gran vergüenza de su padre, quien siempre la ha considerado “un jodido fracaso”.

Se ambienta en el Chicago contemporáneo. Phoebe Somerville, aparentemente una rubia tonta muy sexy, acaba de heredar algo que no le interesa lo más mínimo, un equipo de fútbol americano. Si consigue que el equipo gane la liga, será suyo definitivamente. Si no, al cabo del año se irá con unos miles de dólares en el bolsillo, suficientes para abrir su propia galería de arte.

Phoebe emprende la tarea sin ningún entusiasmo. Lo que la ata a Chicago es, sobre todo, su medio hermana Molly, una adolescente que la odia. Pero también cierto orgullo personal: quiere demostrar que es algo más que una rubia explosiva. En un mundo bastante machista, de hombres y para hombres, se sabe abrir paso, con inteligencia y sus dosis de manipulación cuando es preciso.

Dan Calebow, el entrenador jefe, y antigua estrella del deporte, es atractivo, mandón (lógico, dada su profesión) y mantiene una extraña relación con su ex mujer. Pero ha llegado a ese punto en que se siente preparado para asentarse en una relación estable con alguien menos complicado, más “femenina”: dulce, amorosa, volcada en la vida familiar y los niños.

Estos dos personajes chocan desde el principio. Cada uno ve en el otro la peor de sus pesadillas: para ella, Dan es un bruto machista que no sabe ver más allá de un buen escote; y para él, Phoebe es una rubia tonta que viene a arruinar el equipo,… Pero luego resulta que Dan despierta en Phoebe sensaciones que creía muertas y se permite empezar a soñar con una vida distinta. Y claro, Dan también siente esa chispa sexual increíble entre ellos, y eso le preocupa, porque cree que Phoebe es totalmente inadecuada para lo que él quiere en este momento de su vida, que es montarse una familia tradicional.

Lo mejor es que a los personajes se los ve transformarse, como personas y en sus expectativas vitales. No son los mismos al principio que al final. La potencia de Dan & Phoebe es tal, que cuando salen en los posteriores libros de la serie (y van, creo, unos siete) eclipsan a la pareja protagonista de cada uno de ellos.

¿Sensualidad? Novela calentita. Las escenas amorosas son tiernas, sexys, explícitas, pero nada raro, al menos entre los dos protagonistas de la historia.

La trama te arrastra y no te deja posar el libro hasta ver cómo se resuelven los distintos conflictos de la historia. Phoebe, poco a poco, va apreciando lo que tiene y se involucra en el equipo. Logra superar su imagen de "bomba sexual", para mostrarse tal como es, una mujer lista, cariñosa y preparada para establecerse en la vida. Supera la difícil relación que mantuvo con su difunto padre, y elude el peligro que representa su malvado primo.

Un personaje entrañable es Molly, la hermana adolescente, y que reacciona como una típica-típica-típica adolescente huraña. Phoebe no le ha hecho nada, pero Molly ha decidido que la odia y su hostilidad es tan propia de la edad, que no puedes menos que sonreír. Phoebe, con paciencia, tiende puentes a Molly, a la que quiere y comprende bastante bien.

Esta novela tiene siempre la máxima puntuación como una de las mejores del género. Ganó el premio RITA a la mejor novela romántica de 1994. No es la única distinción. The Romance Reader la eligió entre las n.º 1 de las románticas del siglo XX. Los Romance Readers Anonymous la premiaron repetidamente: mejor contemporánea, mejor de “Amor & Risa” y mejor romance, a secas, de 1994. Y luego, año tras año, como el mejor romance contemporáneo de todos los tiempos. En las listas AAR ha aparecido sin interrupción: puestos 10, 7, 11, 14, 15 y, ahora, el 19. Sí, con toda justicia el Rincón de la Novela Romántica la incluye en El ajuar de la lectora romántica.

No voy a ser menos. Creo sinceramente que la novela se merece tantos aplausos. La única lástima es que si es la primera que lees de ella, luego las posteriores no producen el mismo efecto. Se inclinan más por lo estrambótico que por lo profundo; y sus heroínas no son como la potente Phoebe, sino más anodinas, alguna francamente aburrida.

En resumen: de lo mejorcito del género. Si quieres buscarles peros, siempre lo puedes encontrar. El mundo del fútbol americano nos resulta ajeno, y es posible que parte de los problemas a los que se enfrentan los protagonistas nos sean un poco incomprensibles. La parte final, trepidante y muy tensa, puede que se nos escape un poco por ese no saber muy bien cómo va este deporte.

A veces es un poco incómodo ese equiparar feminidad y maternidad. Lo que Dan está buscando es una madre para sus hijos. Y parte de la felicidad de Phoebe es poder ser madre, cuando pensó que no lo iba a ser.

Por último, como me ocurre en otras novelas de esta pareja de traductoras, no siempre me parecen muy afortunadas. Pero bueno, nada como para emplumarlas y darles zurriagazos en la plaza Mayor.

Pero eso son detalles nimios para una novela realmente de 10.

Valoración personal: excelente, para guardar y releer, 5

Se la recomendaría a: imprescindible para todas las lectoras de novela romántica, especialmente contemporánea y en particular del tono ligero y humorístico.

Otras críticas de la novela:

Puedes encontrar otras críticas a esta novela en El Rincón de la Novela Romántica en Novelas Románticas: Críticas, reseñas, opiniones, en el siempre estupendo Blog de Lady Marian y, por añadir otro, el de la cazadora de sombras y libros.

En inglés tenemos una crítica en All About Romance y otra en Dear Author.
Por último, como siempre, la ficha en la base de datos fictiondb.
Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 18. Susan Elizabeth Phillips – Nobody’s Baby But Mine / Sólo mío (1997)
AAR 21. Susan Elizabeth Phillips – Match Me If You Can / Cázame si puedes (2005)
AAR 40. Susan Elizabeth Phillips – Kiss An Angel / Besar a un ángel (1996)
AAR 49. Susan Elizabeth Phillips – Heaven, Texas / Heaven, Texas (1995)
AAR 52. Susan Elizabeth Phillips – This Heart of Mine / Este corazón mío (2001)
AAR 79. Susan Elizabeth Phillips – Dream A Little Dream / Apenas un sueño (1998)
AAR 97. Susan Elizabeth Phillips – Natural Born Charmer / Nacida para seducir (2007)

Ediciones en España:

-       Tenías que ser tú (2008) Ediciones B, S.A.
-       Tenías que ser tú (2012) B de Bolsillo

4 comentarios:

  1. Coincido! Esta novela te transforma en seppie de por vida!jajaja Y la he releído muchas veces. No me canso!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me temo que ya somos legión,... SEP es de las pocas que merece la pena leer todo.

      Eliminar
  2. Gracias por tu reseña, ya la leí y concuerdo plenamente. Me gustó mucho que incluyas enlaces a otras críticas. ¡Éxito en tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, gracias a ti, por pasarte a comentar.
      Me alegro que te guste lo de que incluya enlaces a otras crítica. Si no has leído el libro, otras opiniones te permiten decidir si puede o no gustarte. Y si lo has leído, y quieres compartir tu entusiasmo, así tienes también otros lugares donde leer sobre ese libro que gustó tanto.

      Eliminar