miércoles, 1 de abril de 2015

Crítica: "El corazón de una Bridgerton", de Julia Quinn



Pues eso, que si te gusta Julia Quinn, otra de los Bridgerton. Same song, second verse.

Avon Books Usa
2004

DATOS GENERALES

Título original: When He Was Wicked
Fecha de publicación original en inglés: 2004
Subgénero: histórica – 1820/1824
Puesto en la lista AAR 2013: 42

Parte de una serie: Los Bridgerton #6

Traductora para la edición 4/2007 de Titania: Claudia Viñas Donoso.

SINOPSIS

Todo era mucho más simple… Cuando él era perverso

En toda vida hay un momento decisivo. Un momento tan tremendo, agudo e impresionante, que uno sabe que la vida no volverá a ser igual. Para Michael Stirling, el calavera más tristemente célebre de Londres, ese momento llegó cuando puso la vista encima por vez primera a Francesca Bridgerton.

Después de pasarse toda la vida persiguiendo a mujeres, de sonreír travieso mientras ellas lo perseguían a él, de dejarse atrapar pero sin permitir nunca que su corazón se involucrase, bastó una mirada a Francesca Bridgerton para enamorarse perdidamente de ella. Un sentimiento tan fuerte que le sorprendía seguir estando en pie. La mala suerte para Michael es, sin embargo, que el apellido de Francesca sólo seguiría siendo Bridgerton un día y medio más, puesto que la conoció, lamentablemente, en una cena que celebraba su boda inminente con su primo.

Pero ahora… Michael era conde y Francesca libre, pero ella todavía piensa en él como el amigo querido y confidente. Michael no se atreve a hablarle de su amor… hasta que una peligrosa noche, ella cae inocentemente entre sus brazos, y la pasión demuestra ser más fuerte que el más perverso de sus secretos...

CRÍTICA

Como me suele pasar con esta autora, el título me recuerda otra cosa, algo que no tiene nada que ver. El When He Was Wicked (“Cuando él era perverso”) original me hizo pensar en When We Were Kings, y también We Were Soldiers o Cuando éramos honrados mercenarios).

No, aquí la cosa no va de reyes ni mercenarios. Toca la letra F de los retoños Bridgerton: Francesca. Ya sabéis que los Bridgerton son ocho hermanos, cuatro chicos y cuatro chicas, ordenados alfabéticamente, para que no te pierdas a la hora de saber cuál has leído y cuál no.

Sigue el modelo más repetido de Julia Quinn: mujer sin más aspiración en la vida que el matrimonio y los niños. Está felizmente casada, pero… se le muere el marido. Tras unos años de duelo, decide que quiere un bebé y que entonces tendrá que buscarse un marido con este fin. Me rechinan tantas cosas en este planteamiento, que no sabría ni por dónde empezar.

El héroe es Michael, primo de su marido. Un calavera de esos a los que realmente nunca le ves hacer nada perverso. Está enamorado de Francesca en secreto desde hace años, pero es mujer prohibida para él estando el marido vivo,… y también muerto. ¿Por qué? Porque si no, no habría novela, ya que realmente nada les impide estar juntos.

No hay como ser un aristócrata de potencia colonial para poner miles de kilómetros de por medio yéndose a la India a oprimir a los nativos, beber todo lo que le echen a la copa y, de paso, contraer la malaria.        

Con el tiempo, regresa a Inglaterra. Aunque no está muy por la labor, tendrá que buscar esposa para producir un heredero y esas cosas.

Para entonces, Francesca anda a la caza de marido, pero sin soltar a Michael, cuya compañía requiere todo el tiempo, aunque él parece claro que preferiría que le dejara en paz.

Básicamente eso es todo, él amándola y deseándola y ella a lo suyo. Hasta que al final él deja de sentirse culpable y decide que al difunto le habría encantado que él ocupase su lugar. Y Francesca, también de repente, ya no se horroriza ante la mera idea de que entre ellos pueda haber algo físico o romántico.

La trama me pareció más bien alargada durante páginas y páginas sin nada nuevo o interesante, hasta que de repente, los (irreales) obstáculos se desvanecen por arte de magia.

Durante aproximadamente el primer tercio de este libro pensé que por fin iba a tener una novela de Julia Quinn que me atrapara y convenciese. Problemas reales como la viudez repentina, o una enfermedad que no se comprendía bien, una mujer que asume la administración del patrimonio condal mientras el conde está ausente…

La idea de un amor secreto, además, resulta muy atractiva. Y, por último, he de reconocerlo, uno de mis tópicos favoritos es el friends to lovers (de amigos a amantes): gente que ya se conoce de antes y se empieza a mirar con nuevos ojos, o como en este caso, uno está colado en secreto por el otro durante años.

Pero no. La cosa decayó cuando él volvió a Inglaterra y no pasa nada. Páginas y páginas sin gran cosa que contar. Para cuando la historia se vuelve a animar, en la parte final, situada en Escocia, yo había perdido todo el interés por los protagonistas.

Ya no hay cotilleos de Lady Whistledown, sólo anodinos extractos de cartas. También es posible que yo le prestara mucha atención y tuvieran alguna clave secreta que no pillé. Sólo un par de intervenciones de Colin Bridgerton despertaron alguna chispa. Qué encantador es este chico y qué desaprovechado.

El contenido sexualmente explícito se acumula al final de la historia. A mucha gente le ha gustado bastante. A mí me dio cierta grimilla y acabé por saltarme párrafos enteros. No sabría decir por qué. ¿Quizá Michael alardeaba un poco?

En la encuesta anual de All About Romance, When He Was Wicked obtuvo el premio a la lectura que más hanky (=pañuelo), lo que quiere decir que es lacrimógena. Es posible que si te metes en la historia sí que te haga entristecerte y tal. No fue mi caso, y mira que soy llorona, pero si no conectas con la historia...

También fue “distinguida” con una mención nada honorífica en la categoría de lectura más decepcionante del año 2004. Intuyo por qué. Si lo he entendido bien, a la gente le gusta el humor de Julia Quinn y en su maravilloso mundo todo el mundo es guapo y todo les sale bien, sin que pase nada particularmente malo. Aquí, sin embargo, el humor está ausente, y a los protagonistas sí que les pasan cosas negativas, Michael por ejemplo, enferma de por vida. Y claro, si haces eso pero sin la profundidad psicológica o la intensidad emocional de autoras como Mary Balogh o Mary Jo Putney pues se te queda –me parece a mí- en poquita cosa.

No obstante, estuvo en los distintos Top 100: en 2007, la 53; en 2010, la 33. En RomanceNovels.Me la incluyen en el puesto 121 de las mil mejores novelas románticas. Y en El rincón de la novela romántica, está incluida en el ajuar de la lectora romántica.

La leí en inglés, de segunda mano, a un precio estupendo. De verdad: 0,01 € + 2,99 € gastos de envío, tres euracos de nada, pues. Así que no sé cómo andará la traducción.

Aunque es verdad que yo a Julia Quinn no la pillo, tengo la impresión de que, pasados los cuatro primeros libros de los Bridgerton, el resto no es particularmente interesante. Y con esta crítica, les digo adieu a los Bridgerton. Sin ninguna pena, la verdad.

Pero todavía me queda otra de Julia Quinn que leer y comentar, What Happens in London, la segunda de la serie Bevelstoke; a ver si con un toque de suspense y espionaje me entretiene más que esta.

Valoración personal: perfectamente prescindible, 2

Se la recomendaría a: fans de Julia Quinn.

Otras críticas de la novela:

Como siempre que no me ha gustado una novela, recomiendo especialmente contrastar con otras opiniones. Creo que en todas las que menciono aquí, le reconocen otro tono a Julia Quinn, menor payaso y más emotivo. Y aunque se señalen algunos puntos débiles (p.e. Rosario señala esa falta de acontecimientos en la parte central de la novela), todas recomiendan El corazón de una Bridgerton.

Lady Marian le dio un 10. Para ella, es el mejor de la serie. Le encontró humor con una mayor profundidad de los personajes. Hay crítica en El Rincón de la novela romántica


Como es costumbre en mí, ficha en FictionDB.

Otras novelas de la autora en el Desafío AAR:

AAR 09. Julia Quinn – The Viscount Who Loved Me /El vizconde que me amó (diciembre 2000) 
AAR 16. Julia Quinn – The Duke and I / El duque y yo (2000)   
AAR 44. Julia Quinn – What Happens in London / Secretos en Londres (2009)
AAR 83. Julia Quinn – An Offer from a Gentleman / Te doy mi corazón (2001) 


Ediciones en España:

-       El corazón de una Bridgerton (2007) Titania
-       El corazón de una Bridgerton (2009) Círculo de Lectores, S.A.

martes, 31 de marzo de 2015

Cambio de foto: "Isabel Porcel", de Goya



Como sigo sin saber qué foto poner en la página M&MB, y va para largo, he cambiado la que puse el mes pasado. La Condesa de Vilches retratada por Madrazo da paso a Isabel Porcel, de Goya. Otro retrato de mujer española de esos que me gustan tanto.

Ayer, 30 de marzo, hizo 269 años que nació en Fuendetodos, provincia de Zaragoza, D. Francisco de Goya y Lucientes

Goya es, junto con El Greco, Velázquez y Picasso, una de las cumbres de la pintura española, y una de las más grandes de la historia universal. Quizá sea el más español de todos, por biografía, temas, estilo... Empezó siendo rococó y acabó con unas pinturas cuasi expresionistas. De lo alegre y desenfadado a lo cruel que te acongoja. Porque encima sabes que era real.

Fue una figura trágica, patriota y afrancesado que tuvo que ver cómo su país era arrasado por aquellos mismos cuyas ilustradas ideas él profesaba. Tanto derramamiento de sangre para poner en el trono al peor de los tiranos. Y acabó refugiándose, como tantos otros, en el exilio francés. Ya conté que esto era propio de la época, respecto al duque de Frías en el artículo “El embajador que tampoco era”, al hilo de cierta novela de Kleypas. Que los gabachos siempre fueron acogedores con aquellos que padecían persecución por sus ideas políticas. En fin, toda esa parte de la Guerra de la Independencia de la que jamás nos hablan las novelas románticas de la Regencia.

Murió en Burdeos el 16 de abril de 1828.

domingo, 29 de marzo de 2015

Crítica: "Forastera", de Diana Gabaldón


Arrow (UK) Junio de 1991
OK.
Fusiladme al amanecer.
Detesto este libro.

TOP 10

DATOS GENERALES

Título original: Outlander (USA) - Cross stitch (UK)
Fecha de publicación original en inglés: 1991
Subgénero: Viaje en el tiempo
Puesto en la lista AAR 2013: 05

Traductora al castellano: Carmen Bordeu de Smith Estrada.

Parte de una serie: n.º 1 de la Forastera (Outlander)

SINOPSIS (de la editorial)

Ediciones Salamandra anuncia así su publicación, en 2014, de «Outlander / Forastera»:


Llega a las librerías la nueva edición de Forastera, primera parte de la saga de Claire Randall—que continúa con Atrapada en el tiempo, Viajera y Tambores de otoño—, y que ha inspirado la exitosa serie televisiva Outlander, que estará disponible en Movistar Series a partir del 10 de diciembre.

Diana Gabaldon ha escrito una historia de amor diferente, en la que los encuentros fortuitos y el juego equívoco del tiempo se conjugan en un intrigante final.


Vamos con un resumen más ortodoxo, cómo se describía esta historia en su momento:

En 1945, Claire Randall, una antigua enfermera de combate, regresa de la guerra y se reúne con su esposo en una segunda luna de miel – cuando ella, inocentemente, toca una piedra en uno de los antiguos círculos de piedra que abundan en las Islas Británicas. De repente, es una Sassenach – una "extranjera" – en una Escocia dividida por la guerra y los clanes de la frontera en el año del Señor… de 1743.

Arrojada al pasado por fuerzas que no puede comprender, el destino de Claire pronto queda inextricablemente entrelazado con el clan MacKenzie y el amenazador castillo Leoch. Sin aviso previo, se ve catapultada a las intrigas de los lairds y los espías que pueden amenazar su vida… y destrozar su corazón. Pues aquí, James Fraser, un joven y gallardo guerrero escocés, le muestra una pasión tan fiera y un amor tan absoluto que Claire se convierte en una mujer dividida entre la fidelidad y el deseo… y entre dos hombres completamente diferentes en dos vidas irreconciliables…

CRÍTICA

Estadísticamente, se puede defender que esta novela es la más apreciada de la historia dentro del género romántico. El enorme entusiasmo que ha despertado a lo largo de dos décadas se ha renovado con la versión televisiva. Ahora no hay que imaginárselo, ahí están Jamie y sus pectorales.

Cuando la página web The Romance Reader escogió las mejores novelas románticas del siglo XX, Outlander estuvo en el primer puesto. Ganó el RITA 1992 al Mejor romance de 1991. Es una de las “novelas favoritas de todos los tiempos” para RT Book Reviews. Ha aparecido en todos los Top 100 y en puestos altos: en 1998, la 3.ª; en 2000, la 2.ª; en 2004, la 7.ª; en 2007, la 4.ª y, en 2010, la 5.ª RomanceNovels.Me la consideró la 61 de sus mil mejores novelas románticas. En España, el Club Romántica la incluye en su Top 100 de Joyas románticas y El rincón de la novela romántica, en su “ajuar de la lectora romántica”.

Ni Escocia ni los viajes en el tiempo se encuentran entre mis temas favoritos, pero esperaba superarlo con una novela excepcional. Tenía que serlo, a juzgar por sus millones de admiradores. La cosa es que no funcionó. A veces no es cosa del libro, sino del momento en que estás tú, como lector. Puede que las expectativas fueran demasiado altas. Hasta me he preguntado si Cross Stitch (la versión que leí, británica) no sería un borrador, o una versión deformada del original.

Me resultó tan antipática que no he podido releerla para este desafío AAR.

Así que comentaré el libro repasando las cositas que escribí en su momento.

De qué va el libro

Acabada la Segunda Guerra Mundial, la enfermera Claire marcha con su marido a Escocia. Por hacer un poco de turismo, justo lo que debían estar haciendo los británicos en plena posguerra. La cosa es que Claire resulta mágicamente transportada al pasado, a la Escocia del siglo XVIII.

Allí conoce a Jamie, un mocetón guapo y virgen, con el que, por esas cosas de la novela romántica, acaba teniendo un matrimonio de conveniencia. Muy conveniente para los dos.

Cosas buenas de la novela. Una heroína valiente, con experiencia, no una damisela en peligro. Es pragmática. No tiene sentido que añores a tu marido cuando vive dos siglos por delante de ti.

Como primera novela de una autora, resulta un logro impresionante. El estilo me pareció irregular, una novela descompensada, con un desarrollo argumental un poco caótico. Pero es ambiciosa, algo siempre de agradecer en un escritor novel.

Y lo mejor: da lugar a descacharrantes homenajes como los fungirleos de las entusiastas haggards.

Lo que no me gusta

La peripecia consiste básicamente en andar de acá para allá por la geografía escocesa, con todos los tópicos de las Tierras Altas que puedas imaginarte, incluido Nessie. Me pareció una novela "alargada": podía haber contado lo mismo en la mitad de páginas.

Aparecían y desaparecían personajes pintorescos, que no siempre venían muy a cuento. Puede que estuviera presentando a gente que luego saldría en novelas posteriores. No lo sé, y no creo que lo averigüe. Ha sido mi primer y último Gabaldon.

Mucha violencia, mucho gore, “sangre, sudor y lágrimas”. Si te implicas emocionalmente debe ser el rien ne va plus del mundo mundial. Pero a mí no me interesaron los personajes, así que simplemente… fue desagradable y tedioso. Con algún toque de puro ridículo, como la heroína enfrentándose a los lobos… y acabando con uno con sus propias manos (Es que todavía ni me lo creo, siempre pienso que leí mal hasta que en una crítica alguien se refiere a ello).

Todo tan cansino que recuerdo haber pensado, “por favor, que lo cojan, lo violen, lo cuelguen, lo que sea, me importa un comino, sólo quiero que esta aburrida historia se acabe”.

En mi opinión, justifica el maltrato (infantil y a la mujer), no sólo lo describe. A él “le pone” castigar físicamente a su mujeres, y ésta, encima, piensa que “se lo merece”. No. Vale, imaginemos que hace lo mismo con un esclavo o con un perro (que también había de esas cosas en aquella época), ¿de verdad la gente se habría encogido de hombros y dicho “bueno, en aquella época era así”? Pues nada, Jamie, a pegar y violar esclavos y perros.

Para mí, rezuma homofobia. Cuando digo esto la gente me dice que no, que cómo va a ser homófoba a la vista de los libros posteriores, etc. Pero creo recordar bien cómo era, en general, la novela romántica en 1991, respecto a los gays. Si había algún personaje homosexual solía ser: a) el malo malote; b) una figura trágica que acaba de mala manera. Así era no sólo en la novela romántica, sino también en el cine. Que luego Gabaldon (y el género romántico en general) se abriera a otros enfoques, bienvenido sea. Afortunadamente. Pero las cosas eran muy diferentes entonces.

Si te gustan las de viaje en el tiempo y las Tierras Altas, y no te preocupa demasiado un poquito de violencia sexual o maltrato a la mujer, este puede ser tu libro. Pero si no te interesan esos temas en particular, es sólo otra novela romántica y no una particularmente entretenida.

Nota sobre su género

La propia Gabaldon se empeña en que esto no es una novela romántica, aunque tampoco es que pique muy alto (ella pone como referencia Michener y Clavell; con todos mis respetos a esos autores, que más de un tocho suyo he leído y disfrutado). Creo que querría que la pusieran en la balda de novela histórica. Otros la incluyen en la categoría de ciencia-ficción/fantasía.

Vale, si les hace ilusión, que lo pongan en esa balda, justo entre Ken Follett y Noah Gordon. Pero que luego no se extrañen si los aficionados curtidos en Maurice Druon, Robert Graves, Marguerite Yourcenar o Gore Vidal (o -en versión superventas-, Posteguillo, Saylor, Cornwell, Scarrow) les dejan críticas de una estrella en Amazon.com con reflexiones como las siguientes:


Si buscas una novela de un tipo de ficción más histórica, ni te molestes. Si buscas una fantasía en el personaje adorafollable* de Jamie, adelante (CJOPE, 19.02.2005).

Si buscas ficción histórica de alta calidad que te entretenga al mismo tiempo que te enseña algo sobre un tiempo y lugar fascinante, esto NO lo es… Me imagino que todas esas críticas favorables las han escrito quienes aman los romances de Harlequin (Caroline Otto, 9.02.2008).

Soy un gran fan de la ficción histórica, pero esta fue mi primera (y última) incursión en la novela romántica… En lugar de eso obtuve una decepción histórica y culturalmente inexacta, superficial y perturbadora… Esto no es historia… Si buscas una ficción histórica cautivadora e inteligente (con o sin romance) esta no lo es (Dovco, 6.10.2008).

Tenemos a los chicos buenos –los escoceses, y los malos –los ingleses, y eso es TODO lo que necesitáis saber, florecillas mías… Ficción histórica, difícilmente. Romance (¡violación + homofobia!) a manos llenas (moremaria, 16.07.2012).

Debería llamarse ’50 Shades of Plaid’** (Eldon J. Stracke II, 9.07.2013).

Lo que había oído de este libro me hizo pensar que era un libro de ficción histórica con un toque de ciencia ficción. No me di cuenta de que entraba en una historia de Fabio con kilt (Abigail “Into Books”, 7.10.2014).

Me parece que la mayor parte de los que dejan malas críticas es porque creían que esto era fantasía histórica o ciencia ficción con algo de romance secundario, como me pasó a mí. No os equivoquéis; esto es una novela romántica… una mujer mayor que fantasea sobre un joven machote virginal pero muy masculino que se enamora locamente de ella sin razón aparente (Jiwon Kim, 7.10.2014).

Me chifla todo el género de la ficción histórica… Esto es simplemente un romance mal escrito, que contiene todos y cada uno de los clichés que implica el término “bodice ripper” (Erin Steele, 10.11.2014).


*Les copio la expresión a las haggards, en original dice stud muffin; es la única traducción que se me ocurrió que conserva el tono original.
** 50 sombras de tartán.

Valoración personal: 2

Se la recomendaría a: todos los aficionados a la novela romántica, porque lo más probable es que les enamore Jamie… y sus pectorales.

Y a los que se hayan apuntado al Reto 2015: ¡15.000 páginas! Si te aficionas a esta saga, lo tienes casi hecho. Sólo las ocho novelas principales, traducidas al español, suman 7.344 páginas. Si le añades un relato más corto, The Scottish Prisoner y la guía The Outlandish Companion, ya tienes 1.168 páginas más. Y si además te da por leer las cuatro de Lord John traducidas, 1.824 páginas adicionales. En total, 10.336 páginas de una tacada.

Al resto de lectores, que ni se acerquen. De verdad, por mucho que la autora diga que “estas novelas son ficción histórica gruesa y grande, al estilo de James Clavell y James Michener”, no lo son, de verdad, creedme. Si aún así lo leéis, bajo vuestra propia responsabilidad, no digáis que no os he advertido. 

Otras críticas de la novela:

Empiezo no con una crítica, sino con un divertido juego de beberte una copa cada vez que el libro se hace reiterativo/cliché/absurdo… The Outlander Drinking Game. Hay un bonus dedicado a la serie Starz.



Como de costumbre, la ficha en FictionDB.

No hay otras novelas de Diana Gabaldon en el Desafío AAR. Afortunadamente para mí, porque no creo que fuera capaz de aguantar otra decepción de casi mil páginas. Pero los devotos de Forastera están de enhorabuena, porque la historia sigue y sigue… sin que se prevea un final para la saga en un futuro próximo.

En su página web habla de que está planeando el libro número 9 de la serie. También tiene como proyecto el segundo volumen de Outlandish companion, y ha dicho que escribirá una precuela de Outlander.

Las más apreciadas parecen ser estas cuatro:

-       Dragonfly in Amber / Atrapada en el tiempo (1992) Outlander, 2.
-       Voyager / Viajera (1994) Outlander, 3.
-       Drums of Autumn / Tambores de otoño (1996) Outlander, 4.
-       A Breath of Snow & Ashes / Viento y ceniza (2005) Outlander, 6.

Ediciones en España:

-       Forastera (1995) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Forastera (1998) Círculo de Lectores, S.A.
-       Forastera (1998) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Forastera (1999) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Forastera (2001) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Forastera (2002) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Forastera (2010) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.
-       Outlander: Anteriormente publicado como Forastera (2014) Publicaciones y Ediciones Salamandra, S.A.