miércoles, 29 de marzo de 2017

Crítica: “Here There Be Monsters”, de Meljean Brook



Una de piratas steampunk.
 
Berkley, agosto 2010
DATOS GENERALES

Título original: Here There Be Monsters
Subgénero: steampunk
Fecha de publicación original en inglés: agosto de 2010 (en la antología Burning Up); 2013 (independiente)
Parte de una serie: #0.5 de los Iron Seas

SIN TRADUCIR AL ESPAÑOL

SINOPSIS
Hace dos años, la herrera Ivy, desesperada por huir de Londres, compró un pasaje a cambio de pasar el viaje en la cama del capitán pirata, Mad Machen. Salvada en el último momento por un rival de él, Ivy ha logrado forjarse una nueva vida en Fool’s Cove…hasta que Mad Machen la encuentra, obligándola a aceptar un trabajo que creará un monstruo, y que la recuerda que aún le debe el precio del viaje…

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?

Estaría entre las historias buenas. Allá por el puesto mil y poco. En la encuesta anual de All About Romance, sus lectores la premiaron como mejor novela corta del año 2010. Toda la serie de los Iron Seas fue incluida en el Top 100 de las mejores novelas/series romántica que publicó NPR. Y en el blog de Rosario (Rosario’s Reading Journal) consiguió una calificación de A.

CRÍTICA
Os lo recuerdo. El mundo de los Iron Seas es un siglo XIX alternativo, steampunk. La horda mongola dominó toda Eurasia. Fueron demorados en su avance por algunas invenciones de Leonardo Da Vinci, al que veneran casi como un santo.
La isla de Gran Bretaña logró liberarse hace unos siete años gracias a The Iron Duke.
La retirada de la horda deja tras sí una sociedad que nunca podrá ser lo que era. Algunas cosas se mantienen, como los magníficos herreros especialmente adaptados para crear autómatas, mecanismos de relojería, prótesis excelentes,… Ivy pertenece al gremio del Herrero (el Blacksmith).
Una noche, la peor de sus pesadillas vuelve. Cree que han regresado los mongoles que dominaban los cuerpos y las emociones con sus torres y los nanoagentes. Ivy necesita largarse de Londres.
Así que va en busca del capitán Mad Machen (“Machen el Loco”), para que la saque de allí. Como no tiene mucho dinero, al final le ofrece su virginidad como precio del pasaje.
Sólo que, antes de embarcar, una intervención inesperada le ofrece otra vía de escape, y la aprovecha. Durante dos años se crea una vida en otro lugar, y cada vez escucha historias más horripilantes sobre la brutalidad y crueldad del capitán Mad Machen.
Así que no es de extrañar que cuando él aparece de repente en su refugio, Ivy corra desesperada. Pero la huida no es posible, y acabará en el barco del capitán. Y en su cama, claro.
Sólo que las cosas no son lo que parecen. En realidad, busca a Ivy por motivos diferentes a la venganza. Sin destripar mucho, y ya que lo dicen en la sinopsis: las habilidades de Ivy como herrera son necesarias para crear un monstruo marino.
Al final, todo tiene una explicación: por qué aquellos extraños entraron donde ella vivían, o las historias crueles sobre Mad Machen.
Este relato corto romántico es, francamente, muy entretenido. La ambientación es prodigiosa y consigue, con cuatro pinceladas, llevarte a un mundo totalmente diferente, el de los Iron Seas.
¿Los personajes? Atractivos.
Ivy creció en la crèche (guardería) en la época de la dominación mongola, por lo que no tuvo nunca experiencia con relaciones humanas estándares (en plan familia, pareja). Como todos los del Viejo Mundo, tiene que ir aprendiendo a construir una vida emocional. En su trabajo como herrera es, simplemente, magnífica.
El pirata  Mad Machen tiene un origen distinto, pues procede del Nuevo Mundo, aunque lo tiene cerrado para él al haber sido inoculado con nanoagentes. Tiene una fama malísima, pero es que en el mar la reputación lo es todo. Ha capturado barcos, sí, y ha matado a personas, también.
La parte erótica está muy lograda. ¡Qué tensión sexual! Y vaya manera más hot de resolverla.
Quizá lo más flojo, para mí, o lo que no funcionó del todo, es el enamoramiento de Ivy. Mad Machen en lo romántico no evoluciona mucho, está colado por Ivy desde el principio y sólo se trata de actuar con bastante prudencia a ver cómo puede conseguir que ella no lo considere un monstruo y pueda enamorarse de él, aunque no puede permitirse mostrar un punto débil.
Lo de Ivy, sin embargo, es otra cosa. Al principio, ella sabe que es un horrible pirata, pero confía en que sea su salida del país. Luego pasan dos años en los que lo único que sabe de él son historias de crueldad. Cuando se reencuentran, él la secuestra para llevarla de vuelta a la Gran Bretaña, y pretende que esté en su cama. Ivy recurre a su ingenio y a cierta honradez que percibe en él para evitar que la convierta en su querida.
Vale, la cosa acaba de manera muy dulce y sexy, que lo uno no quita lo otro. Pero no pude librarme de la incómoda sensación de que, al fin y al cabo, Ivy está privada de libertad, se la ha llevado a la fuerza, y claramente dice que no quiere tener sexo. No es que él la viole ni nada parecido, pero… No deja de ser, durante buena parte de la historia, una persona a la que se han llevado de su casa por la fuerza.
En conjunto, una historia excelente, a la que además el formato novella le va perfectamente, ya que le permite desarrollar lo suficiente la historia, con sus misterios, sin perderse en subtramas o personajes secundarios (aunque aquí Lady Corsair tiene su papel).
Se puede leer con independencia del resto de la serie Iron Seas, entre otras cosas porque es el primer relato que se publicó de este mundo. Con él presentaba la entonces nueva serie steampunk.
Es un buen ejemplo del estilo Meljean, para los que quieran darle una oportunidad.
Valoración personal: estupenda, 4
 
... Pero yo la lei sola, en Kindle.
Se la recomendaría a: todos los aficionados al steampunk romántico.

Otras críticas de la novela:
En The Book Smugglers hicieron una crítica explicando lo muchísimo que les gustó. Hace dos reflexiones que comparto: primero, que Meljean Brook es una de las mejores escritoras de romántica y que, por razones que son un misterio, es infravalorada y rara vez se ve que se hagan críticas de sus libros. Eso se escribió en 2010, en 2016 creo que ya no es así, aunque es verdad que por la calidad de su escritura debería ser considerada una de las grandes y sin embargo no está ni traducida al español.
La segunda, es que la escena final de la novella es una de las mejores escenas románticas que ella haya leído.
En Dear Author le dieron una B a toda la antología pero al relato concreto de Meljean Brook, una A-.
En el blog Under the Covers le dieron lo máximo, un 5.
Rosario (de Rosario’s Reading Journal) calificó este relato de A y dice que no le suelen gustar las historias cortas. Pero que esta no es sólo una buena historia corta, es una buena historia, punto.

Reflexión final
Me siento obligada a añadir –por si queda alguna duda- que Meljean Brook es una de las escritoras románticas con más talento que he leído. Tiene el fondo y la forma. Su estilo es cuidado, sus argumentos están bien trabados (nunca da puntada sin hilo) y sus personajes son tan complejos y reales que te crees de verdad que tienen que existir en algún sitio.
Sus héroes son sexis sin llegar a ser avasalladores. Y ellas son mujeres fuertes, hábiles, inteligentes, que no aguantan tonterías de nadie y saben encontrar soluciones a los problemas que se les plantean, sin necesidad de que venga el héroe al rescate.
Ya lo he dicho otra vez: esta serie de los Iron Seas, sería una de esas que yo editaría en tapa dura, novelas y relatos juntos y por su orden. Para guardar y releer con placer.
¿Cómo es que no está traducida al español? Misterios misteriosos. Es verdad que, como en el caso de Joanna Bourne, haría falta una traducción cuidada, con talento. El nivel de inglés es un poquito superior a la media. Son libros complejos, tanto por la forma en que cuentan la historia como en el mundo que consigue poner en pie. Y traer eso a otro idioma es algo que no se puede hacer de cualquier manera.
También es un género, el steampunk, que no veo en general muy analizado en nuestro país. Por lo que es posible que no venda mucho, no lo sé.
Creo que sería muy refrescante en un escenario tan mediocre como el que me parece ver en nuestras librerías. Sería un destello de calidad literaria entre tanta erótica de pacotilla, penosa chick lit a la española, enésima novela de vampiritos y regencias con más naftalina que el armario de mi abuela.
Pero bueno, como siempre, es sólo mi (cabreada) opinión.

lunes, 27 de marzo de 2017

Las mil mejores novelas románticas: 241-260






241 Courting Miss Hattie

Pamela Morsi, 1991, histórica.

Compartían toda una vida de amistad. Reed Tyler había trabajado en la granja de la señorita Hattie, a la que consideraba como una hermana. Su único sueño era hacerse con su propio trozo de tierra y vivir independiente, casándose con una jovencita. Hasta que la señorita Hattie tiene un pretendiente, entonces la idea se le hace insoportable y comparten un beso inolvidable.




242 Buenas vibraciones

Smooth Talking Stranger, Lisa Kleypas, 2009, Travis # 3, contemporánea.

Ella Varner aparece de repente en la vida de Jack Travis, acusándole de ser el padre de su sobrino. Más le vale responsabilizarse de la criatura. Jack le echa una ojeada al bebé y no queda particularmente impresionado: está seguro de que el niño no es suyo. Pero se demora un poco más con Ella, ella sí que llama su atención.

Crítica, aquí.



243 Lady Escándalo

My Lady Notorious, Jo Beverley, 1993, Mallorens & Friends (Malloren) #1, histórica / siglo XVIII.

El salteador de caminos no engaña a Cyn Malloren: no hay duda de que se trata de una mujer. Detrás de esos gestos de rufián se oculta la decidida lady Chastity Ware que se embarca en una aventura poco realista, todo por ayudar a su hermana y a su sobrino a escapar de una muerte más que probable. Travestismos diversos en plena época georgiana.

Crítica, aquí.



244 Odio en el paraíso

Slow Heat in Heaven, Sandra Brown, 1988, suspense.

Cash Boudreaux un enigmático cajún grosero, brutal, apasionado y sexy, le complica la vida a Schyler Crandall, de vuelta a casa después de seis años de ausencia. ¡Ah, Cash Boudreaux, uno de esos personajes inolvidables! Una historia tan húmeda y tórrida como los pantanos sureños. Mi favorita de Sandra Brown.




245 El despertar de una dama

A Lady Awakened, Cecilia Grant, 2011, Blackshear Family (Familia Blackshear) #1, histórica.

Con total frialdad y llevada más por sentido del deber que otra cosa, Martha Russell, recién enviudada, decide embarazarse para tener un heredero póstumo. El elegido como semental es Theo Mirkwood, su joven y mujeriego vecino. Pero una cosa es tener que quedarse encinta y otra muy diferente disfrutar de la experiencia. Un libro de esos con “buen mal sexo” inolvidable.

Crítica, aquí.



246 La mujer del guerrero

Warrior’s Woman, Johanna Lindsey, 1990, Ly-San-Ter Family (Ly-San-Ter) #1, ciencia ficción.

2139. Tedra De Arr deja su planeta Krystan en busca de ayuda para liberarlo de la brutalidad de sus invasores. Experta en el combate, aunque no así en el amor, la hermosa amazona vuela hacia un mundo donde los guerreros son los únicos soberanos. Allí caerá en los brazos del bárbaro Challen Ly San Ter. Una de ciencia ficción descacharrante, una especie de Conan el bárbaro galáctico.




247 A rose for Maggie

Kathleen Korbel [Eileen Dreyer], 1991, Silhouette Intimate Moments (SIM) – 396 / Silhouette Sensation (SEN) – 285, contemporánea.

Una de esas novelitas genéricas que se recuerdan años después. Los sueños de Allison Henley de tener una vida perfecta se rompen cuando tiene un niño con necesidades especiales y su marido la abandona. No confía en amar de nuevo o tener más hijos, pero entonces se cruza en su camino el escritor de libros infantiles Joe Burgett, sexy, guapo, compasivo y fuerte. Sólo que ella no le puede dar lo que más ansía él.




248 La novia de Sherbrooke

The Sherbrooke Bride, Catherine Coulter, 1992, Sherbrooke Brides (Novias de Sherbrooke) #1, Regencia.

Douglas Sherbrooke y Alexandra Chambers están hechos el uno para el otro, aunque en principio la elegida para esposa de Douglas será la hermana mayor de Alexandra. Pero una misión al servicio de su país obliga a Douglas a ausentarse durante un tiempo, y la boda debe celebrarse por poderes. En un enredo propio de Romancelandia, las cosas salen, ejem, de otra manera.
                



249 Después de la medianoche

Walking after Midnight, Karen Robards, 1995, suspense.

Summer McAfee está limpiando una funeraria a altas horas de la noche cuando, de repente, un hombre aparentemente asesinado vuelve a la vida y la coge como rehén. Así empieza un viaje alocado, huyendo de la policía, los asesinos y su complicado pasado.




250 Sed de amor

A Hunger Like No Other, Kresley Cole, 2006, Immortals After Dark (Los Inmortales de la Oscuridad) #1, paranormal.

El licántropo Lachlain MacRieve, encuentra a su compañera, la que le ha sido reservada desde hace siglos, y resulta que pertenece a la odiada raza de los vampiros. ¡Qué se le va a hacer! No le queda otra que secuestrarla y llevársela hasta Escocia. Emmaline Troy simplemente no se puede creer lo que la está pasando. Lo paranormal es así.

Crítica, aquí.



251 Dulces mentiras / Dulces engaños

Sweet Liar, Jude Deveraux, 1992, Montgomery / Taggart (Taggert 3) #6, contemporánea.

Samantha Elliot busca a su abuela, desaparecida de Louisville cuando ella era apenas una chiquilla. Para ello, viaja a Nueva York, donde conoce a Michael Taggert, guapetón y encantador. Él la ayudará a desentrañar los secretos familiares, confiando en poder llegar así al esquivo corazón de Samantha.




252 Prohibido

Forbidden, Elizabeth Lowell, 1993, Medieval #2, histórica.

Amber está obligada a llevar una vida solitaria dedicada a la sanación. Pero cuando conoce a Duncan de Maxwell, uno de los más poderosos guerreros de toda Inglaterra, se enamora irremisiblemente de él, con lo que está desafiando la profecía que la ha marcado desde su nacimiento.




253 Una mujer rebelde

Minx, Julia Quinn, 1996, Blydon #3, histórica / Regencia.

William Dunford ha heredado un título, inesperadamente, y con él una finca que, descubre con sorpresa, administra un “Henry” que en realidad es Henrietta Barrett, una mujer bella y tenaz que jamás se ha adaptado a las normas de la sociedad. La idea de Henrietta es mandar al dandi de vuelta a la ciudad cuanto antes, pero William tiene sus propios planes.




254 Sólo mía

Only Mine, Elizabeth Lowell, 1992, Only (Oeste) #2, histórica.

La perfecta dama inglesa Jessica Charteris ha decidido que o sea casa con Wolfe Lonetree, o no se casará con nadie. Así que lo fuerza a un matrimonio que él no desea. Wolfe impone como condición que vivirán en el salvaje Oeste de los Estados Unidos. En secreto, lo que espera es que las duras condiciones de vida la hagan regresar a Inglaterra. Qué poco conoce lo cabezota que puede ser esta dama.




255 Espléndida pasión

Splendid, Julia Quinn, 1995, Blydon #1, histórica.

Emma es una de esas señoritas aburridas de la alta sociedad que, para distraerse, sale a dar una vuelta vestida de criada. Así conoce al guapo duque Alex Ridgely, tan rebelde como ella. El aristócrata despierta en ella una pasión a la que debe resistirse, pues sabe que él es un mujeriego.




256 Inmortal ante la muerte

Immortal in death, J. D. Robb, 1996, Eve Dallas #3, futurista.

La teniente Eve Dallas tiene que investigar el asesinato de Pandora, una famosa modelo. Todo se complica cuando las pistas señalan a su amiga Mavis como el tercer vértice de un triángulo amoroso y la convierten en la principal sospechosa.




257 Reforming Lord Ragsdale

Carla Kelly, 1995, Regencia tradicional.

Emma Costello tiene una deuda de honor con uno de los lores menos honorables del reino, el infame Lord Ragsdale. Rico, pecaminoso, despiadado y guapo, ahora Emma decide pagarle la deuda haciendo de él el perfecto esposo para la perfecta Lady Clarissa Partridge. Tendrá que hacerle dejar la bebida, que rompa con su amante… y resistirse a sus miradas lujuriosas.




258 The Notorious Rake

Mary Balogh, 1992, Waite #3, Regencia tradicional.

Otro planteamiento de dama y libertino. Lord Edmund Waite es todo lo que Lady Mary Gregg desprecia: lascivo, burlón y de mala fama. Mary cree que está a salvo de sus avances puesto que es una chica normal y corriente, y él prefiere mujeres más juguetonas y bellas. Así que cuál no será su sorpresa cuando se ve convertida en el centro de los deseos de Lord Waite, y más todavía por su propia reacción ante sus insinuaciones.




259 By Arrangement

Madeline Hunter, 2000, Medieval #4, histórica.

Lady Christiana Fitzwaryn no estaba opuesta al matrimonio, pero exigía casarse cómo y cuándo ella dijera, y no como castigo a una indiscreción romántica. Y lo que no quería era un vulgar comerciante como David de Abyndon, algo muy alejado de su ideal más bien caballeresco. Lo que ocurre es que hay más en este matrimonio que lo que parece a simple vista.




260 El duque

Scoundrel, Elizabeth Elliott, 1996, Montague #2, histórica.

Lady Lillian Walters, una elegante aristócrata, interpreta perfectamente su papel de dama frívola de sociedad, mientras que, en realidad, es una pieza clave en la guerra contra Napoleón. Pero quiere terminar con la farsa cuando se cruza en su camino el duque de Remmington, el hombre del que está enamorada desde hace años.





Por si alguien siente irreprimibles ganas de compartir algo:

¿Habéis leído alguna, todas, ninguna?
¿Está vuestra novela favorita en este tramo de la lista?
¿Y una que no os gustase nada?
¿Creéis que alguno de estos títulos no debería estar aquí porque no os parece novela romántica?

Como siempre si hay algún error, agradezco que se indique.